Categorías
Móvil Titulares

Huawei supera a Samsung por primera vez en el mercado mundial de smartphones

Londres, Inglaterra. 30 julio, 2020. Huawei envió más teléfonos inteligentes en todo el mundo que cualquier otro proveedor por primera vez en el segundo trimestre de 2020. Es el primer trimestre en nueve años en que una compañía que no sea Samsung o Apple ha liderado el mercado. Huawei envió 55,8 millones de dispositivos, un 5% menos que en el año anterior. Pero el segundo lugar, Samsung, envió 53,7 millones de smartphones, un 30% menos que en el segundo trimestre de 2019.

Huawei supera a Samsung por primera vez en el mercado mundial de smartphones

Huawei sigue sujeta a las restricciones del gobierno de EE.UU., que han perjudicado su negocio fuera de China continental. Sus envíos al extranjero cayeron un 27% en el segundo trimestre. Pero ha crecido para dominar su mercado doméstico, aumentando sus envíos a China en un 8% en el segundo trimestre, vendiendo más del 70% de sus smartphones en China continental. China es la que más ha salido fortalecida de la pandemia de coronavirus, con fábricas que han vuelto a abrir, un desarrollo económico continuo y un estricto control de los nuevos brotes.

“Este es un resultado notable que pocas personas habrían predicho hace un año”, dijo el analista senior de Canalys, Ben Stanton. “Si no fuera por el COVID-19, no habría sucedido. Huawei ha aprovechado al máximo la recuperación económica china para reavivar su negocio de teléfonos inteligentes. Samsung tiene una presencia muy pequeña en China, con menos del 1% de la participación de mercado, y ha visto sus mercados principales, como Brasil, India, Estados Unidos y Europa, devastados por los brotes y los cierres posteriores”.

“Ocupar el primer lugar es muy importante para Huawei”, dijo el analista de Canalys Mo Jia. “Está desesperada por mostrar la fuerza de su marca a los consumidores nacionales, proveedores de componentes y desarrolladores. Necesita convencerlos de que inviertan, y difundir el mensaje de su éxito a lo largo y ancho de los próximos meses. Pero será difícil para Huawei mantener su liderazgo a largo plazo. Sus principales socios de canal en regiones clave, como Europa, se muestran cada vez más cautelosos a la hora de ofrecer dispositivos Huawei, de adoptar menos modelos y de introducir nuevas marcas para reducir el riesgo. La fuerza de China por sí sola no será suficiente para mantener a Huawei en la cima una vez que la economía mundial comience a recuperarse”.

Categorías
Destacados Infonews Titulares

Las 10 mega tendencias de Huawei para 2025

  • Además de los estándares que actualmente determinan cómo vivimos y trabajamos, este informe predice las tendencias tecnológicas hasta 2025, que incluyen cobertura 5G, implementación de IA, adopción de robots domésticos y tasas de uso de asistentes inteligentes.

Shenzhen, China. 8 agosto, 2019. Huawei lanzó hoy su informe Global Industry Vision (GIV), continuando con sus predicciones para la tecnología y el desarrollo de la industria hasta 2025.

A partir de los datos cuantitativos de la compañía y los casos de uso en el mundo real de cómo la tecnología inteligente está impregnando cada industria, el informe de este año identifica 10 mega tendencias que actualmente determinan cómo vivimos y trabajamos. También predice las tendencias tecnológicas hasta el año 2025, que incluyen cobertura 5G, implementación de IA, adopción de robots domésticos y tasas de uso de asistentes inteligentes.

Las 10 tendencias y ejemplos de las predicciones clave de GIV para 2025 son las siguientes:

1. Viviendo con Bots (robots capaces de imitar el comportamiento humano): Los avances demuestran que la inteligencia artificial perceptiva y las tecnologías de red están impulsando la adopción de la robótica en una amplia variedad de escenarios domésticos y personales. GIV predice una tasa de penetración global del 14% de los robots domésticos.

2. Super Visión: La convergencia de 5G, VR/AR (realidad virtual y aumentada), aprendizaje automático y otras tecnologías emergentes nos permitirán ampliar nuestra visión más allá de la distancia, la distorsión, la superficie y la historia, abriendo nuevas perspectivas para las personas, los negocios y la cultura. Según GIV, el porcentaje de compañías que usan VR/AR aumentará al 10%.

3. Búsqueda cero: A medida que los dispositivos basados ​​en datos y equipados con sensores comiencen a anticipar nuestras necesidades, será la información la que nos encuentre a nosotros. Las búsquedas futuras estarán libres de botones, las redes sociales personales se crearán sin esfuerzo y la industria se beneficiará del “mantenimiento de búsqueda cero”. GIV predice que el 90% de los propietarios de dispositivos inteligentes utilizarán asistentes personales inteligentes.

4. Calles a medida: Los sistemas de transporte inteligentes conectarán a las personas con los vehículos y la infraestructura, creando cero congestión, y permitiendo respuestas rápidas de emergencia y otras funciones que harán la vida más fácil. Según GIV, el 15% de los vehículos tendrán tecnología de vehículo celular para todo.

5. Trabajar con Bots: Transformando muchas industrias, la automatización inteligente asumirá tareas más peligrosas, repetitivas y de alta precisión, lo que beneficiará a la seguridad y la productividad. GIV predice que habrá 103 robots en la industria por cada 10.000 empleados.

6. Creatividad aumentada: La inteligencia artificial (IA) en la nube reducirá el costo y la barrera de entrada a la experimentación científica, la innovación y el arte, abriendo una mina de oro en cuanto a un potencial creativo que está disponible para todos. GIV predice que el 97% de las grandes empresas habrán desplegado IA.

7. Comunicación sin fricción: La inteligencia artificial y el análisis de Big Data crearán una comunicación fluida entre empresas y clientes, y romperán las barreras del idioma. La precisión, la comprensión y la confianza respaldarán las comunicaciones del mañana. GIV predice que las empresas utilizarán completamente el 86% de los datos que ellas mismas producen.

8. Economía simbiótica: Las empresas de todo el planeta están adoptando tecnología digital y aplicaciones inteligentes en plataformas de acceso unificado, lo que significa una mayor colaboración, intercambio de recursos, ecosistemas globales más fuertes y una mayor productividad. GIV predice que todas las empresas en todo el mundo utilizarán tecnología en la nube, y que el 85% de las aplicaciones comerciales estarán basadas en la nube.

9. Lanzamiento rápido de 5G: 5G está aquí, y ha llegado mucho más rápido que cualquier generación inalámbrica anterior: el potencial para las personas, las empresas y la sociedad es enorme. GIV predice que el 58% de la población mundial tendrá acceso a 5G.

10. Gobernanza digital global: los avances en tecnología digital deben equilibrarse mediante estándares y principios de datos compartidos para el uso de datos. GIV predice que el volumen anual de datos globales alcanzará 180 ZB (1 ZB = 1 billón de GB).

Según el director de marketing de Huawei ICT Infrastructure, Kevin Zhang, “la exploración humana nunca se detendrá. Debemos fijar nuestra mirada más allá de lo que vemos ahora y mirar hacia el futuro, pasando de la innovación a la invención. Estamos viendo cambios rápidos en la vida, el trabajo y la sociedad, ya que todas las industrias adoptan IA, 5G, computación en la nube y otras tecnologías emergentes. Huawei se compromete a construir plataformas digitales, experiencias de usuario y tecnología inteligente que impulsen la conectividad ubicua en cada escenario. Nuestra misión es ofrecer a cada persona, hogar y organización un futuro inteligente y los beneficios de oportunidades completamente nuevas para el crecimiento”.

Con el primer informe publicado en 2018, GIV 2025 está diseñado para analizar las tendencias de desarrollo de la industria y servir como una guía estratégica para el despliegue de las TIC.

Categorías
Comunicaciones Titulares

Huawei asegura cumplir con los estándares 5G de seguridad en Alemania

Berlin, Alemania. 27 junio, 2019. La empresa china de tecnología y telecomunicaciones, Huawei, que ha sido afectada por sanciones de Estados Unidos, aseguró cumplir con los requisitos de seguridad que Alemania está implementando para sus redes móviles de quinta generación (5G).

El comentario realizado por el CTO de Huawei en Alemania, Werner Haas, se produce cuando los organismos de vigilancia y cibernéticos del país afinan los criterios de seguridad que los proveedores como Huawei deberán cumplir para obtener la certificación.

Alemania acaba de completar una subasta de US$ 7.400 millones de espectro 5G que puede, por ejemplo, ejecutar fábricas “inteligentes”, preparando el escenario para que Huawei y sus rivales compitan por miles de millones en acuerdos.

“Esperamos que la licitación incluya soluciones buenas y pragmáticas (de seguridad), y no tenemos dudas de que las cumpliremos”, dijo Haas.

El gobierno de Donald Trump, señaló a Huawei como parte de su campaña más amplia para reequilibrar el comercio con China, el mes pasado impuso controles de exportación al líder del mercado de redes mundiales con sede en Shenzhen.

Esa medida obligó a los principales proveedores occidentales, como el diseñador de chips con sede en el Reino Unido ARM, a frenar las entregas y ha llevado al fundador de Huawei, Ren Zhengfei, a advertir que los ingresos podrían verse afectados este año por un impacto de US$ 30.000 millones como resultado. Los ingresos de Huawei crecieron un 19,5% en 2018, llegando a los US$ 107.130 millones a pesar de los continuos vientos en contra de la política en todo el mundo.

En Alemania, el gobierno y los reguladores, después de un extenso debate, rechazaron los llamamientos de Estados Unidos para desterrar a Huawei por motivos de seguridad nacional; en su lugar, han nivelado la cancha para todos los proveedores extranjeros, que requieren que cumplan con los criterios técnicos clave, como un fuerte cifrado de información sensible, o si una red es lo suficientemente robusta como para resistir el sabotaje.

Una preocupación en Occidente ha sido la ley de inteligencia china que exige que los ciudadanos y las empresas ayuden al estado en las investigaciones de espionaje; el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, dijo que ninguna ley exigía que su compañía instalara las llamadas puertas traseras que podrían usarse para espiar.

Haas dijo que Huawei es bien conocido en Alemania como un socio seguro y confiable.

El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, dijo que Estados Unidos “subestima” su compañía y que los planes del gigante de las telecomunicaciones en su programa de tecnología 5G no se verá afectado por las decisiones de Washington para bloquearlo.

“Los políticos estadounidenses, con su forma de actuar en la actualidad, demuestran que subestiman nuestra fuerza”, dijo Ren, añadiendo que la compañía cuenta con reservas de chips y “no puede quedar aislado” del mundo en este sentido.

Categorías
Infonews

HongMeng el sistema operativo con el que Huawei enfrentará a Android

  • Los ingenieros de la compañía llevan años investigando para que sus teléfonos, con su propio sistema operativo, pueda descargar y ejecutar apps del software de Google.
Shenzhen, China. 15 junio, 2019. Un ejecutivo de Huawei confirmó que el gigante chino de telecomunicaciones está en proceso para eventualmente lanzar su sistema operativo HongMeng, para remplazar a Android de la estadounidense Alphabet. Andrew Williamson, vicepresidente de asuntos públicos y comunicaciones de Huawei, dijo que Huawei intentará registrar la marca Hongmeng, la cual ya se está probando mayormente en China. El mes pasado la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, puso a Huawei en una lista negra que le impidió hacer negocios con compañías tecnológicas estadounidenses como Alphabet Inc, cuyo sistema operativo Android usan los teléfonos de la firma china. “Huawei está en el proceso de potencialmente lanzar un reemplazo”, dijo Williamson. “No es algo que quiere Huawei, estamos muy contentos de ser parte de la familia de Android, pero HongMeng está siendo probado, principalmente en China. Creo que ya se está implementando en más de un millón de dispositivos”, sostuvo. “Es de suponer que intentaremos poner marcas comerciales”, agregó. Williamson dijo que HongMeng estaría listo para operar “en meses”, en caso de que las tensiones comerciales escalen a una guerra comercial total. Datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de Naciones Unidas muestran que Huawei –el mayor fabricante mundial de equipos para redes de telecomunicaciones– ya ha solicitado la marca HongMeng en al menos nueve países. Adicionalmente, Huawei ha estado bajo un escrutinio creciente durante más de un año, debido a las acusaciones de Washington de que las “puertas traseras” de sus routers, interruptores y otros equipos podrían permitir a China espiar las comunicaciones de Estados Unidos. La compañía ha negado que sus productos representen una amenaza para la seguridad.

Fue en 2012

Hace siete años en una villa frente a un lago en Shenzhen, un pequeño grupo de altos ejecutivos de Huawei, encabezado por su fundador Ren Zhengfei, celebró una reunión a puertas cerradas que duró varios días. Su misión era hacer una lluvia de ideas sobre cómo debería responder Huawei al éxito creciente de Android en el mundo. Por ese entonces, la compañía ya empezaba a estar preocupada de la dependencia del software de Google ya que podría acarrerar drásticas consecuencias, como la hipotética -por entonces- prohibición de EE.UU. Así, acordaron desarrollar un sistema operativo propio. Todo lo que sucedió en aquella reunión quedó bajo el más absoluto secretismo. Solo unos pocos conocían cuál era el nuevo reto de la compañía. Eric Xu Zhijun, uno de los presidentes de Huawei, dirigía el nuevo equipo especializado que se gestó en aquella reunión y que comenzó a trabajar en un sistema operativo bajo las más estrictas condiciones de confidencialidad. Se creó una zona especializada dentro de Huawei para albergar al equipo que iba a desarrollar el sistema operativo, con guardias en la puerta. Solo los empleados del equipo tenían acceso. No tenían permitido acceder con sus teléfonos móviles personales, todo esto según reveló el South China Morning Post. El proyecto HongMeng OS se convirtió en una parte importante de la compañía, que funcionaba como el brazo de innovación, investigación y desarrollo tecnológico de la empresa. «El laboratorio, que incluye académicos e investigadores de Huawei, se dedica a impulsar la innovación de vanguardia y cuenta con miles de millones de yuanes de inversiones cada año», explica el diario.

El nuevo mercado

La existencia de este nuevo sistema operativo ha sido reconocida recientemente por Huawei. Sin embargo, los tiempos han cambiado desde 2012: el mercado ya no es el mismo. Hace siete años, Huawei ni siquiera llegaba al 5% de la participación de mercado de teléfonos inteligentes. Hoy, es el segundo proveedor en el mundo (seguido de Samsung) distribuyendo un total de 206 millones de smartphones en 2018, según datos de IDC. Casi la mitad de ese número se destinó a mercados extranjeros. Por ello, Huawei busca ahora que HongMeng OS permita descargar y ejecutar las aplicaciones de Android con su propio sistema, un aspecto clave dentro de la estrategia mundial de la tecnológica. Los ingenieros implicados en el proyecto llevan años estudiando el sistema operativo de Google, que cabe recordar que es open source, y el de Apple, iOS, para aprender de ellos. La compatibilidad permitiría a un teléfono Huawei con su propio sistema operativo descargar y ejecutar aplicaciones de Android sin problemas, algo de lo que también se beneficiarían los desarrolladores de todo el mundo, ya que al crear una app no necesitarían desarrollar código adicional para HongMeng OS, ya que utilizarían la misma versión que hacen para Android.

Ya está en pruebas

Huawei pretende evitar así tropezar como ya lo hizo Microsoft con Windows o Samsung con Tizen. Si el sistema operativo de Huawei no puede ejecutar las aplicaciones de Android, la falta de un ecosistema propio seguirá siendo un dolor de cabeza para la empresa china. Y es que lograr que los usuarios abandonen Android por HongMeng OS es un auténtico reto y más teniendo en cuenta que Android e iOS tienen el dominio absoluto en el mercado: el 99,9% de los «smartphones» en el mundo tienen instalado dichos sistemas. Dicho sistema podría recrear un ecosistema disponible en un amplio abanico de dispositivos (teléfonos móviles, PCs, televisores y vehículos, entre otros), además de funcionar con las aplicaciones de Android. “Es probable que el sistema operativo de Huawei llegue al mercado tan pronto como este otoño, o a más tardar en la primavera del próximo año (hemisferio norte)”, dijo Yu Chengdong CEO de Huawei Consumer Business Group en una discusión grupal de WeChat, el WhatsApp chino. Aunque la captura de pantalla de dicha conversación ha circulado ampliamente en los medios chinos, Huawei se ha negado a verificar la información.
Categorías
Infonews Titulares

EE.UU. acusa a Huawei de crímenes relacionados con la seguridad nacional

Huawei - DOJ - fraude financiero

 

  • El conglomerado de telecomunicaciones chino está acusado de fraude financiero, robo de secretos comerciales, fraude electrónico y obstrucción de la justicia; la CFO Meng está acusada de fraude financiero.

EE.UU. 2 febrero, 2019. El procurador general en funciones Matt Whitaker anunció que los grandes jurados de Seattle y la ciudad de Nueva York presentaron casi dos docenas de acusaciones contra Huawei Technologies, dos de sus filiales estadounidenses, y la directora financiera Meng Wanzhou.

Primero, en Seattle, el gran jurado del Distrito Oeste de Washington acusó a Huawei Device Co. y Hauwei Device USA:

  • Conspirar para el robo de secretos comerciales,
  • Intentar el robo de secretos comerciales,
  • Fraude electrónico (siete cargos), y
  • Obstrucción a la justicia.

Los documentos de la acusación detallan los esfuerzos de Huawei por robar secretos comerciales de la sede central de T-Mobile USA en Bellevue, Washington, y sus intentos de obstruir a la justicia cuando T-Mobile amenazó con demandar en un tribunal federal. Esto incluyó un esfuerzo para robar información sobre un robot para pruebas de teléfonos de T-Mobile llamado “Tappy”.

Huawei intentó construir un robot similar por su cuenta, y tomó fotos de Tappy en violación de los acuerdos de confidencialidad y no divulgación que hizo con T-Mobile. La compañía estadounidense descubrió la actividad criminal y la detuvo, y luego amenazó con demandar, momento en el que Huawei presentó un informe en el que falsamente afirmaba que el robo fue realizado por personas deshonestas que se hicieron pasar por ejecutivos dentro de la compañía, no acto concertado por parte de la propia Huawei para robar secretos comerciales.

Sin embargo, el DOJ (Departamento de Justicia) descubrió que los hechos eran parte de una conspiración a nivel de toda la compañía para robar secretos comerciales que involucraba a un número de ingenieros y empleados dentro de las dos compañías acusadas. Entre las pruebas proporcionadas se encontraban documentos internos que promovían una estructura de bonos Huawei para los empleados que lograban robar información de otras empresas.

En la ciudad de Nueva York, el gran jurado del Distrito Este de Nueva York acusó a cuatro empresas: Huawei, Huawei Device USA, Skycom Tech Co. y Wanzhou- con una imputación de 13 cargos que incluye:

  • Fraude bancario,
  • conspiración para cometer fraude bancario,
  • fraude electrónico,
  • conspiración para cometer fraude electrónico,
  • violaciones de la Ley de poderes económicos de emergencia internacional,
  • conspiración por violar el IEEPA (International Emergency Economic Powers Act), y
  • conspiración por cometer lavado de dinero.

Durante el anuncio, a Whitaker se le unieron la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, el secretario de comercio Wilbur Ross, el director del FBI Chris Wray y varios fiscales federales de la Oficina del Fiscal General de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York. Ellos proporcionaron la siguiente visión general de la acusación:

“Los cargos en este caso se relacionan con un plan a largo plazo de Huawei, su CFO y otros empleados para engañar a numerosas instituciones financieras mundiales y al gobierno de Estados Unidos con respecto a las actividades comerciales de Huawei en Irán. Como se alega en la acusación, a partir de 2007, los empleados de Huawei mintieron sobre la relación de Huawei con una compañía en Irán llamada Skycom, afirmando falsamente que no era una filial de Huawei. La empresa alegó además que Huawei sólo tenía operaciones limitadas en Irán y que Huawei no violaba las leyes o reglamentos de Estados Unidos u otras leyes o reglamentos relacionados con Irán. Lo que es más importante, después de que publicaciones de noticias a fines de 2012 y 2013 revelaran que Huawei operaba Skycom como afiliada no oficial en Irán y que Meng había servido en el directorio de Skycom, los empleados de Huawei, y en particular Meng, continuaron mintiendo a los socios bancarios de Huawei sobre la relación de Huawei con Skycom. Afirmaron falsamente que Huawei había vendido su participación en Skycom a un tercero no vinculado en 2007 y que Skycom era simplemente el socio comercial local de Huawei en Irán. En realidad, Skycom era el afiliado iraní de Huawei desde hace mucho tiempo, y Huawei orquestó la venta de 2007 para que pareciera una transacción en condiciones de independencia mutua entre dos partes no relacionadas, cuando de hecho Huawei controlaba la compañía que compró Skycom.

Como parte de este plan para defraudar, Meng presuntamente hizo personalmente una presentación en agosto de 2013 a un ejecutivo de uno de los principales socios bancarios de Huawei en la que mintió repetidamente sobre la relación entre Huawei y Skycom.

Según la imputación, Huawei se basó en sus relaciones bancarias mundiales para obtener servicios bancarios que incluían el procesamiento de transacciones en dólares estadounidenses a través de los Estados Unidos. Las leyes y regulaciones de Estados Unidos generalmente prohibían a estos bancos procesar transacciones relacionadas con Irán a través de Estados Unidos. Los bancos podrían haber enfrentado sanciones civiles o penales por procesar transacciones que violaran las leyes o regulaciones de los Estados Unidos. Confiando en las repetidas tergiversaciones de Huawei, estos bancos continuaron sus relaciones bancarias con Huawei. Un banco autorizó más de US$ 100 millones en transacciones relacionadas con Skycom a través de los Estados Unidos entre 2010 y 2014.

Siguendo con este plan para defraudar, y como se alega en la imputación, Huawei y sus directores mintieron repetidamente a las autoridades del gobierno de Estados Unidos sobre los negocios de Huawei en Irán en presentaciones al gobierno de Estados Unidos, y en respuestas a las preguntas del gobierno. Por ejemplo, Huawei proporcionó información falsa al Congreso de Estados Unidos sobre si los negocios de Huawei en Irán violaban alguna ley estadounidense. Del mismo modo, como se indica en la imputación, en 2007 – meses antes de que Huawei orquestara la supuesta venta de Skycom a otra entidad controlada por Huawei – el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, declaró falsamente a los agentes del FBI que Huawei no tenía ningún trato directo con empresas iraníes y que Huawei operaba en cumplimiento de todas las leyes de exportación de los Estados Unidos.

Después de que uno de los principales socios bancarios mundiales de Huawei (identificado como Institución Financiera 1 en la imputación) decidió abandonar la relación con Huawei en 2017 debido al perfil de riesgo de Huawei, Huawei supuestamente hizo declaraciones falsas adicionales a varios de sus socios bancarios restantes en un esfuerzo por mantener y expandir esas relaciones. Se alega que Huawei y sus directores han afirmado repetida y falsamente que Huawei había decidido poner fin a su relación bancaria con la Institución Financiera 1, cuando en realidad fue la Institución Financiera 1 la que decidió poner fin a la relación bancaria. A través de estas tergiversaciones, Huawei pudo continuar sus relaciones bancarias con sus otros bancos.

En 2017, cuando Huawei se enteró de la investigación del gobierno, Huawei y su subsidiaria Huawei USA supuestamente trataron de obstruir la investigación haciendo esfuerzos para trasladar a la República Popular China a testigos con conocimiento de los negocios de Huawei con la sede en Irán, y más allá de la jurisdicción del gobierno de Estados Unidos, y ocultando y destruyendo pruebas de que el negocio de Huawei con la sede en Irán estaba localizado en Estados Unidos”.

Meng fue detenida en diciembre en Vancouver en virtud de una “orden provisional” dictada bajo la legislación canadiense. El gobierno de Estados Unidos continuará buscando su extradición a suelo estadounidense, donde puede ser juzgada por su participación.

Además de comentar los casos individuales, Whitaker también se tomó un momento para entregar estos mensajes adicionales:

“Primero, cuando los clientes de un banco le mienten sobre sus negocios relacionados con las sanciones, eso expone al banco al riesgo de violar la ley, especialmente cuando continúa proporcionando a esos malos actores acceso a nuestro sistema financiero. Nuestras sanciones a Irán son la ley del país, y vamos a hacer cumplir la ley, con sanciones civiles y penales.

Segundo: como dije en agosto a altos funcionarios chinos encargados de hacer cumplir la ley, necesitamos más cooperación con China en la aplicación de la ley. China debería preocuparse por las actividades criminales de las empresas chinas, y China debería tomar medidas.

Estamos orgullosos de que Estados Unidos tenga la economía más fuerte del mundo. Creo que esto se debe en gran medida a nuestro respeto por el Estado de Derecho. Los criminales y los malos actores pueden estar seguros de que no se saldrán con la suya. Pero aquellos que hacen negocios en los Estados Unidos también pueden estar seguros de que el Departamento de Justicia los protegerá de los criminales, sin importar cuán poderosos o influyentes sean. Creo que lo hemos demostrado hoy, y lo demostraremos a medida que estos casos avancen”.

Huawei responde

Respecto de las últimas noticias generadas en torno a la situación de Meng Wanzhou y Huawei, queremos compartir la postura de la compañía:

“Huawei no está de acuerdo con los cargos presentados en contra de la compañía. Después del arresto de la Sra. Meng, la empresa buscó una oportunidad para discutir la investigación del Distrito Este de Nueva York con el Departamento de Justicia, pero la solicitud fue rechazada sin explicación. Las declaraciones en la acusación de secreto comercial del Distrito Oeste de Washington ya fueron objeto de una demanda civil que ha sido resuelta por ambas partes, después de que un jurado de Seattle no encontrara daños ni una conducta intencional o maliciosa en la demanda por secreto comercial.

La Compañía niega que ella o sus subsidiarias o filiales hayan cometido cualquiera de las infracciones afirmadas por la ley de Estados Unidos establecidas en cada una de las acusaciones. No tiene conocimiento de ninguna conducta inapropiada por parte de la Sra. Meng, y cree que los tribunales de Estados Unidos finalmente llegarán a la misma conclusión”.

Categorías
Infonews Titulares

Fundador de Huawei rompe su silencio y habla por primera vez tras la detención de su hija

Huawei - Ren Zhengfei
El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, participó en una mesa redonda con periodistas internacionales.

 

  • Ren Zhengfei se reunió con la prensa internacional y respondió de todo. A continuación, un resumen de la conversación que tuvo con Financial Times, Associated Press, The Wall Street Journal, Bloomberg, Fortune, Mobile World Live y CNBC.

China. 23 enero, 2019. El 15 de enero el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, participó en una mesa redonda con periodistas de Financial Times, Associated Press, The Wall Street Journal, Bloomberg, Fortune, Mobile World Live y CNBC.

En el encuentro el ejecutivo chino habló sobre la empresa, respondió acerca de las acusaciones de espionaje y se refirió a temas contingentes como seguridad, 5G, tecnología y, por supuesto, sobre la detención de su hija, Meng Wanzhou, en Canadá, a principios de diciembre de 2018.

A continuación, un resumen del encuentro con la prensa internacional (preguntas de los medios y respuestas de Ren Zhengfei).

PREGUNTA AP: ¿Qué garantías puede ofrecer a los clientes extranjeros de que Huawei puede proteger la seguridad de sus redes o proteger la confidencialidad de la información? Bajo las circunstancias legales de China, ¿qué puede decir Huawei a los clientes sobre los límites de sus capacidades para dar garantías al respecto?

El primer punto que quiero hacer es que, durante los últimos 30 años, nuestros productos se han utilizado en más de 170 países y regiones, atendiendo a más de 3 mil millones de usuarios en total. Hemos mantenido un sólido historial en seguridad. Huawei es una organización empresarial independiente. Cuando se trata de la seguridad cibernética y la protección de la privacidad, nos comprometemos a apoyar a nuestros clientes. Nunca haremos daño a ninguna nación ni a ningún individuo. En segundo lugar, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha aclarado oficialmente que ninguna ley en China requiere que alguna compañía instale puertas traseras. Ni Huawei, ni yo personalmente, hemos recibido ninguna solicitud de ningún gobierno para proporcionar información de nuestros clientes.

PREGUNTA AP: ¿Qué puede y qué hará Huawei para tranquilizar a los clientes?

La atención centrada en el cliente ha estado en el núcleo de las operaciones comerciales de Huawei desde nuestra fundación. Nunca haremos nada para dañar los intereses de nuestros clientes. Apple es un ejemplo que admiramos en términos de protección de la privacidad. Vamos a aprender de Apple. Preferimos cerrar Huawei antes de hacer cualquier cosa que dañe los intereses de nuestros clientes, para buscar nuestras propias ganancias.

PREGUNTA THE WALL STREET JOURNAL: Esperaba preguntarle por su hija, Meng. Hace poco más de un mes que estuvo detenida en Canadá. Me preguntaba cómo se siente al saber que esto fue una solicitud de [extradición]. Y dígame, ¿siente que su hija ha sido atacada porque es miembro de su familia y por su posición en Huawei?

Como debe saber, el caso de Meng Wanzhou en este momento se encuentra en un proceso legal. Entonces, preferimos dejarlo a un procedimiento legal. No voy a dar mucho comentario al respecto aquí.

Como padre de Meng Wanzhou, la extraño mucho. Y estoy profundamente agradecido a la justicia del Honorable Juez, William Ehrcke. También estoy muy agradecido con el fiscal John Gibb-Carsley y la fiscal Kerri Swift. También agradezco al Centro Correccional de Mujeres Alouette por su gestión humana. Gracias a los compañeros de celda de Meng Wanzhou, por tratarla amablemente. También aprecio la protección consular que el gobierno chino ha brindado para salvaguardar los derechos e intereses de Meng Wanzhou como ciudadana china.

Confío en que los sistemas legales de Canadá y Estados Unidos sean abiertos y justos, y llegarán a una conclusión justa. Haremos nuestro juicio después de que toda la evidencia se haga pública.

PREGUNTA CNBC: ¿Qué hará si hubiera una solicitud del gobierno chino para obtener datos de las redes?

Con respecto a lo que sucedería si se produjera el caso de seguridad cibernética implícita, creo que lo he dejado muy claro: nunca dañaremos los intereses de nuestros clientes.

PREGUNTA FORTUNE: Otra de las principales preocupaciones de las naciones extranjeras es que el gobierno de alguna manera es dueño de Huawei. Huawei afirma ser una empresa propiedad de los empleados, pero la forma exacta en que las acciones se distribuyen entre sus empleados sigue siendo un secreto. Si hiciera pública esa información o incluso hiciera pública a Huawei, seguramente habría resuelto todo lo sospechoso, entonces, ¿por qué mantiene la estructura de participación privada?

Primero, creo que hay muy pocas historias de éxito donde las empresas públicas se vuelven fuertes y grandes. El capital tiende a ser codicioso. Siempre que hay un interés inmediato, el capital tiende a quitárselo, y eso ciertamente comprometería la búsqueda a largo plazo de los ideales. Somos una empresa privada, por lo que podemos seguir comprometidos con nuestros ideales a largo plazo.

Desde que éramos una empresa relativamente pequeña, con solo varios cientos de empleados, hemos centrado todos nuestros esfuerzos en una dirección. Incluso a medida que crecimos, a varios miles, decenas de miles, o incluso hoy con más de 180,000 empleados, hemos mantenido el mismo enfoque a medida que avanzamos.

Nuestra inversión anual en I+D ha alcanzado entre 15 y 20 mil millones de dólares. Durante los próximos cinco años, invertiremos un total de más de 100 mil millones de dólares estadounidenses en I+D. Sin embargo, es poco probable que las empresas públicas hagan esto porque se enfocan en hacer que sus balances financieros se vean bien. Lo que más le importa a Huawei es la futura estructura de la industria. Nuestro sistema de toma de decisiones es diferente al de las empresas públicas. Es muy simple y estamos trabajando arduamente para hacer realidad la sociedad de la información.

Aquí tengo información para compartir con ustedes. Tenemos 96,768 empleados dueños de acciones. Hace solo unos días, el 12 de enero, completamos la elección de los nuevos representantes de los accionistas en 416 puestos de votación en más de 170 países y regiones. Todo el proceso de esta elección duró aproximadamente un año.

Nuestros empleados con acciones actualmente están trabajando en Huawei o son empleados retirados que han trabajado en Huawei durante años. No hay un solo individuo que posea ni un centavo de las acciones de Huawei sin trabajar en Huawei. No existe una institución externa o departamento gubernamental que sea propietario de nuestras acciones, ni siquiera un centavo.

Hoy, el número total de acciones que tengo personalmente dentro de Huawei es de 1.14%, y la participación que Steve Jobs tenía en Apple fue de 0.58%. Eso significa que todavía hay potencial para que mi estaca se diluya aún más. Debería aprender de Steve Jobs.

Pregunta BLOOMBERG: A la luz de los acontecimientos recientes, especialmente donde algunos países europeos también han dejado de usar los equipos de Huawei debido a las preocupaciones sobre la seguridad cibernética, ¿qué impacto tendrá esto en el negocio de Huawei?

Primero, siempre ha habido casos en que algunos clientes aceptan a Huawei y otros no. Esto no es nada nuevo en absoluto. Si solo unos pocos congresistas deciden que no se debe aceptar a Huawei, eso no representa a todo el gobierno. Podemos comunicarnos con las partes interesadas correctas. Si esas opiniones individuales se convierten en órdenes provenientes de un gobierno, es posible que tengamos que detener nuestras ventas allí.

Uno de los principales temas actualmente en cuestión es 5G. Si nos fijamos en 4G, no creo que haya ninguna controversia o debate al respecto. Por lo tanto, para productos donde no exista tal debate, continuaremos trabajando para impulsar nuestras ventas. Algunos países han decidido no comprar equipos de Huawei. Por lo tanto, podemos cambiar nuestro enfoque para servir mejor a los países que acogen a Huawei. Podemos construir redes de alta calidad en esos países para demostrar que somos dignos de confianza. Por lo tanto, es como una carrera pacífica desde un punto de vista técnico, y creo que eso es justo.

PREGUNTA THE WALL STREET JOURNAL: Me preguntaba sobre el despliegue de las redes 5G en los próximos años. Hay una serie de países que aparentemente toman la iniciativa de Estados Unidos para poner nuevas restricciones a la participación de Huawei en 5G, y tal vez incluso restricciones más amplias además de eso. ¿Qué significa esto para Huawei…?

Como mencioné antes, en este momento nuestra inversión en I+D promedia entre US$ 15.000 millones y US$ 20.000 millones por año. Eso coloca a Huawei en la posición de las 5 mejores en todas las industrias del mundo en términos de intensidad de I + D. En total, se nos han concedido 87.805 patentes. En Estados Unidos hemos registrado 11.152 patentes de tecnología central. Estamos activamente involucrados en más de 360 organismos de estándares, donde hemos realizado más de 54.000 propuestas.

Así que somos los más fuertes en términos de capacidades de telecomunicaciones. Creo que la gente hará su propia comparación al final entre los países que eligen Huawei y los países que no trabajan con Huawei. Por supuesto, no hay manera de que podamos controlar su elección.

En términos de 5G, hemos firmado más de 30 contratos comerciales hoy, y ya hemos enviado 25.000 estaciones base de 5G. Tenemos 2.570 patentes 5G. Creo que, mientras desarrollemos productos muy atractivos, habrá clientes que inviertan en ellos.

Si tus productos no son buenos, no importa qué tan fuerte hagas la publicidad, nadie los comprará. Entonces, lo que más importa para Huawei es trabajar para optimizar nuestra administración interna, mejorar nuestros productos y mejorar nuestros servicios. Creo que en eso debemos trabajar para enfrentar los desafíos de este mundo cambiante.

PREGUNTA MOBILE WORLD LIVE: La guerra comercial que se está desarrollando con Estados Unidos parece haber ido más allá de una guerra comercial, y el término “guerra fría” ha empezado a surgir. Observando el campo de la tecnología – GSM y CDMA- ¿qué piensa de esos dos campos tecnológicos? ¿Lideran EE.UU. y China estos campos en tecnología, la cual enfrenta vientos similares a los que vemos en plataformas móviles como Android y iOS?

Quiero usar el ejemplo de los ferrocarriles para responder a esta pregunta. Alguna vez tuvimos estándares diversificados: una pista estrecha, una pista estándar y una pista ancha. Esto sumó muchas dificultades a la industria del transporte en todo el mundo. Del mismo modo, en el área de las comunicaciones, también hemos pasado por un período en el que coexistían diferentes estándares. Eso también incrementó los costos de despliegue de las redes. Hemos visto eso para 3G y 4G. Con el propósito de unificar las redes de comunicaciones, hemos trabajado duro para crear un estándar global unificado. Creo que el estándar 5G sirve como una muy buena base para que la humanidad avance hacia un mundo inteligente. La división arbitraria de la tecnología en dos campos diferentes solo dañará los intereses globales. Creo que los ideales de la comunidad tecnológica y los científicos, así como la sabiduría de los líderes políticos que se unen, determinarán el futuro de la humanidad. Personalmente, apoyo firmemente los estándares globales unificados.

PREGUNTA THE WALL STREET JOURNAL: … solo quería hablar un poco sobre su relación personal con la Sra. Meng, como su hija, y cómo eso se traduce al lugar de trabajo en Huawei.

En cuanto a la relación entre Meng y yo como padre e hija, diría que es una relación estrecha en algunos aspectos y no tan estrecha en otros.

¿Por qué digo que no tan estrecha? A lo largo de su infancia, estuve en el servicio militar, lo que significaba que cada año estuve ausente durante 11 meses, pasando un mes con mi familia. Meng tuvo que ir a la escuela, y después de la escuela, ella tuvo que hacer su tarea. Por lo tanto, nuestra conexión durante su infancia y adolescencia no fue tan fuerte. Además, cuando empecé con Huawei, tuve que luchar por la supervivencia de esta empresa, pasando 16 horas al día en la oficina. Tengo un hijo y dos hijas, y no creo que mi relación con ellos fuera muy estrecha. Como padre, me siento en deuda con ellos. Una vez hablé con todos ellos, preguntándoles si preferirían que pasáramos más tiempo juntos como familia. La alternativa que les di fue que yo construyera una plataforma sobre la cual pudieran crecer. Su respuesta fue, bueno, elegiremos una plataforma para nuestro desarrollo profesional.

Dentro de Huawei, el sistema de gestión está basado en procesos. Los procesos son cosas frías, y yo no superviso directamente las responsabilidades de la Sra. Meng, por lo que tampoco tenemos una conexión sólida en el lugar de trabajo. Por supuesto, tal vez después de mi retiro, haré todo lo posible para compensar por todas esas cosas.

PREGUNTA BLOOMBERG: ¿Cuál es el mensaje que desea comunicar a través de nosotros al gobierno de Estados Unidos?

El mensaje a Estados Unidos que deseo comunicar es colaboración y éxito compartido. En nuestro mundo de alta tecnología, cada vez más es imposible que una sola empresa o incluso un solo país lo haga todo.

En la era de la industrialización, tal vez una sola nación tenía todas las capacidades necesarias para producir una máquina textil completa, un tren completo o una nave completa. Estamos en un mundo de información. En una sociedad de la información, la interdependencia entre unos y otros es muy significativa. Y son estas interdependencias las que hacen que la sociedad progrese aún más rápido. La sociedad de la información que vamos a ver será masiva. Ninguna oportunidad única de mercado puede ser sostenida o respaldada por una sola compañía. En su lugar, exige los esfuerzos concertados de miles o incluso decenas de miles de empresas que trabajan juntas.

PREGUNTA FINANCIAL TIMES: Muchas personas dicen que las sospechas en torno al 5G de Huawei en Europa y Estados Unidos no se trata solo de tecnología. También se trata de política. Algunas personas incluso argumentan que Huawei encarna perfectamente la guerra fría que se desarrolla entre China y Estados Unidos. ¿Qué tiene que decir al respecto?

Primero, diría que Huawei no es tan importante. Somos como una pequeña semilla de sésamo, atrapada en medio del conflicto entre dos grandes potencias. ¿Qué papel podemos desempeñar? El conflicto comercial entre China y Estados Unidos no ha tenido un impacto importante en nuestro negocio. Se espera que continuemos nuestro crecimiento en 2019, pero ese crecimiento no será superior al 20%.

En segundo lugar, algunas personas en Occidente creen que los equipos de Huawei están marcados con algún tipo de ideología. Eso es tan absurdo como la gente que destruía las máquinas textiles durante la Revolución Industrial, ya que pensaban que las máquinas textiles avanzadas causarían una disrupción en el mundo. Nosotros solo proporcionamos equipo a los operadores de telecomunicaciones, y ese equipo no tiene una ideología. Está controlado por operadores de telecomunicaciones, no por Huawei. Así que definitivamente espero que las personas no vuelvan a los viejos tiempos de la Revolución Industrial, cuando las máquinas textiles estaban siendo destrozadas.

PREGUNTA CNBC: Solo quiero preguntar sobre la perspectiva de su negocio para el año.

En 2019 podríamos enfrentar desafíos y dificultades en el mercado internacional. Por eso dije antes que nuestro crecimiento el próximo año sería inferior al 20%, y creo que nuestros ingresos anuales para 2019 probablemente rondarán los 125 mil millones de dólares. No aprovecharemos las dificultades que enfrentan nuestros pares como Nokia y Ericsson para aprovechar su participación de mercado. También creo que el entorno macro está a su favor, porque hay restricciones para Huawei en algunos países, pero no hay restricciones para esas compañías. Por lo tanto, creo que pueden tener más oportunidades que Huawei.

Reflexiones finales Ren Zhengfei

Quiero agradecer a cada uno de ustedes por dedicar tanto tiempo a escucharme. Sé que no siempre hablo con mucha precisión, pero creo que esta ha sido una oportunidad fantástica para que nos conozcamos mejor.

También creo que habrá oportunidades futuras para que nos reunamos. Tal vez podamos profundizar en algunas de sus preguntas en el futuro. Creo que hoy hemos cubierto muchos temas y, al hacerme preguntas tan amplias, creo que me han hecho un favor. Por lo general, me preocupan más las preguntas de tipo interrogatorio con muchas preguntas de seguimiento. Después de nuestra reunión de hoy, creo que podemos tomar café juntos en alguna ocasión y tener conversaciones más informales. Sin embargo, por favor, no conviertan esas conversaciones casuales en sus titulares. Creo que tendremos más conversaciones de corazón a corazón. Una vez más, mi más sincero agradecimiento a todos.

Categorías
Libros

Lanzan libro que revela el misterio detrás de Huawei

Huawei: Liderazgo, Cultura y Conectividad
Li Wuji, consejero político de la embajada de China en Chile; Eduardo Frei, ex Presidente de Chile; Juan Luis Núñez, gerente general de la Fundación País Digital; Fernando Reyes Matta, ex embajador de Chile en China durante el año 2006; Dou Yong, CEO Huawei Chile; ejecutivo de la industria de las telecomunicaciones; Marcelo Pino, gerente de asuntos públicos Huawei Chile; Wang Chunxiang, vicepresidente regional Huawei.

 

  • “Huawei: Liderazgo, Cultura y Conectividad” describe la personalidad del fundador de la multinacional china, que en pocos años se convirtió en una de las empresas de tecnología y telecomunicaciones más grandes del mundo.

Santiago, Chile. 26 diciembre, 2018. Con la presencia de autoridades, políticos, diplomáticos, académicos y ejecutivos del sector de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) se lanzó oficialmente en Chile el libro “Huawei: Liderazgo, Cultura y Conectividad”, que recoge la historia de esta compañía china y revela interesantes detalles de la personalidad de su fundador, Ren Zhengfei, quien en pocos años transformó a una empresa comercializadora de equipos en una multinacional privada que actualmente está presente en más de 170 países, con 180.000 empleados.

Traducido al coreano, inglés, japonés, ruso, vietnamita y al español, “Huawei: Liderazgo, Cultura y Conectividad” recoge las anécdotas y experiencias personales del fundador de Huawei, basándose en entrevistas a más de 130 ejecutivos de la compañía luego de 14 años de investigación, que desde una perspectiva personal invitan al lector a adentrarse en el origen y desarrollo de esta empresa.

Fundada a fines de los años 80 en la cuidad de Shenzhen, ubicada al otro lado de la frontera de Hong Kong, en la zona económica especial creada por Deng Xiaoping para impulsar una revolución económica disruptiva en China, Huawei nació en un contexto histórico único.

En esa época y lugar, donde se estaba experimentando la transición desde un sistema económico agrario y centralmente planificado a una economía de mercado, Huawei fue una empresa cuestionada en sus comienzos, por ser de propiedad privada (compartir la propiedad con los empleados era algo sin precedentes en el país). Y su fundador era visto como una especie de Don Quijote delirante, con sueños irreales de grandeza, contra toda posibilidad de éxito.

Ren Zhengfei, acompañado del sueño de transformar a su empresa en un gigante de las telecomunicaciones y con el equivalente de US$ 3.000 de hoy, fundó una compañía en una zona donde al principio hubo innumerables historias de auge, decadencia y caída de empresas privadas.

¿Cómo Huawei pudo lograr su éxito si al mismo tiempo y bajo las mismas condiciones más de 400 compañías en China habían surgido y desaparecido?

En el evento de lanzamiento se profundizó sobre la historia de la compañía y su fundador, un líder carismático que es catalogado como un emprendedor visionario que logró anticiparse a la revolución tecnológica, apostando firmemente por la conectividad y digitalización, gracias a lo cual hoy millones de personas en todo el mundo han logrado mejorar su calidad de vida. Se destacaron también las claves del éxito de la compañía, basada en la filosofía de gestión orientada al cliente, que se refleja, por ejemplo, en una célebre frase acuñada por Ren Zhengfei: “Dirija la mirada a los clientes y la espalda a su jefe”.

Conversatorio sobre China
Una mirada económica, política, cultural, social y tecnológica

En el marco del lanzamiento del libro “Huawei: Liderazgo, Cultura y Conectividad” se realizó un conversatorio para analizar a China desde un punto de vista económico, político, cultural, social y tecnológico.

Dirigido por el abogado y comunicador Enrique Cote Evans, en el panel participaron Eduardo Frei, ex Presidente de Chile y Embajador Plenipotenciario para Asia Pacifico ; Fernando Reyes Matta, embajador de Chile en China entre los años 2006 – 2010 y actual Director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China; Juan Luis Núñez abogado, master en derecho y gerente general de Fundación País Digital; Miguel Oyonarte, destacado ejecutivo de la industria de las telecomunicaciones; Jovan Kuzmicic, coordinador de investigación e innovación de la Pontificia Universidad Católica de Chile; y Javiera Burgos, estudiante chilena ganadora del concurso Seeds for the Future, la principal iniciativa de RSE de Huawei a nivel mundial, que se realizó por primera vez en Chile este año.

Categorías
Infonews Titulares

La detención de la CFO de Huawei reaviva la tensión entre EE.UU. y China

Huawei - Meng Wanzhou
Meng Wanzhou, vicepresidenta y posible heredera de la multinacional de tecnología china Huawei, se encuentra detenida en Canadá.

 

  • Washington pide a Canadá la extradición de la hija del fundador de la compañía china, investigada por vulnerar las sanciones a Irán. Beijing exige que sea liberada.
  • Meng Wanzhou comparece hoy en Canadá ante su posible extradición a Estados Unidos.
  • Si EE.UU. sanciona económicamente a Iran, ¿por qué debe China acatar esas disposiciones?

Vancouver, Canada. 7 diciembre, 2018. La detención en Canadá de Meng Wanzhou, vicepresidenta y posible heredera de la multinacional de tecnología china Huawei, cuya traducción puede ser Hazaña China, añadió tensiones a las difíciles relaciones entre Estados Unidos y Beijing, que acaban de sellar una tregua en su guerra comercial. Washington acusa a la compañía de saltarse las sanciones contra Irán, mientras Beijing exige su liberación. El caso ejemplifica como pocos el verdadero terreno en el que se desarrolla la disputa entre las dos superpotencias: la lucha por el control del desarrollo tecnológico global en los próximos años.

Canadá anunció el miércoles la detención en Vancouver de Meng Wanzhou, CFO de la marca china de tecnología Huawei e hija del fundador de la compañía, por violar presuntamente las sanciones de Estados Unidos sobre Irán. Su arresto fue criticado por el Gobierno chino, que exigió su liberación, y amenaza la reciente tregua comercial entre Estados Unidos y China, aunque Beijing ha tratado de separar ambos asuntos.

Washington ya solicitó la extradición de Meng, pero los detalles del caso se mantienen bajo secreto por orden judicial. El diario canadiense The Globe and Mail, que adelantó la noticia, asegura que el arresto está ligado a una supuesta violación de las sanciones contra Teherán. Al parecer, Huawei pudo enviar productos elaborados en suelo estadounidense a Irán, rompiendo con ello las normas del embargo contra Teherán. En abril, The Wall Street Journal ya informó de que el Departamento de Justicia norteamericano había abierto una investigación sobre este asunto.

La detención se produjo el mismo día en que Trump y el presidente chino, Xi Jinping, cenaban en Buenos Aires en el marco de la cumbre del G20 y acordaban una tregua comercial hasta el próximo 1 de marzo. La Casa Blanca no ha aclaró si el presidente Trump estaba informado de la detención durante la cena con su homólogo chino. En una entrevista horas después, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, dijo que él sabía con anticipación que la ejecutiva iba a ser detenida, pero que desconocía si Trump lo sabía. “Yo lo sabía con anticipación. Esto es algo que recibimos del Departamento de Justicia”, aseguró.

China - EEUU - Xi - Trump

 

En un intento de marcar distancias con la Administración estadounidense, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró que había sido informado previamente del arresto pero insistió en que “no hubo intervención política en esta decisión ya que respetamos la independencia del sistema judicial”.

El riesgo de que el arresto de Meng Wanzhou complique la guerra comercial de China y Estados Unidos, tras las señales de que esta iba camino de reconducirse, provocó caídas en los mercados internacionales. Las acciones en Wall Street perdieron más de un 3% el martes, y las bajadas continuaron en la apertura de este jueves. El miércoles los mercados permanecieron cerrados por el luto oficial decretado por el funeral del expresidente George H. W. Bush.

La protección de la industria tecnológica nacional es una prioridad de la Administración de Trump. Washington expresó en el pasado sus reservas a la utilización de productos de Huawei por miembros del Gobierno, alegando el riesgo de espionaje, por los supuestos vínculos entre la compañía y las autoridades de Beijing. Esas invocaciones a la seguridad nacional han frenado el desarrollo de la marca en Estados Unidos.

Huawei se convirtió recientemente en el segundo mayor fabricante del mundo de teléfonos inteligentes, desplazando a Apple y solo por detrás de la surcoreana Samsung. En reiteradas ocasiones la empresa ha negado cualquier implicación del régimen en sus operaciones, pero una nueva ley china que exige a sus empresas nacionales a acudir en ayuda de su Gobierno si así se lo exige Beijing pone en cuestión esa independencia.

La empresa china publicó un comunicado en el que sostiene que Meng Wanzhou fue detenida cuando hacía escala en el aeropuerto de Vancouver. “La compañía ha recibido muy poca información sobre los cargos [contra la directiva] y no tiene conocimiento de ninguna infracción por parte de la señora Meng. Huawei confía en que los sistemas legales de Canadá y Estados Unidos finalmente lleguen a una conclusión justa”.

La Embajada china en Ottawa publicó en su página web una nota, solicitando que las autoridades canadienses y estadounidenses corrijan cualquier irregularidad en la detención y liberen a Meng. “Seguiremos de cerca el desarrollo de este problema y tomaremos todas las medidas necesarias para proteger los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos chinos”, añade el mensaje.

Desde Beijing, sin embargo, intentaban bajar las revoluciones del enfrentamiento para que el arresto no haga descarrilar las negociaciones comerciales, tras el pacto alcanzado en Buenos Aires por Trump y Xi. “Los equipos negociadores de China y EE.UU. mantienen una comunicación fluida y una buena cooperación. Confiamos en alcanzar un acuerdo en los próximos 90 días”, declaró el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng.

Similitudes con ZTE

A falta de conocer los cargos que han motivado su arresto, el caso parece similar al de la tecnológica china ZTE, que también fue objeto de una investigación en Estados Unidos por haber vendido tecnología a Irán y Corea del Norte. El Departamento de Comercio incluso llegó a prohibir a esta empresa comprar componentes fabricados en Estados Unidos, lo que puso a la compañía en serios aprietos. Finalmente, tras la orden de Trump y con el objetivo de allanar las negociaciones comerciales con China, se alcanzó un acuerdo que levantó ese veto.

La investigación sobre Huawei, en la que ha intervenido directamente el Departamento de Justicia, podría ser más grave no solamente porque nadie fue arrestado en el caso de ZTE, sino también por el enorme peso y nombre de la mujer actualmente bajo custodia en Canadá.

Huawei y ZTE son las dos empresas que registraron más patentes en el año 2017 a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. En 2017, Huawei tuvo ganancias netas por cerca de US$ 7.300 millones.

Las autoridades judiciales deben decidir hoy si Meng recupera su libertad bajo fianza o si espera el desarrollo del proceso judicial en prisión. La propia detenida expresó a las autoridades canadienses su deseo de que no se informara a la opinión pública sobre su caso.

¿Quién es Meng Wanzhou?

Meng es la directora financiera y vicepresidenta de Huawei, una empresa privada líder en equipos e infraestructura de telecomunicaciones en todo el mundo. Además, es la hija del fundador del grupo, Ren Zhengfei, y firme candidata a CEO cuando su padre se retire. Forma parte de una de las familias más poderosas de China. Huawei, quizás la empresa con más proyección internacional del país, es para Beijing el pináculo del éxito de su desarrollo tecnológico.

¿Por qué fue detenida?

Meng fue arrestada el pasado 1 de diciembre en Canadá, mientras realizaba una escala para viajar a México, a petición de la Justicia de Estados Unidos. Los detalles del caso que habían trascendido hasta este viernes eran escasos porque el tribunal había concedido a la acusada el embargo de la información relativa al proceso. Pero varios medios estadounidenses y canadienses, citando fuentes anónimas, aseguraban que su arresto está relacionado con la creación de una supuesta trama bancaria mundial por parte de Huawei con el objetivo de evadir las sanciones de Estados Unidos a Irán. El embargo que Washington mantiene sobre Teherán impide que ciertos productos fabricados en su territorio sean vendidos a ese país, algo que Huawei habría quebrantado, siempre según las investigaciones de EE.UU.

¿A qué se enfrenta ahora Meng?

Muy probablemente a un largo periplo judicial, primero en Canadá. Este viernes el juez decidirá si mantiene a Meng bajo custodia por el riesgo de fuga o si la deja en libertad provisional mientras se resuelve su solicitud de extradición (en este último caso podría pagar una fianza millonaria y/o ver su pasaporte requisado). Su envío a Estados Unidos, según explicaron varios abogados canadienses, podría demorarse durante años si Meng decide litigar. Un asunto clave es conocer si el delito por el que está acusada (fraude por violar las sanciones impuestas a Teherán) tiene un equivalente en Canadá.

¿Por qué su arresto podría hacer descarrilar la tregua comercial entre China y EE.UU.?

La detención de Meng sucedió el mismo día en que Donald Trump y Xi Jinping acordaron en Buenos Aires una tregua en su conflicto comercial. Altos cargos estadounidenses han asegurado que Trump no conocía la información, aunque sí lo sabía el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, también presente en esa cena. Aunque oficialmente China optó por desmarcar el arresto de la directiva y las negociaciones comerciales (principalmente porque Beijing es el primer interesado en lograr un acuerdo con Trump), el episodio aumenta la desconfianza mutua. Y, al menos para Xi, supone una considerable pérdida de prestigio ante los suyos.

¿Cómo ha reaccionado China?

El Ministerio de Asuntos Exteriores asegura que ni Estados Unidos ni Canadá han aportado pruebas de que Meng haya quebrantado la ley en estos países y demanda su liberación inmediata. Los principales medios de comunicación atacaron hoy duramente a Estados Unidos, acusándolo de detener a la influyente directiva de Huawei por motivos políticos, concretamente para contener el ascenso tecnológico de China.

“Obviamente Washington está recurriendo a un planteamiento despreciable porque no puede detener el avance de Huawei en el mercado de la tecnología 5G”, aseguró el periódico Global Times en su editorial. “El Gobierno chino debería reflexionar seriamente sobre la tendencia de Estados Unidos a abusar de los procedimientos legales para eliminar a las empresas de alta tecnología de China. Debería aumentar la interacción con Estados Unidos y ejercer presión cuando sea necesario”, apuesta el periódico, que considera que el objetivo de Washington es “dañar la reputación internacional” de Huawei. “Este incidente demuestra que China se enfrenta a una competencia complicada con Estados Unidos. Beijing necesita determinación y sabiduría para salvaguardar sus intereses”.

¿Qué dice Huawei?

Huawei asegura que ha respetado la ley en todos los mercados en los que opera. La empresa parece secundar la tesis de los medios de comunicación chinos, a tenor del comunicado que envió a sus centenares de proveedores tras la detención de su alta directiva. “Creemos que no es razonable que el Gobierno de EE.UU. utilice este tipo de métodos para ejercer presión sobre una entidad comercial. Eso va en contra del espíritu de la economía libre y la competencia justa”, aseguró el grupo de telecomunicaciones en la misiva, según publica el periódico hongkonés South China Morning Post.

¿Es Huawei la única empresa china acusada de violar las sanciones estadounidenses?

No. ZTE, otra tecnológica china de menor tamaño también fue objeto de una investigación en Estados Unidos por haber vendido tecnología a Irán y Corea del Norte. El pasado abril, el Departamento de Comercio incluso llegó a prohibir a esta empresa comprar componentes fabricados en Estados Unidos, lo que puso a la compañía al borde de la quiebra. Finalmente, tras la orden de Trump y con el objetivo de allanar las negociaciones comerciales con China, se alcanzó un acuerdo que levantó ese veto. Pero en ese caso nadie fue detenido, y mucho menos un peso pesado como Meng.

Quizás la respuesta a estos extraños hechos la encontremos al responder la siguiente pregunta: ¿Quien se beneficia por la continuidad de la guerra comercial entre China y EE.UU., e incluso escale a una confrontación bélica?