Categorías
Destacados eHealth InfoWeek TV

Exoesqueleto tipo robocop ayuda a las personas paralíticas a caminar de nuevo

Jacksonville, EE.UU. 9 agosto, 2019. En el último tiempo Brooks Rehabilitation en Florida ha estado ayudando a las personas con parálisis de la parte inferior del cuerpo a aprender a caminar de nuevo con la ayuda del nuevo exoesqueleto robótico de Cyberdyne, el Hybrid Assistive Limb (HAL).

A diferencia de otros exoesqueletos de asistencia, que automáticamente hacen avanzar a los usuarios a medida que cambian de peso, HAL detecta los movimientos de músculos específicos que los pacientes están tratando de mover y les da un impulso.

Moviéndose hacia adelante

Tomemos por ejemplo a Danny Bal, de quien fue atropellado por un auto y perdió la función de sus piernas. Es una de las 18 personas que usaron el exoesqueleto HAL para aprender a caminar, pagando US$ 24.000 de su bolsillo – sin seguro médico – por el programa de 60 sesiones. En 2019, cinco hospitales más, aún no anunciados, comenzarán a usar HAL también.

HAL determina que alguien está tratando de caminar al captar señales nerviosas a través de electrodos en la parte posterior de las piernas. Analiza esa señal y determina hacia dónde está tratando el cerebro de esa persona de decirle a sus piernas que se muevan. Normalmente, un exoesqueleto de asistencia sólo daría pasos predefinidos, pero HAL es más fluido – simplemente ayuda a sus piernas a alcanzar el punto que su cerebro quiere que alcancen.

Debido a que la persona y no el exoesqueleto está guiando el movimiento, el cerebro del usuario es capaz de aprender cómo se siente al dar un paso. Mientras algunas señales neurales superen sus lesiones y lleguen a sus piernas, esta retroalimentación puede ayudar a las personas a aprender a caminar sin la ayuda de HAL, señalan los investigadores.