Categorías
Negocios Titulares

Ant de Jack Ma, amenaza para Visa y Mastercard en China

Shanghai, China. 28 enero, 2020. Visa, Mastercard y American Express están a punto de ingresar a China por primera vez, y una de sus mayores amenazas competitivas vendrá de una compañía que no emite tarjetas de crédito.

Ant Financial, de Jack Ma, que ya es el mayor actor en el mercado de pagos de US$ 27 billones de China, está aprovechando su omnipresente aplicación móvil Alipay para organizar una rápida expansión en los préstamos al consumidor. Las compañías locales lideran la industria de pagos digitales en China: Alipay, de Ant Financial, el brazo financiero de Alibaba, es el más popular; seguido de WeChat Pay, QQ Wallet y Baidu Wallet.

El año pasado, PayPal se convirtió en la primera compañía extranjera en obtener una licencia de pagos móviles en China, después de que la industria de servicios financieros de ese país se abrió a empresas extranjeras.

Ahora lo harían también Visa y Mastercard, que se encuentran entre las compañías extranjeras que querían una licencia y no la habían logrado.

Tanto PayPal como las históricas compañías de tarjetas buscan expandirse al mercado de pagos móviles en Asia, en pleno crecimiento, a medida que el crecimiento se desacelera en los Estados Unidos y Europa.

En lugar de emitir tarjetas, Ant permite a los clientes pedir prestado con unos pocos toques en sus teléfonos inteligentes. Los préstamos son muy populares entre el masivo grupo chino de compradores expertos en dispositivos móviles, que a menudo carecen de historia crediticia formal pero generan suficientes datos financieros a través de Alipay para que Ant tome decisiones informadas sobre la posibilidad de que incumplan el pago. Los préstamos de consumo pendientes de la compañía podrían aumentar a casi 2 billones de yuanes (US$ 290.000 millones) para 2021, según analistas de Goldman Sachs Group Inc., más del triple del nivel hace dos años.

“El negocio de préstamos al consumidor ha crecido a una velocidad vertiginosa, pero hay muchos usuarios sin explorar”, comentó Huang Hao, presidente de las operaciones de finanzas digitales de Ant.

Los jóvenes consumidores chinos prefieren los préstamos en línea a las tarjetas de crédito.

El avance de Ant en el mercado chino de 10 billones de yuanes (US$ 1,44 billones) para préstamos de consumo a corto plazo lo convertirá en un desafío aún más formidable para las compañías de tarjetas de EE.UU., que están contando con la segunda economía más grande del mundo como fuente de crecimiento a largo plazo.

china medios de pago digitales

Muchos consumidores y empresas chinos están abandonando las tarjetas de crédito pues Ant y su principal competidor Tencent Holdings Ltd. hacen que el gasto, los préstamos y las inversiones vía sus aplicaciones sean cada vez más amigables para el usuario. En una encuesta de Nielsen a más de 3.000 chinos nacidos después de 1990, cerca de 61% dijo que usaba crédito de consumo en línea, mientras que solo 45,5% tenía una tarjeta de crédito.

“Para las compañías de tarjetas de crédito que vienen a China, el mayor desafío es cómo atraer a la gente”, dijo Zennon Kapron, director gerente de la consultora Kapronasia, con sede en Singapur. “Muchos millennials chinos prefieren lo digital, están acostumbrados a usar Alipay como principal plataforma para pagos, préstamos y gestión de patrimonio”.

Parece que los gigantes de las tarjetas continuarán con sus planes en China a pesar de los vientos en contra. La solicitud de AmEx para iniciar un negocio de procesamiento de tarjetas bancarias ha sido aceptada por el banco central del país, mientras que Mastercard calificó a China de mercado “vital” y Visa dijo que está trabajando estrechamente con los reguladores para obtener una licencia.

En respuesta a las preguntas de Bloomberg sobre la amenaza que representa Ant, Visa dijo que ve un potencial significativo para apoyar el crecimiento y la evolución de los pagos digitales en China y se está acercando al mercado con un enfoque a largo plazo. Mastercard dijo que continuaría trabajando con los reguladores para avanzar en su aplicación y está comprometido a largo plazo. AmEx declinó hacer comentarios.

Ant, una filial de Alibaba Group Holding Ltd., comenzó su negocio de crédito al consumidor en 2015. Sus préstamos tienden a ser pequeños: la mitad de los usuarios del servicio Ant’s Huabei (traducción: “solo gastar”) piden prestado menos de US$ 290 y generalmente lo devuelven en unos meses.

La compañía con sede en Hangzhou, que se negó a revelar el valor de sus préstamos pendientes, mantiene las morosidades bajo control al hacer uso de una gran cantidad de datos acumulados por Alipay y Alibaba.

Muchos clientes han estado utilizando las plataformas de pagos y comercio electrónico durante años, entregando detalles de tarjetas de identificación, direcciones y hábitos de gasto. Una vez que Ant otorga un préstamo, puede rastrear cómo se gasta el dinero a través de Alipay. El resultado es un índice de morosidad cercano a 1%, por debajo del 1,24% promedio nacional para tarjetas de crédito.

Ant mantiene algunos de los préstamos en su propio balance y cobra tasas de interés que oscilan entre 5% y 18%, según Huang. Pero la mayoría se transfiere a los bancos y otras instituciones financieras por una tarifa.

Ant domina, ya que cerca de 55% de los jóvenes chinos encuestados utilizaban el servicio de préstamos de Ant.

El riesgo para Visa, Mastercard y AmEx es que una gran cantidad de consumidores y empresas chinos consideren que las tarjetas de crédito están obsoletas. Alrededor de 60% de los prestatarios en la plataforma Huabei de Ant no tienen una, y muchos comerciantes más pequeños no aceptan tarjetas porque consideran que es más barato y más fácil usar Alipay o WePay de Tencent. El primero, con más de 900 millones de usuarios, es el proveedor de pagos preferido de Alibaba.

Categorías
Infonews Titulares

Visa adquiere a la Fintech Plaid por US$ 5.300 millones

San Francisco, EE.UU. 24 enero, 2020. Visa anunció que adquirirá Plaid, una startup que conecta aplicaciones de pago como Venmo y Square Cash a las cuentas bancarias de los usuarios para transferir fondos por US$ 5.300 millones. Eso significa que el valor de Plaid se duplicó en un año. La compañía de San Francisco, de ocho años de edad, recaudó fondos por última vez hace un año con una valoración de US$ 2.650 millones. En 2019, Plaid duplicó su número de clientes hasta alcanzar los 2.600, y se expandió más allá de los EE.UU. al Reino Unido, España, Francia e Irlanda.

Visa, con su valor de mercado de US$ 420.000 millones y US$ 23.000 millones en ingresos el año pasado, no está comprando Plaid por su potencial de ingresos. Los ingresos de Plaid en 2019 fueron entre U$ 100 y US$ 200 millones. Suponiendo que fueron US$ 150 millones, Visa estaría pagando un precio altísimo de 35 veces las ventas, uno de los mayores múltiplos de precio de venta en la historia reciente para una empresa privada.

Las principales razones de Visa para comprar Plaid son dos. En primer lugar, Plaid trabaja con la gran mayoría de las mayores aplicaciones de fintech en los EE.UU., incluyendo Venmo, Square Cash, Chime, Acorns, Robinhood, y Coinbase. Con la adquisición, Visa tiene acceso a una importante base de clientes a los que puede vender servicios de pago adicionales. En segundo lugar, Visa cuenta con una red mundial que no tiene paralelo en tecnología financiera, con millones de clientes en 200 países. Esto facilitará a Visa la internacionalización de Plaid.

Zach Perret, 32 años, seguirá como CEO de Plaid. Perret, William Hockey (cofundador de Plaid) y los dos banqueros de Goldman Sachs que participan en el acuerdo, Brandon Watkins y Troy Wickett, fueron miembros de la lista Forbes 30 Under 30.

Los clientes de Plaid, como los de Stripe, la empresa de pagos valorada en US$ 35.000 millones, son ingenieros de fintech, por lo que Perret ve la adquisición como una validación de su creciente importancia en los servicios financieros. “Nuestra misión es encontrar personas que estén creando innovación dentro de las empresas”, dice Perret.

Perret y Hockey se conocieron mientras trabajaban como consultores para Bain & Co. Empezaron a incubar la idea de conectar más fácilmente las aplicaciones a las cuentas bancarias en 2012 mientras vivían en Nueva York. Una vez que la idea empezó a despegar y necesitaron más empleados y financiamiento, se trasladaron a Silicon Valley, la capital tecnológica.

Plaid tiene ahora más de 200 millones de cuentas vinculadas en su plataforma, según una presentación a inversionistas. Alrededor del 25% de las personas con cuentas bancarias en los Estados Unidos han utilizado Plaid para conectarse a las aproximadamente 11.000 instituciones financieras con las que trabaja. La compra de Visa ayudará al procesador de pagos – que conecta en gran medida a los bancos y comerciantes – a vincular también a los bancos con las startups financieras que ahora tienen millones de clientes.

Pero la idea no fue siempre popular entre los inversionistas.

Docenas de capitalistas de riesgo despreciaron a los fundadores de Plaid. El dinero era tan escaso que Hockey dormía en el sofá de un amigo mientras Perret se mudaba con una novia. Finalmente obtuvieron el sí de Spark Capital, lo que llevó a la primera gran ronda de financiamiento de Plaid.

Aunque los porcentajes de la participación del dúo en Plaid no ha sido revelado, probablemente cosecharán cientos de millones de dólares -por lo menos- por la venta, que las compañías esperan que se complete dentro de tres a seis meses. El acuerdo – la mayoría en efectivo – hace que Hockey y Perret estén entre los fundadores de Fintech más exitosos en Silicon Valley.