Categorías
InfoWeek TV Innovación

Yona la robot que escribe canciones y canta

Londres, Inglaterra. 28 noviembre, 2019. Presentamos a Yona. Le encanta leer a Margaret Atwood y artículos sobre la vida de los adolescentes y en su nuevo tema canta sobre la soledad y las relaciones.

Si esto suena un poco a guión, es porque lo es: Yona no es humana.

Yona fue creada por la compañía londinense Auxuman y entrenada usando IA (inteligencia artificial), se alimenta con música y literatura, y aprende de las reacciones a su música publicada en Internet.

Auxuman, que fue cofundada por Ash Koosha, Isabella Winthrop y Negar Shaghaghi, fabrica personajes basados en IA y los licencia para entretenimiento, branding o actuaciones en vivo. Junto con Yona, Auxuman también creó Mony, Zoya, Hexe y Géminis, cada uno con sus propias características.

“La pregunta para mí siempre fue cómo componer una pieza musical muy intrigante, completa y compleja usando sólo un computador”, dijo Koosha.

La inteligencia artificial está siendo utilizada por la industria musical para inventar nuevas herramientas y sonidos o, en el caso de Auxuman, músicos completamente nuevos.

Uno de los primeros grandes proyectos fue lanzado hace varios años por el CSL Research Lab de Sony en París, que desarrolló un sistema llamado FlowMachines que aprende estilos musicales a partir de una gran base de datos de canciones.

El compositor francés Benoît Carré, que trabajó con los investigadores de Sony, alimentó a la máquina con 470 melodías de Jazz desde la década de 1930 hasta la década de 1960. El resultado final fue su primera canción generada por AI, lanzada en 2016: “The Ballad of the Shadow”.

Carré sigue trabajando con el investigador Francois Pachet, que desde entonces se trasladó a Spotify Technology, donde dirige su laboratorio de investigación Creator Technology. Crearon otras herramientas de IA que Carré ha utilizado en su último álbum titulado “American Folk Songs”, publicado en octubre.

En la empresa luxemburguesa Aiva Technologies, su CEO Pierre Barreau le enseña a un algoritmo a aprender patrones musicales basados en 30.000 partituras de Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart y otros. El programa de Aiva ayuda a los compositores a crear nueva música que se utiliza como fondo en películas y comerciales, o en eventos corporativos.

Barreau y su equipo entrenaron recientemente a Aiva en composiciones del compositor checo Antonin Dvorak. La máquina sugirió un potencial final para una sinfonía inconclusa de Dvorak, que fue interpretada por primera vez por la Orquesta Filarmónica de Praga en noviembre.

A pesar de los avances, la industria de la música aún está lejos de ser sobrepasada por canciones generadas por Inteligencia Artificial, según el crítico musical Anthony Fantano, y presentador del canal de YouTube The Needle Drop.

Los humanos siempre querrán ser capaces de tocar música como un desahogo, dijo Fantano, y muchos todavía miran a la música como una forma de relacionarse con las dificultades evocadas por el artista.

“Eso no se puede recrear simplemente con IA”, dijo.