Categorías
Destacados Negocios

Sectores económicos apuestan por recuperación en 2021, pero con grandes dosis de incertidumbre

  • Durante el seminario de proyecciones económicas 2021, organizado por la CCS, el presidente del gremio Peter Hill manifestó que “más allá de las grandes dificultades presentes, debemos, a toda costa, retomar esa senda de crecimiento y desarrollo, que alivie las difíciles circunstancias por las que atraviesan una gran cantidad de chilenos”.

Santiago, Chile. 4 noviembre, 2020. “El impacto de la pandemia ha sido enorme y doloroso, este año nuestro PIB tendrá la caída más grande que haya registrado en casi 40 años, al igual que la inversión y el consumo, con una destrucción de empleo de magnitudes no recordadas. Y pese a todo, la resiliencia que hemos construido como sociedad nos permite tener esperanzas de que lo peor ha quedado atrás, y que la mejoría en las cifras que trajo septiembre se prolonguen a los próximos trimestres, permitiéndonos alcanzar un crecimiento superior al 4% en 2021”, señaló Peter Hill, presidente de la CCS (Cámara de Comercio de Santiago), en su discurso de apertura durante el seminario online seminario de proyecciones económicas “Ganadores y perdedores Post Pandemia: ¿Qué espera a cada sector para el 2021?“.

El encuentro contó con la participación de representantes de los principales sectores de la economía nacional: Alvaro Merino, gerente de estudios de la Sonami (Sociedad Nacional de la Minería); Francisco Gana, gerente de estudios de la SNA (Sociedad Nacional de Agricultura); Rafael Palacios, director de políticas públicas de la SOFOFA; Javier Hurtado, gerente de estudios de la CChC (Cámara Chilena de la Construcción); Matias Bernier, gerente de estudios de la ABIF (Asociación de Bancos e Instituciones Financieras) y George Lever, gerente de estudios de la CCS, quienes hicieron un balance del desempeño de su sector este 2020 afectado el impacto de la pandemia del Covid-19 y entregaron sus proyecciones para el 2021, todas apostando por una recuperación de la economía aunque con grandes dosis de incertidumbre.

El dirigente gremial destacó que “más allá de las grandes dificultades presentes, debemos, a toda costa, retomar esa senda de crecimiento y desarrollo, que alivie las difíciles circunstancias por las que atraviesan una gran cantidad de chilenos. Para ello existen dos elementos fundamentales: paz y confianza, que permitan ponernos a trabajar e invertir, porque es a través del crecimiento que podremos avanzar”.

En esta línea, Peter Hill manifestó que “es esencial avanzar en una nueva constitución que garantice derechos, pero también que establezca deberes, por lo que es necesario convocar a los mejores para su redacción, personas que tengan como norte -no una determinada ideología- sino el objetivo del progreso de Chile y de todos los chilenos”.

PROYECCIONES POR SECTOR

Minería

El gerente de estudios de Sonami, Alvaro Merino, proyectó que el próximo año el sector minero crecerá 2% con una producción de cobre cercana a las 5.900.000 toneladas.

En su exposición, el ejecutivo estimó que el precio del cobre se situará en un rango entre 2,90 y 3,00 US$/lb y exportaciones mineras por un monto de 42 mil millones de dólares. Sin embargo, el ejecutivo de SONAMI dijo que frente a estas proyecciones hay que tener una dosis de cautela por cuanto hay elementos de riesgo que podrían hacer variar dichas estimaciones.

En cuanto al presente año, el gerente de estudios de SONAMI señaló que en 2020 la actividad minera tendrá prácticamente nulo crecimiento, pues se estima que el PIB sectorial minero aumente levemente entre 0% y 0,5% respecto del año anterior, donde se registrará una caída en la producción de cobre y oro y un incremento en el caso del hierro, molibdeno y plata.

Agregó que el precio promedio anual del cobre, que ha mostrado un importante crecimiento desde el 23 de marzo pasado cuando marcó US$ 2,09 por libra, se situará en torno a 2,75 US$Lb, mientras que las exportaciones mineras alcanzarán un monto de 40 mil millones de dólares.

El gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Minería proyectó que este año la economía chilena concluirá con una caída del PIB entre 5% a 6%, mientras que para el año 2021 la tasa de crecimiento se situaría en 4,5%.

Construcción

Para Javier Hurtado, gerente de estudios de la CChC, la crisis sanitaria y la consecuente crisis económica han producido un profundo impacto en la actividad de la construcción,  con caída de inversión que en su peak llegó 17,4% y un estimado anual de caída del 11,9%, lo que equivale a US$ 3.681 millones de menor inversión el 2020, pérdidas directas de algo más de 300.000 empleos, los cuales lentamente se comienzan a recuperar, caídas relevantes en los inicios de obra inmobiliaria nueva por sobre el 50% acumulado a septiembre, al igual que caídas en las ventas inmobiliarias del orden del 45% acumulado a ese mismo mes.

Para Hurtado “se espera una lenta recuperación principalmente asociada al shock de inversión relacionado a los planes de inversión del gobierno y a la baja base de comparación con un crecimiento esperado de la inversión sectorial del 7,7% el 2021, para posteriormente acercarse a su comportamiento histórico del orden del 4,4%.

Industria

Rafael Palacios, director de políticas públicas SOFOFA proyectó para el año 2021 un crecimiento de la actividad manufacturera entre un 1,5% y 2,5% y del PIB (Producto Interno Bruto) entre 4% y 5%. “La recuperación de la inversión será el principal factor detrás de la recuperación esperada para la actividad manufacturera el próximo año, la que dependerá en gran medida de la confianza empresarial, la que cayó con fuerza después del 18 de octubre para retomar con rapidez niveles previos antes de volver a hundirse con la llegada de la pandemia al país. Sin embargo, ha mostrado una sostenida recuperación desde entonces, que la ha llevado a superar los niveles precrisis. También será importante la confianza de los consumidores, que se mantiene muy golpeada producto del negativo impacto de la pandemia en el mercado laboral con tasas de desempleo superior al 20% y destrucción de más de 2 millones de empleos”.

Palacios agregó que los desempeños observados en los últimos indicadores de actividad, inversión y empleo dan cuenta que se han reducido los efectos negativos del COVID-19 sobre la economía y la industria manufacturera “lo que anticipamos continuará en los próximos meses y el próximo año. Sin embargo, nuestras estimaciones están sujetas a un balance de riesgos que puede corregirlas al alza por (i) avance de la vacuna para el COVID-19, (ii) una mayor demanda externa y (iii) un proceso constituyente que se desarrolle en condiciones normales. En cambio, nuestras estimaciones pueden corregirse a la baja frente a (i) rebrotes de la pandemia en Chile, (ii) nuevas alteraciones al orden público, (iii) empeoramiento de las condiciones crediticias y (iv) un proceso constituyente que se desarrolle en condiciones de incertidumbre y violencia.”

Banca

Matias Bernier, gerente de estudios de la ABIF destacó que la banca ha jugado un rol relevante durante la crisis, tanto en temas operacionales -reprogramaciones masivas, otorgamiento de créditos masivos y continuidad de sistemas de pago, como en provisión de créditos.

Destacó que la crisis ha tenido una profundidad y extensión mayor a la que se esperaba cuando se diseñó el programa de garantías estatales. “En las próximas semanas las empresas debieran iniciar el pago de los créditos FOGAPE, y estamos esperando que el gobierno realice las modificaciones necesarias al programa para un reenganche económico ordenado”.

Detalló que, desde el inicio de la crisis sanitaria se han reprogramado 1,3 millones de clientes por un monto de US$ 42.799 y se han aprobado 298.000 créditos FOGAPE Covid, por un monto de más de US$ 13.500 millones.

En cuanto a las proyecciones para 2021 en un escenario base prevé un crecimiento de 4,5% para la economía local, mientras que las colocaciones totales de banca crecerían entre 3,2% a 3,8%.

Agricultura

De acuerdo con las estimaciones de Francisco Gana, gerente de estudios de la SNA el sector silvoagropecuario crecerá en torno al 2,7% el próximo año, con un amplio rango posible, entre un 1,2% y un 4,5%.

Agregó que “tendremos un rebote por la base de comparación más baja y una mejor situación hídrica que el año pasado, pero todavía sufriendo por los embates de la sequía. Este escenario asume mercados internacionales más estables, una guerra comercial menos intensa y sin grandes siniestros climáticos.

Comercio

George Lever, gerente de estudios de la CCS presentó las perspectivas del sector para el próximo año, previendo un escenario base en que la economía podría expandirse sobre el 4,5%, con una importante recuperación de la demanda interna, particularmente de la inversión. “Dicha recuperación, sin embargo, estará fuertemente influida por la bajísima base de comparación de este año, y no será suficiente para alcanzar los niveles de actividad previos a la crisis”.

Lever hizo notar que a nivel global, Chile es uno de los países más afectados en materia de empleo y consumo, ya que entre marzo y septiembre el empleo disminuyó un 18% promedio en nuestro país, solo superado por Perú, entre las economías que han informado. “Las ventas del retail, pese a su reciente recuperación potenciada por el retiro de fondos previsionales, cayeron casi un 15% en igual período, también entre los registros más sensibles a nivel global”, agregó.

Explicó que entre agosto y septiembre el sector alcanzó números azules, ayudado por el impacto retiro de fondos de pensiones y la gradual reapertura de parte del comercio. A la fecha se han retirado más de US$ 16.000 millones y – de acuerdo con sondeos a consumidores – un 40% se ha destinado a la compra de bienes (principalmente alimentos y bienes durables) y un 30% al pago de deudas.

Para los próximos trimestres, la CCS describió el escenario sectorial de la siguiente forma:

  • T4 2020: Remanente del 10%, desconfinamiento y baja base de comparación => crecimientos posiblemente en 2 dígitos.
  • T1 2021: Se “normalizan” bases de comparación. Segundo 10%? Gran incertidumbre de proyección.
  • T2 2021: Bajísimas bases de comparación (-28%) aseguran alto crecimiento, pero se mantiene fantasma de daño en el empleo.
  • T3 2021: Es el trimestre con mayor incertidumbre y su comportamiento depende de la formación de expectativas, disponibilidad de vacuna, apoyos de liquidez a hogares y evolución del empleo.
  • T4 2021: Base de comparación muy exigente. Si el empleo e ingresos laborales no han logrado recomponerse será un período de contracción.

En resumen, en el escenario de los próximos dos años, la CCS proyectó una caída en las ventas en torno al 5,5% este año, un crecimiento del 6% el próximo y un 2,5% en 2022.

Categorías
Negocios

Chile es el tercer país más afectado en empleo a nivel mundial

Santiago, Chile. 25 septiembre, 2020. Unos 40 millones de empleos se han destruido a nivel mundial entre marzo y julio de este año a causa de la crisis del Coronavirus, provocando uno de los costos más sensibles a la economía mundial producto de la emergencia sanitaria. Chile, lamentablemente, es el tercer país más afectado en términos de porcentaje de empleo perdido (21% entre marzo y julio), solo superado por otras dos economías latinoamericanas: Perú y Costa Rica.

El factor común en la evolución de los mercados laborales ha sido la pérdida de empleos a partir de las medidas de contención del contagio, y el abandono de la fuerza de trabajo por parte de los nuevos desempleados, ante la falta de expectativas en un contexto en que gran parte de las actividades económicas se encuentran (o encontraban) restringidas en su operación.

Lo anterior explica por qué el impacto ha sido mucho más fuerte en materia de empleo que en la tasa de desempleo (si las personas abandonan la fuerza laboral, dejan de ser contabilizados como desempleados).

La región Latinoamericana aparece como la más golpeada, con 6 países dentro de la lista de los que más han perdido empleo entre marzo y junio o julio: Los mencionados casos de Perú, con un 39%, Costa Rica (21%) y Chile (21%); además de Colombia (12%), Brasil (10%) y Argentina (7%). Completan el listado Filipinas (21%), Egipto y Armenia (ambos con caídas del 10%), y Estados Unidos (8%).

De los países que disponen de información actualizada, 51 exhiben caídas de diversa magnitud en su empleo, y solo 9 muestran alzas, aunque moderadas, destacando el caso de Austria (6%) y China (9%).
En el caso de Austria, al igual que otros países europeos, la agresiva implementación de medidas de retención de empleo y de programas de incentivo a la contratación temporal (ocupaciones de corto plazo), contribuyó a disminuir los costos en desempleo, aunque el vencimiento de varios de ellos, en un escenario todavía complejo, ha abierto el debate sobre su extención o renovación. También ha contribuido la relativa rapidez de reacción de los planes de desconfinamiento, si bien esta misma estrategia a generado temores respecto a los riesgos de rebrote del contagio.

Chile es el tercer país más afectado en empleo a nivel global

China, epicentro del inicio del contagio, mejoró significativamente sus números en el segundo trimestre, creando, de acuerdo a nuestras estimaciones, más de 13 millones de empleos entre marzo y junio, después de haber perdido 6 millones en el primer trimestre.

Estados Unidos, por su parte, es la economía que más empleos perdió entre marzo y julio, con cerca de 12 millones y medio de personas que perdieron sus ocupaciones. A junio, en tanto, Brasil había perdido casi 9 millones de empleos desde marzo.

En general, entre los países del hemisferio norte se aprecia la mayor severidad del impacto laboral entre los meses de abril y mayo, mientras que junio y julio parecen ser el momento crítico en el Cono Sur de América. Estos patrones responden evidentemente a las curvas de desarrollo de la pandemia, y probablemente al hecho de que la mayor incidencia de contagios en Sudamérica ocurrió entre el otoño e invierno, a diferencia del Hemisferio Norte. Independientemente de las temporalidades, se observa claramente una mayor vulnerabilidad en los mercados latinoamericanos ante la crisis del Coronavirus. Consistentemente, los impactos son más severos y mucho más dramáticos que en las economías desarrolladas.

Chile es el tercer país más afectado en empleo a nivel global

Desde el punto de vista del impacto del tipo de políticas de contención sanitaria, se observa que a medida que éstas se hacen más severas y por tanto más restrictivas para la movilidad y las actividades económicas, las tasas de desempleo son a su vez más elevadas.

Chile es el tercer país más afectado en empleo a nivel global

En los próximos meses se espera una relativa mejoría en los indicadores laborales a nivel mundial, favorecida por el avance de nuevas tácticas de desconfinamiento y la reapertura parcial de actividades que estaban casi totalmente detenidas. De este modo, se consolida la percepción de que la mayor parte de los mercados laborales del mundo habrían tocado fondo entre abril y julio.

Las cifras aún muy preliminares de agosto al menos parecen ratificar esta tendencia. Hasta ahora, solo dos países han informado estadísticas laborales para ese mes: Estados Unidos, que recuperó más de 3 millones y medio de empleos respecto de julio, y Canadá, que agregó 250.000. En el caso de Chile, si bien las cifras oficiales se conocerán a fines de septiembre, la encuesta alternativa del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la PUC sugiere que en agosto se habrían recuperado al menos 300.000 puestos de trabajo, una buena noticia, aunque aún insuficiente para salir del ranking de los países más afectados.

Categorías
Negocios

Gremios productivos analizaron la actual situación de sus sectores y esbozaron escenarios futuros

Santiago, Chile. 15 abril, 2020. La CCS (Cámara de Comercio de Santiago) organizó el foro digital “Economía en Cuarentena”, que reunió a los gerentes de estudios de los principales sectores de la economía nacional: Alvaro Merino (SONAMI), Javier Hurtado (CCHC), Francisco Gana (SNA), Rafael Palacios (SOFOFA), Matías Bernier (ABIF) y George Lever, (CCS) quienes analizaron la actual situación de sus áreas y esbozaron escenarios futuros.

Construcción

“El sector construcción ya proyectaba una contracción importante producto de la crisis social y las expectativas producidas por los cambios regulatorios y de la constitución, donde se proyectaba una caída de 7,7% de la actividad”, explicó Javier Hurtado, gerente de estudios de la CCHC.

“Producto de la actual crisis sanitaria se espera una caída mayor en la inversión en construcción de 10,5% producto de una caída de 13,2% en vivienda y un 9% en infraestructura. Ya se están viendo paralizaciones de proyectos inmobiliarios y de infraestructura producto de cuarentenas, cordones sanitarios y medidas de distanciamiento social”, añadió el ejecutivo.

Hurtado manifestó que las empresas han incorporado un protocolo sanitario desarrollado por la Cámara Chilena de la Construcción y la Mutual de Seguridad para minimizar los contagios en las obras existentes y poder seguir desarrollando la actividad. Es primordial la continuidad de la actividad, en la medida de lo posible, para minimizar efectos económicos y sociales.

Minería

Alvaro Merino, gerente de estudios de Sonami, destacó que “las compañías mineras están haciendo todos los esfuerzos posibles para mantener la continuidad operacional y están trabajando al ritmo que las complejas circunstancias actuales así lo permiten”.

Asimismo, el ejecutivo resaltó que, en este momento, “el objetivo prioritario en el diario quehacer de las compañías mineras es la protección de sus trabajadores y sus familias, en ello se enmarcan un estricto protocolo y un conjunto de medidas que está adoptando la industria en pos de este relevante objetivo”.

En su exposición, Merino dijo que “si eventualmente se agudiza la crisis y se restringe la libre circulación, por razones sanitarias, no es descartable que las operaciones mineras tengan que detenerse”.

En cuanto al comportamiento del precio del cobre, el gerente de Estudios de SONAMI dijo que el actual escenario de incertidumbre «nos continuará acompañando, a lo menos en el corto plazo, pues el debilitamiento de la economía mundial seguirá impactando el valor de los activos y materias primas, particularmente el cobre, generando alta volatilidad en su cotización». Agrego que “el deterioro de los precios, está golpeando con fuerza los ingresos y márgenes operacionales de las compañías mineras.

Para Chile, esta situación no le es indiferente, pues por cada centavo de dólar promedio anual que cae la cotización del cobre, Chile disminuye sus ingresos por exportaciones en US$ 125 millones y el fisco en US$ 60 millones, por concepto de excedentes de Codelco y tributación de la minería privada”.

Finalmente, expresó que “en el pasado el país también enfrentó situaciones complejas, sin embargo, con coraje y decisión salió adelante, en esta ocasión, con unidad, responsabilidad y colaborando con la autoridad, también superaremos este trance”.

Comercio

Un complejo escenario para el comercio describió George Lever de la CCS, anticipando un período de entre 4 a 6 meses, por ahora, de contracciones en las ventas. A los cierres de gran parte de las tiendas físicas y la fuerte caída en la demanda, se suman distintos antecedentes que sugieren un rápido empeoramiento en el mercado laboral. Entre ellos, sendas encuestas realizadas por el mismo gremio a empresas y consumidores. En el caso de estos últimos, durante la segunda semana de abril el porcentaje que declara que dentro de su núcleo familiar al menos un integrante ha perdido su empleo subió hasta un record del 52%, muy por encima de los niveles en torno al 20% que se observaron durante el estallido social y también de las semanas previas, en que el indicador marcó 25, 36 y 44 por ciento, en medio del avance del Coronavirus en nuestro país. La situación más dramática se vive sin dudas en los segmentos de menores ingresos, alcanzando este indicador un 65% en el grupo socioeconómico D.

Por el lado de las empresas, en tanto, el porcentaje de firmas que indica que ha debido despedir trabajadores llegó al 20% en marzo, para luego escalar a 31% en la primera quincena de abril.

En opinión de la Cámara, estos antecedentes sugieren que el desempleo ya podría estar en dos dígitos, transformándose, junto al elevado porcentaje de empresas en alto riesgo de cierre (23%), en dos factores críticos a abordar con todo el arsenal de políticas públicas y privadas disponible.

Industria

Rafael Palacios, gerente de políticas públicas de Sofofa, explicó que “a pesar de que en las últimas semanas hemos observado una ralentización de la actividad económica en general, y de la actividad industrial en particular, producto de las medidas de distanciamiento social y cuarentenas implementadas para enfrentar la pandemia, aún es temprano para dimensionar los impactos económicos que la emergencia sanitaria tendrá en la actividad industrial. Sin embargo, conocemos que ésta enfrenta la crisis en un momento complejo, pues las últimas cifras de producción y ventas manufactureras, exportaciones industriales e inversión en maquinaria y equipos que publicamos mensualmente dan cuenta de caídas significativas desde el mes de octubre del año pasado, habiéndose registrado una tímida recuperación en el mes de febrero.

Considerando entonces la heterogeneidad de la actividad industrial, además de la incertidumbre que aún persiste sobre el comportamiento del virus, la efectividad de las medidas sanitarias de control del contagio y el impacto de las medidas económicas anunciadas por el Gobierno y aquellas que se discuten en el Congreso, es muy difícil proyectar su comportamiento para los próximos meses, ya que el alto grado de incertidumbre lleva a que cualquier estimación esté sujeta a un importante balance de riesgos. Y si bien adelantamos para los próximos meses una contracción de la actividad industrial, de la mano de una caída del comercio exterior, de la demanda interna y de las expectativas empresariales y de consumidores, la profundidad y duración de dicha contracción es todavía difícil de cuantificar”.

Agricultura

La actual crisis sanitaria que atraviesa Chile y el mundo no afectará mayormente al sector agrícola en el corto plazo, pero todo dependerá del tiempo de prolongación de esta pandemia, de las medidas que se apliquen y de una futura cura a este virus, los cuales aún se mantienen en incertidumbre.

Francisco Gana, gerente de estudios de la SNA (Sociedad Nacional de Agricultura), explicó que el principal impacto ha sido la caída en las exportaciones (-5%) que sólo en parte se debe a la crisis sanitaria, ya que hay otras razones como, por ejemplo, la sequía y un sector forestal más deprimido. Es difícil desacoplar estos tres efectos, aunque hasta ahora la mayor incidencia la ha tenido el sector forestal.

Agregó que el PIB agrícola se explica por las exportaciones, el consumo interno y el clima, por lo que estimamos que caiga alrededor de un 2%, siempre y cuando esta crisis sea acotada. Las exportaciones silvoagropecuarias caerían entre un 5% y un 5,6% en este año. Como el consumo por alimentos es relativamente inelástico no afectará tanto. A lo anterior, se suma la sequía que también tiene un efecto, que se refleja también en las exportaciones.

Banca

“La emergencia sanitaria y la recesión global impactarán también a la economía chilena, la cual ya se encontraba debilitada por los acontecimientos políticos y sociales ocurridos a partir del 18 de octubre, donde el impacto de la desaceleración económica es mayor en los segmentos de personas y de empresas de menor tamaño, los cuales ya han evidenciado una reducción en el flujo de crédito bancario”, señaló Matias Bernier, gerente de estudios de la ABIF (Asociación de Bancos e Instituciones Financieras).

Para el ejecutivo, un foco de preocupación para la banca tiene que ver con la cartera comercial grupal que corresponde a la cartera del segmento de clientes con ventas por debajo de 100.000 UF, que tiene una caída importante y cierto deterioro cíclico.

Señaló que hay buenas razones para pensar que este shock es transitorio y que, tal como lo manifestara el Banco Central en su informe de política monetaria “la dinámica de crecimiento tiene forma de V más que de U o L, fundamentalmente basada que es una crisis que tiene término aunque no sabemos la extensión”.

Bernier agregó que las medidas que han adoptado las autoridades y los bancos van en directo beneficio de los clientes en el sector crediticio. “Por una parte el Banco Central, no solo bajo su tasa de política monetaria al mínimo técnico, sino que también abrió una línea de liquidez de largo plazo que aumenta en la medida en que los bancos que incrementan sus provisiones, dando un incentivo importante para que la banca aumente el nivel de colocaciones”.

Por otra parte, destacó que la CMF (Comisión para el Mercado Financiero) ha flexibilizado normas de provisiones cuando se renegocian los créditos, sin embargo si bien genera ciertos alivios en la gestión de los bancos, no elimina los riesgos. “Ha generado alivio transitorio para que esto no genere impactos en el sistema bancario, pero un cliente que no lo logra cumplir con sus obligaciones de crédito pese a todas las medidas, es un cliente que la banca tiene que asumir esa pérdida y responder a sus depositantes con recursos propios”.

En todo caso, señaló que “el escenario está muy abierto, no tenemos cifras importantes o proyecciones muy certeras que reportar. Típicamente en la banca el nivel de colocaciones responde al nivel de producto, por lo tanto uno podría hacer un modelo de elasticidad PIB, sin embargo con esta coyuntura eso pierde sentido, hay factores exógenos muy importantes que están operando y cuya oportunidad y magnitud no tenemos posibilidad de calibrar bien”.

Categorías
Destacados Negocios Titulares

Confianza en la economía se desploma tras propagación del COVID-19 en Chile

  • Las cifras llegaron al nivel más bajo desde que se inició la medición mensual hace 18 años.

Santiago, Chile. 7 abril, 2020. Como era de esperar, la propagación del COVID-19 en Chile llevó al IPEC a uno de sus mínimos históricos. En tan solo un mes, la confianza de los consumidores en la economía retrocedió 4,9 puntos, situándose en 27,8, el nivel más bajo observado desde marzo de 2002, fecha en la que se inició la medición mensual del indicador y uno de los más pesimistas del total de la serie histórica de 36 años (sólo superado por la Crisis Económica de 1983 y la Crisis Asiática).

El campo del IPEC de GfK Adimark se realizó entre el 4 y el 30 de marzo. Dado el avance que mostró el COVID-19 durante el periodo de medición se observa una importante caída al comparar las cifras obtenidas antes y después del día 16 (primer día hábil desde que el gobierno comunicó las primeras medidas para detener la propagación del virus como la suspensión de clases). Así, el IPEC pasó de 29,5 puntos a 26,1 (-3,4) durante la última quincena de marzo y es esperable que siga manteniéndose en esos rangos en los próximos meses.

GfK - Descargue Informe IPEC Marzo 2020

Con el dato de marzo, el IPEC completa 20 meses en la zona pesimista. “Lo peor aún no llega en términos de confianza del consumidor, ya que el impacto de la pandemia en las cifras solo se vio reflejado recién hacia la segunda quincena de marzo. Lo esperable es que durante abril los números sean aún peores”, explica Max Purcell, gerente general de GfK Adimark.

Al analizar por segmentos se observa una caída bastante generalizada, siendo solamente el grupo etario entre 18 y 35 años el que muestra un desempeño levemente más alto con 31 puntos.

De los cinco sub indicadores que componen el IPEC, los que muestran el peor comportamiento son: “estabilidad del país próximos 5 años”, con 23,1 y “situación compra artículos del hogar”, con 24,7 puntos. Dos indicadores se encuentran en su mínimo histórico desde que se inició la medición mensual en el año 2002: “situación país actual”, con 27, 2 puntos y “situación económica del país a 12 meses” con 32 puntos.

Con respecto a los otros indicadores evaluados por GfK Adimark, todos muestran caídas importantes excepto “situación económica de las empresas”, que pasa de 30,9 a 34,1 puntos.

Dos indicadores llegan a sus mínimos históricos en los últimos 18 años: “expectativa de empleo”, con 15 puntos y “situación económica familiar” con 44,2 puntos.

El porcentaje que cree que estamos en un buen momento para “comprar artículos para el hogar” alcanza 10,7%, manteniéndose en los mismos bajos niveles a los que llegó desde el estallido social de octubre de 2019. Lo mismo ocurre con “compra de vivienda”, con 9,2% y “compra de auto” con 7,5%. “Lo que estamos viendo, es que los chilenos cambiaremos nuestros hábitos de consumo de forma dramática en los próximos meses y muchos de esos cambios quedarán para siempre”, agrega Max Purcell.

Por otro lado, un 55% de los chilenos cree que los precios de las cosas subirán en los próximos 12 meses y el 42% cree que es un buen momento para ahorrar, una cifra alta que probablemente responde a la necesidad que sienten los chilenos de prepararse para meses que se vislumbran bastante negativos. “Estamos ante una situación muy crítica en términos del efecto que puedan tener las políticas públicas sobre la economía y que, si se sobre reacciona, habremos perdido años de avance donde los más afectados nuevamente será la clase media y baja, es decir, la mayoría de los chilenos”, concluye el gerente general de GfK.

Categorías
Negocios

Análisis general y sectorial Ley de Presupuesto 2019

CEDEA - Analisis Sectorial Del Presupuesto 2019 - Chile
Santiago, Chile. 5 diciembre, 2018. Análisis general y sectorial de la Ley de Presupuesto 2019 enviada, discutida y aprobada por el parlamento. En este documento podrá revisar en el plano general la planificación del gasto total del gobierno central, como así también en el ámbito sectorial, los 5 énfasis presupuestarios más importantes que el gobierno presentó en su informe de finanzas públicas 2019 como son infancia, adultos mayores, educación, salud e inversión regional.

El CEDEA (Centro de Estudios de Economía Aplicada) busca contribuir, desde el análisis de políticas públicas y la economía aplicada, al desarrollo de la sociedad en entidades públicas y privadas, por medio de la construcción de conocimiento y asesoría especializada.

CEDEA - Analisis Sectorial Del Presupuesto 2019 - Chile - Descargue Informe

Las principales áreas temáticas de interés del CEDEA están vinculadas al diseño y evaluación de políticas públicas en salud, medio ambiente, desarrollo económico sustentable, fomento productivo e innovación, migración, desempleo, evaluación del gasto público nivel nacional, regional y municipal, así como también el análisis privado del entorno macro y microeconómico que afectan los mercados, sus regulaciones industriales y los factores sectoriales intrínsecos.