Categorías
Columnas

Chile necesita nuevos medios de pago más seguros y libres de contacto

Santiago, Chile. 22 febrero, 2021. Cada día son más las brechas y casos de fraude bancario que afectan a las personas. Producto de esto, se ha potenciado la evolución de diversas tecnologías para encontrar métodos efectivos y seguros que permitan reducir o incluso detener las vulnerabilidades.

Sin lugar a dudas, en la actualidad el uso de tarjetas, bien sea de débito o crédito, es la vía de transacción más popular, pero todavía surgen dudas sobre cómo operar de manera segura en el entorno digital y físico con ellas.

Datos de la CMF (Comisión para el Mercado Financiero) aseguran que Chile es el país con el mayor nivel de bancarización de Latinoamérica, con un 73% de su población con actividad en la banca, y un total de 12.400.000 tarjetas de crédito vigentes.

Sin embargo, un sondeo realizado por Focus AGF reflejó que, a la hora de autoevaluarse en cuanto a conocimientos financieros, los chilenos se ponen una nota promedio de 4,2, en una escala del 1 al 7. Además, más del 50% se califica con una nota menor o igual a 4 y solo un 20% con notas 6 y 7.

A pesar de que existe una cierta tranquilidad tecnológica gracias a las soluciones de ciberseguridad que muchas compañías y personas implementan en sus dispositivos y procesos, hoy es muy fácil que engañen a alguien ya que no existe un control directo de la información que las personas entregan. La importancia de educarse se transforma en algo esencial a la hora de hacer uso de los métodos de pago existentes.

Por esto, es fundamental implementar políticas de seguridad masiva, realizando pagos a través de medios reconocidos para así evitar fraudes. Uno de estos mecanismos es el uso de tokens de seguridad, que permite la validación de una transacción de manera segura, con métodos como tarjetas de coordenadas o dispositivos que generan un código que cambia cada vez que se usa.

El llamado token es único y solo puede usarse dentro de la plataforma o dispositivo para el que se ha generado. Este sistema logra fusionar el mundo real en el espacio digital en un mismo momento para facilitar su manejo y aumentar la seguridad.

Innovando la industria financiera chilena: un método de pago a la vez

A través de los años hemos podido observar cómo la tecnología y la digitalización ganan más terreno en diferentes áreas y aspectos de la vida. Sin embargo, el actual escenario mundial -pandemia- nos obligó a acelerar todos los procesos a un ritmo sin precedentes.

Lo cierto es que la pandemia nos enfrentó a nuevas realidades y hábitos de consumo, trabajo y vida. Uno de estos cambios sin duda es el auge de los medios de pago digitales. Bien sea por seguridad o comodidad esta opción llegó para quedarse y evolucionará de manera rápida en la industria financiera.

En condiciones normales, cada día eran menos las personas que contaban con dinero en efectivo en su billetera. Y es que, a pesar que aún no se implementan de manera masiva, algunas tiendas cuentan con métodos de pago digital y sin contacto.

Grandes tiendas e instituciones como el retail, farmacias, restaurantes, centros educativos, entre otros, cuentan con el sistema más común que es el pago con tarjetas de débito o crédito sin contacto. Pero otras compañías, como cafeterías internacionales o distribuidoras de combustible, ya cuentan con billeteras digitales que permiten realizar el pago desde el dispositivo del cliente.

Ciertamente, el ecosistema financiero en el país ha ido evolucionando desde hace algunos años con el objetivo de entregar mejores servicios a sus clientes. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer.

En algunos países se están probando o implementando nuevas formas de pago. Una de ellas es la pulsera cashless, un método incipiente en Chile, que se basa en dispositivos que funcionan como billeteras electrónicas. Asimismo, la auténtica revolución en este campo son los pagos mediante herramientas de identificación biométricas: el rostro, huella dactilar o el iris.

De hecho, en Brasil se está probando la autenticación con reconocimiento facial como una nueva forma de pago. Asimismo, el banco BBVA en España se encuentra desarrollando métodos de pago basados en tecnologías biométricas para hacer ‘invisible’ el momento del pago en comercios y ha empezado a utilizarlos en las cafeterías y restaurantes de Ciudad BBVA.

Ciertamente, el abanico de posibilidades que entregan las nuevas tecnologías es mucho más amplio que antes, y la idea es que permitan que la relación entre los clientes y el comercio ofrezca formas de pago más seguras, entregando soluciones que aseguren que esta relación sea fluida, flexible, dinámica, multicanal y que abarque varias formas de pagar.

Categorías
Columnas

Tendencias regionales en medios de pagos

Santiago, Chile. 26 junio, 2019. Nuevamente se han producido fraudes de tarjetas bancarias. Una, efectuada en el extranjero de la misma forma que el año 2018 (filtración de números). La otra, un asunto de seguridad informática básica y no de ciberseguridad, que se define como la protección de activos de información a través del tratamiento de amenazas que ponen en riesgo la información que es procesada, almacenada y transportada por los sistemas de información interconectados.

Los bancos y los organismos reguladores ya saben las lecciones, pero falta que inviertan en mayor seguridad para sus clientes, especialmente los que administran las cuentas rut.

Algunas innovaciones Fintech están desafiando los fundamentos de los medios de pago, debido a que surgen nuevas formas de realizar pagos y de tener valores como los criptoactivos. Se crean así plataformas mediante las cuales se realizan transacciones e intercambio de fondos y activos (tanto tradicionales como virtuales) entre pares, lo que puede tener una incidencia en el rol de las entidades que se dedican a la intermediación financiera. Respecto a tarjetas, son conocidos los avances de chip, lectores contactless y huella digital, pero el ideal sería que estas tecnologías fueran más veloces y efectivas, junto a la educación de clientes y usuarios en materia de seguridad, ya que los ciberdelincuentes van un paso adelante siempre.

El comportamiento de los medios de pago tradicionales como el efectivo, las tarjetas de débito y crédito, las transferencias interbancarias y los cheques muestran diferencias en los distintos mercados de la región. Según el estudio de Minsait, el uso del efectivo no ha parado de crecer y lo ha hecho a un ritmo del 7% en el último año a nivel regional (Latinoamérica). Sin embargo, en Brasil y Chile los medios electrónicos superan a los medios en papel, mientras que en Colombia es el país donde mayor margen de mejora tienen los medios electrónicos, ya que existe un fuerte arraigo al efectivo.

De igual forma, el pago con tarjetas ha venido creciendo de manera sostenida en esta zona del planeta y el número de operaciones representa el 78,6% del total, mientras las transferencias electrónicas son el segundo medio de pago más utilizado, con un 17% y los cheques ocupan el tercer lugar con el 9,7% de las operaciones.

Es también en esta región, específicamente entre los años 2016 y 2017, donde más personas están fuera de la economía informal y mejoraron su nivel de ingreso. Se registra un aumento de las operaciones de pago con tarjeta. En Chile subió 20,4%, en México 14,7% y en Brasil 12,8%, incluyendo débito y crédito. A nivel global, Corea del Sur ya no usa monedas, Dinamarca y Suecia son pioneros en la reducción de pago con moneda tangible y Estocolmo apunta a convertirse en una sociedad sin efectivo para 2030.

Por otra parte, el pago móvil HCE (Host Card Emulation), que es una representación virtual y exacta de una tarjeta inteligente, se sigue extendiendo en algunos mercados latinoamericanos de la mano de Google Pay, Apple Pay y Samsung Pay, que ofrecen este servicio asociado a los dispositivos móviles. A eso se suma el blockchain, que ya cuenta con algunas soluciones aplicadas, especialmente en transferencias internacionales de dinero y en soluciones para la autenticación de la identidad.

Categorías
Infonews Titulares

Los medios de pago liderarán la economía del dato

Minsait - Indra - Informe Medios De Pago

 

  • La filial Minsait de Indra muestra cómo los modelos Data Driven y la economía digital cambiarán el modo de hacer transacciones en los próximos años.
  • Las grandes tendencias que marcarán 2019 pasan por actuaciones en torno al Open Banking e iniciativas en el ámbito de dinero electrónico, la “segunda vida” del pago QR, las billeteras digitales y los pagos inmediatos.
  • Según el informe, Chile es el país de la región con el mayor porcentaje de población internauta bancarizada.
  • El porcentaje de chilenos que utiliza métodos de pago electrónicos en sus gastos mensuales ya es superior a los que utilizan los pagos en papel y un 53,1% cedería sus datos financieros a empresas de tecnología a cambio de algún incentivo.

Santiago, Chile. 5 febrero, 2019. Los medios de pago están llamados a liderar la economía basada en el dato en los próximos años, según muestra el Informe de Tendencias de Medios de Pago 2018 presentado por Minsait, una compañía de Indra. “Aunque todo negocio está llamado a convertirse en una Data Driven Company (DDC), el de los pagos ha sido pionero en adoptar un enfoque basado en datos, ya sea por cumplimiento normativo, por impulso innovador o por competencia del mercado”, afirman desde Minsait.

El informe señala dos líneas de soluciones de distinta naturaleza que marcarán 2019. Por un lado, un grupo capitaneado por el resurgir de los códigos QR y el cash-back. Por otro, un conjunto de iniciativas en torno a las billeteras digitales, pagos inmediatos, dinero electrónico y pilotos sobre identidad digital basados en Blockchain.

Estas tendencias aportan información de valor -base de la economía digital-, que contribuirá a impulsar la transición hacia la economía del dato, un modelo de negocio que se basa en la exploración y explotación de las estructuras de datos existentes (tradicionales y nuevas) a través de tecnologías disruptivas, como Big Data o Data Science, para identificar nuevas oportunidades de generación de valor, productos y servicios, según destaca Minsait, la compañía que agrupa los negocios de consultoría en transformación digital y de tecnologías de la información dentro de Indra.

El informe muestra las líneas futuras del mercado y la evolución en cifras de la serie histórica. El estudio ha sido realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y ha contado con las opiniones de numerosos directivos del sector bancario y clientes bancarizados de Latinoamérica, España y Portugal. El informe está disponible en https://www.minsait.com/es/tendencias-en-medios-de-pago-2018.

El estudio muestra que, en el ámbito de los medios de pago, la innovación impulsada por los nuevos agentes de la industria y la regulación han motivado a los PSP (Payment Service Provider) tradicionales a constituirse en nuevas propuestas de valor para los clientes. Si bien en algunos casos están comenzando a definir el perímetro de los datos que atesoran, en otros ya se encuentran muy avanzados en innovaciones cercanas al concepto Open Banking.

Asimismo, se confirma el “renacimiento” de los códigos QR, que, según señalan los expertos, ya están siendo utilizados de manera masiva en muchos países debido a que resuelve carencias de infraestructura y conectividad.

Según revela el Informe de Minsait, los cambios regulatorios que se han llevado a cabo en los países analizados, y en el caso chileno, la nueva ley que autoriza la emisión y operación de medios de pago con provisión de fondos a entidades no bancarias, y la liberación del mercado de la adquirencia, impulsarán durante este 2019 la irrupción de nuevos actores y el desarrollo de innovadores modelos de negocio en el ámbito digital para crear valor a partir de los datos.

El documento destaca que se está intensificando la asociación de entidades bancarias con Fintech especializadas en la provisión de financiación al consumo, así como con gigantes procedentes del mercado asiático.

Por su parte, el crecimiento imparable del comercio electrónico en todos los países actúa también como un gran elemento dinamizador de la transformación digital, ya que llevará hacia nuevas formas de banca online y a la necesaria omnicanalidad en los pagos. Las tarjetas de crédito o débito siguen siendo el vehículo de compra por excelencia en la red.

Situación y tendencias más destacadas en Chile

En relación a Chile, el informe revela que es el país de la región donde los medios de pago electrónico ya se han impuesto a los de papel. Es así como durante el último mes, un 90,1% de los chilenos utilizaron medios electrónicos, mientras los que utilizaron sistemas de pago basados en papel fueron 87,6%.

Según el estudio, la población nacional internauta que está bancarizada es, junto a la argentina, la que mayor número de tarjetas tiene, registrándose una media de 3,5 por persona. Un 94% de los chilenos usuarios de internet disponen de una tarjeta de débito y un 68% de crédito. Además, 3 de cada 10 chilenos dispone de una tarjeta de prepago o de cajero.

Destaca también que el 32,3% de los chilenos internautas que tienen cuenta bancaria ha utilizado apps de pago en comercios durante los últimos 30 días, mientras que el 67,7% restante no lo ha hecho principalmente porque prefiere otro medio -en particular la tarjeta- o bien porque aún mantiene cierta desconfianza.

En relación a la tasa de compradores online entre los internautas, un 94,6% ha comprado online alguna vez, y 4 de cada 10 lo hace al menos una vez al mes.

Por otro lado, sobre la actitud hacia la compra online, un 53,1% de los chilenos bancarizados que suelen navegar por internet estaría dispuesto a ceder sus datos a empresas de tecnología a cambio de algún beneficio. El incentivo que más incita a ceder sus datos son ofertas más precisas y personalizadas de productos financieros como hipotecas, préstamos o cuentas de ahorro.