Categorías
Destacados Ejecutivos Titulares

Unicornio hace que su teléfono o auto funcione más tiempo

San Francisco, EE.UU. 21 agosto, 2019. Gene Berdichevsky fue uno de los primeros miembros del equipo de Tesla. Ahora está construyendo su propia empresa, Sila Nanotechnologies, un unicornio valorado en más de mil millones de dólares. Startup que parece que nos abastecerá de combustible para viajar por las carreteras o por el aire.

Berdichevsky apareció recientemente como invitado en el Podcast de Dealmakers. Durante su entrevista, compartió su viaje, construyendo su primer auto solar, y cómo recaudó cientos de millones de dólares para su propia empresa de tecnología que está creciendo a un ritmo impresionante.

Miles de kilómetros y el diseño de su propia educación

Nació cerca del Mar Negro en Ucrania, pasó un tiempo en San Petersburgo, Rusia, e incluso vivió al norte del círculo polar ártico durante cinco años. Todo antes de aterrizar con su familia en Richmond, Virginia, y asistir a la Universidad en California.

Gene tuvo la suerte de crecer en una familia emprendedora y ver a su padre crear su propio negocio. Sus padres eran ingenieros de software y trabajaban en submarinos nucleares.

Entonces, la única cosa que dijo que sabía era: “Definitivamente no iba a ser ingeniero de software”. Le gustaban mucho las matemáticas y las ciencias. Eso le llevó a estudiar ingeniería mecánica.

Durante su primer año en Stanford, se involucró en el proyecto del auto solar. Los estudiantes competían para construir un auto alimentado por energía solar y correr a través del país, 3.700 km, desde Chicago hasta Los Angeles.

El equipo de Gene construyó el chasis del auto desde cero, construyó una carrocería de fibra de carbono, y lo alimentó con una batería con casi la misma energía que el tostador de su cocina.

Eso fue todo. Se enamoró de la energía, de la resolución de problemas y de la construcción, y se sintió muy animado por haber fabricado algo desde cero.

Dominando la energía

Berdichevsky obtuvo un master en ingeniería energética en Stanford. Realmente no existía tal programa en ese momento. Así que, preparó su propio currículum. Se sumergió en los materiales, la física de los semiconductores, la mecánica cuántica y la energía solar.

Muchas personas están luchando con la decisión de ir a la universidad. Así que, ¿por qué ir, e incluso crear tus propios estudios, cuando en estos días puedes obtener en línea todo lo que quieres saber?

Al igual que con muchos de los otros fundadores de startups de gran éxito que han salido de Stanford, Gene se dió cuenta que la red a la que uno tiene acceso allí es muy valiosa. Algunas de esas personas todavía trabajan con él en Sila hoy en día. También le da valor al aprender de sus compañeros.

Problemas con Tesla y la batería

Al final de su tercer año, Gene se convirtió en el séptimo empleado de Tesla como líder tecnológico para el desarrollo arquitectónico de sistemas de baterías.

No es ningún secreto que Tesla tuvo muchos desafíos iniciales. Comenzaron literalmente superpegando las baterías de notebooks para hacer el paquete de baterías.

Luego, con la seguridad, la principal preocupación era evitar las fallas aleatorias de las baterías. Incluso con una baja probabilidad, al utilizar 10.000 baterías para hacer funcionar un solo vehículo, hay que esperar que esto suceda y anticiparse a ello.

Tesla creció de unas 10 personas cuando Berdichevsky empezó allí, a unas 300 cuando se retiró. Alrededor de 30 veces en sólo cuatro años. Tesla ahora tiene más de 45.000 empleados con una capitalización de mercado de US$ 40.000 millones.

Su gran lección en Tesla fue que como fundador de una startup, uno quiere ir tras problemas realmente grandes. Irónicamente, Gene dice que a veces es más fácil resolver un problema realmente grande que uno más pequeño. Para empezar, te permite atraer un talento impresionate. También es muy gratificante y reduce la competencia.

En Tesla, él vio que hay que estar dispuesto a hacer cosas que el mundo no cree que sean posibles. Esto requiere una mentalidad y una cultura de autosuficiencia en la que uno está dispuesto a hacer muchas cosas internamente, es deci, dentro de la misma empresa.

El espíritu empresarial

Desde el día que entró en Tesla, Gene dice que su cerebro ya estaba obsesionado con “¿Cómo puedo empezar mi propia empresa? ¿Cómo construyo algo así?” Incluso había escrito un plan de negocios para fabricar autos eléctricos en el mercado estadounidense en su tercer año en Stanford.

Luego pasó un tiempo en Sutter Hill Ventures, donde entendió el “lente” que utiliza un inversionista para identificar a los empresarios que tienen el potencial para el éxito. Los ingredientes clave y la forma en que se utiliza ese lente para identificar los patrones incluyen lo siguiente:

1) Grandes mercados definidos por una gran distribución

2) Un producto fuerte que captura el valor

3) Creación de equipos equipados para resolver problemas técnicos complejos

Gene viajó por el mundo encontrándose con muchos inversionistas. Y durante su tiempo con Sutter Hill Ventures, fue que conoció a su futuro cofundador, Gleb Yushin. Poco después, Alex Jacobs, ex colega de Gene en Tesla, se unió a ellos como el tercer cofundador de Sila Nano.

Después de múltiples conversaciones y de entender el valor que cada uno de ellos trajo a la mesa, comenzaron con un laboratorio de 90 m2 en un sótano en Georgia Tech y así nació Sila Nanotechnologies.

Financiando de la próxima disrupción

Inmediatamente después de formar el equipo salieron a recaudar fondos. Tenían una gran ventaja y era la propiedad intelectual que Gleb había acumulado, que incluía seis patentes y cuatro años de datos técnicos sobre el problema que querían resolver.

Sabían que la tecnología era totalmente compatible y tenían una clara comprensión del camino a seguir, dados los años de experiencia en Tesla de Gene y su cofundador Alex.

Salieron y levantaron una ronda de la Serie A con Sutter Hill y Matrix como co-líderes. Ambos han seguido invirtiendo en todas las rondas.

La última ronda de financiamiento de Sila fue una ronda de US$ 170 millones liderada por Daimler. Hasta ahora han recaudado alrededor de US$ 295 millones.

El posicionamiento de la empresa fue crítico ya que mucha gente había perdido dinero en compañías de baterías. Desde el primer día tuvieron muy claro que no eran una empresa de baterías, sino una empresa de tecnología que fabrica materiales para baterías. Las baterías son un mercado de bajo margen, pero los materiales tienen un mercado muy saludable, ya que cuanto mejor sea el producto, mayores serán las ventas.

Ahora la valorización de la empresa está por sobre los US$ 1.000 milloness, donde la narración de historias desempeñó un papel importante. Esto es ser capaz de comunicar la esencia del negocio en 15 a 20 laminas; Guy Kawasaki dice que no deben ser más de 10 e incluso con fondo negro siguiendo la regla 10, 20, 30 (10 laminas, 20 minutos, fuentes tamaño 30). Otro buen ejemplo para emprendedores es la plantilla de Peter Thiel, quien fue el primer inversionista ángel en Facebook con un cheque de US$ 500.000 que convirtió en más de US$ 1.000 millones en efectivo.

Sila Nanotechnologies

Durante los primeros días, los cofundadores pudieron reclutar a un grupo de talentosos ingenieros para que se unieran al equipo y desde allí comenzaron a construir la empresa.

Su modelo de negocio gira en torno a la invención, desarrollo, fabricación y venta de su producto.

En este sentido, su producto es un polvo que sustituye al polvo de grafito en las baterías de iones de litio. Cuanto más eficientemente pueda almacenar el litio, menos material necesitará para la misma cantidad de energía. El material de Sila Nano puede almacenar energía de forma más densa, dándole más energía a un volumen y peso similares.

Sila con su material puede reducir el peso de la batería en aproximadamente un 20% o aumentar las reservas de energía en aproximadamente un 20%. Lo que significa que los vehículos tienen el potencial de ir un 20% más lejos.

Consideremos que cada vehículo eléctrico necesitará entre 15 y 20 kilos de este material. Piense en el futuro, dentro de unos años, cuando todos los vehículos sean eléctricos. Se trata de un mercado de 100 millones de vehículos nuevos al año. Con 20 kilos por auto, serían 2.000 millones de kilos de este material totalmente nuevo en el mundo que hay que producir cada año. Pero, no olvidemos que este modelo de negocios se basa en el actual, es decir, en que se continuaran vendiendo autos a las personas. El cambio que viene es que los autos autónomos (eléctricos también) reducirán drásticamente esa cifra de 100 millones de autos nuevos al año, a probablemente 10 millones, igual es una cifra interesante.

Este material también podría ser utilizado para alimentar nuevos taxis aéreos, y cambiar la forma en que viajamos, y la industria aeroespacial.

Sila ha estado creciendo alrededor de un 40-50% cada año durante los últimos cinco años, y no hay indicios de que eso se vaya a frenar en un futuro próximo.

Categorías
Infonews Titulares

Eclipse en Chile, ¿Cómo se preparan las plantas de energía solar para no interrumpir el suministro?

Santiago, Chile. 26 junio, 2019. El próximo 2 de julio el Norte Chico de nuestro país será testigo de un eclipse total de sol, evento que no ocurría en Chile desde el año 2012, cuando el extremo sur fue alcanzado por la sombra de la luna.

Durante sus minutos de duración, este atractivo fenómeno hará que las plantas de energía fotovoltaica dejen de producir cerca de 1.150 MW, la mitad del consumo de la Región Metropolitana.

También existirá una pérdida aproximada de 214 MW de generación solar en techos de hogares, industrias y Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD).

Este déficit se puede suplir generando energía distinta a la solar. Sin embargo, existen métodos para que este fenómeno natural no obstaculice el suministro continuo que las fuentes fotovoltaicas entregan a la red.

Jorge Leal, country manager de Solek aclara “si bien el eclipse es un espectáculo maravilloso, hay que tomar las precauciones necesarias para que la distribución de energía solar no se vea afectada. El uso de baterías de litio para almacenar energía permite dar un suministro continuo”.

Con esta tecnología, la energía fotovoltaica ha superado una de las principales barreras diferenciadoras con otras fuentes que no dependen de la luz natural para operar.

De esta forma, uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza puede ser también una oportunidad para que las fuentes solares muestren cómo los avances en almacenamiento de energía han permitido su permanente evolución y crecimiento, otorgando energía limpia a todo el país.

Categorías
Negocios

Lightyear One, el auto solar que quiere desbancar a Tesla

  • Lightyear presentó el primer auto eléctrico del mundo con recarga solar y con una autonomía de “largo alcance” de hasta 725 kilómetros (en ciclo WLTP), y que se postula como un claro competidor de Tesla.

Helmond, Holanda. 25 junio, 2019. El modelo recibe el nombre de Lightyear One y puede cargar su batería directamente con el sol sin necesitar infraestructura de recarga. La compañía cifra en 20.000 kilómetros al año la energía que se puede conseguir a través de los paneles solares del vehículo.

Según detalló la empresa holandesa, fundada en 2016 por exalumnos del Equipo Solar Eindhoven, el auto está fabricado con materiales de alta tecnología para tener el menor peso posible y, al mismo tiempo, mantener una “estricta” seguridad para los pasajeros.

El Lightyear One está propulsado por cuatro ruedas de accionamiento independiente, por lo que no se pierde energía en el tránsito del motor a la rueda. El techo y el capó están compuestos por cinco metros cuadrados de células solares integradas en un vidrio de seguridad.

Además de a través de la energía solar, el modelo se puede recargar en una estación de carga rápida o incluso en una toma de corriente regular.

Lightyear aumentará la producción de Lightyear One en 2021. Los primeros 100 autos ya han sido reservados. A través de la web de la empresa, los compradores ahora pueden reservar una de las 500 unidades por pago de 119.000 euros.

Objetivo de ventas: 1.500 unidades al año

El responsable de Estrategia y confundador de Lightyear, Martinjn Lammers, aseguró que en el “corto plazo” el objetivo de la empresa es comercializar alrededor de 1.500 unidades por año.

“Los futuros modelos estarán disponibles con mayores vólumenes (de producción)”, apuntó, subrayando que las entregas del Lightyear One comenzarán a finales del próximo año.

En opinión de Lammers, el Lightyear One es un “competidor” de Tesla en el sentido de que también es un vehículo eléctrico, pero con la diferencia de que no requiere necesariamente de una infraestructura de recarga, gracias a sus células solares. “Esto lo hace un claro diferenciador de Tesla”, resaltó.

“La tecnología que hay detrás del Lighyear One pondrá fin al problema de la falta de infraestructura de recarga. Además, el vehículo está destinado a demostrar que esta tecnología también se aplicará en conceptos más asequibles”, argumentó.

El directivo también afirmó que la compañía tiene planes futuros de fabricación en otras ubicaciones, diferentes a Holanda y que la empresa trabaja actualmente con “multitud” de proveedores de todo el mundo.

Categorías
Columnas

Consumo de recursos naturales

Santiago, Chile. 13 agosto, 2018. La llegada de agosto no pasó inadvertida para nuestro planeta. El 1 de este mes fue el día del año en que la Humanidad consumió la totalidad de los recursos naturales que el ecosistema es capaz de regenerar en 365 días. Esto ha encendido nuevamente la preocupación en torno a cuánto tiempo más se podrá disponer de la Tierra para vivir, considerando que esa fecha límite se adelanta cada vez más año tras año.

A este excesivo consumo de recursos también se debe sumar la Huella de Carbono que es generada por las más diversas actividades humanas, y entre ellas, una que resulta clave es la industria energética.

Particularmente en Chile, se ha dado un esperanzador y creciente fenómeno ligado a la energía solar. Este tipo de energía, a diferencia de la termoelectricidad, ya sea a carbón, gas natural o diésel, no tiene emisiones de C02, y ha estado ganando un inusual terreno en Chile durante el último tiempo.

En efecto, este tipo de energía se acerca fuertemente al 10% de participación en el sistema eléctrico en cuanto a capacidad instalada, de acuerdo con el último reporte emitido por el Coordinador Eléctrico a la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Sumando la energía eólica y la hidroelectricidad, el sistema eléctrico comienza a ser alimentado por un creciente número de energías limpias y respetuosas del Medio Ambiente, que con mucho esfuerzo, dedicación y trabajo han logrado ganarse un espacio cada vez más considerable en la matriz.

El futuro de la energía solar es prometedor, y con ella será posible contrarrestar de alguna forma el creciente consumo de recursos naturales y emisiones de gases de efecto invernadero, particularmente dióxido de carbono, que genera tanta preocupación actualmente en todo el mundo.