Categorías
Destacados Infonews Titulares

En Argentina utilizan Blockchain para certificar el origen de derivados vitivinícolas

Mendoza, Argentina. 28 agosto, 2019. En la provincia de Mendoza la empresa Dervinsa (Derivados Vínicos SA) se convirtió en la primera en su rubro en usar Blockchain para certificar la calidad de productos, de la mano de la empresa argentina-mexicana OsCity. La plataforma mexicana-argentina se destaca por ofrecer servicios digitales de software para fomentar un futuro urbano más sostenible.

Este caso piloto permitirá a sus clientes o terceros certificar que sus productos han superado las pruebas de rendimiento y control de calidad, y cumplen con los criterios de calificación de una manera segura y confiable.

Derivados Vínicos SA, ubicada en Palmira, recicla anualmente más de 200.000 toneladas de residuos de la industria vitivinícola y los transforma en productos de origen 100%. Con un perfil netamente sustentable y ecológico, en la constante búsqueda por innovar y prestar un mejor servicio, la empresa aplicó el sistema Blockchain a sus productos convirtiéndola en la primera compañía de su rubro a nivel mundial en otorgar una certificación que garantiza que su Ácido Tartárico es 100% natural. Estos productos se elaboran a partir de los residuos resultantes del proceso enológico (de producción de vino) provenientes de 650 bodegas de Argentina.

De esta manera, Derivados Vínicos, al aplicar este sistema, apunta a brindar confianza en la trazabilidad de sus productos garantizando su origen natural: particularmente, el Acido Tartárico (AT) está elaborado a partir del tartrato de calcio (TCa) extraído de la uva. Por lo tanto, no contiene productos de orígenes sintéticos (benceno) o genéticamente modificados (GMO). Esta empresa analiza toda su producción de TCa y AT en un laboratorio independiente en Francia (Laboratoire Faure), que actualmente tiene la tecnología adecuada para su realización.

Cabe destacar que la compañía quiere aplicar también Blockchain para otros productos tales como el aceite de pepita de uva, alcohol vínico y aguardientes para asegurar que no estén adulterados y provengan totalmente del origen especificado.