Categorías
Destacados Infonews Titulares

La nueva pirámide de prioridades que permitirá a los empresarios hacer crecer sus negocios

  • ¿Cómo definir la estrategia de desarrollo en las compañías? ¿Cuál es la mejor manera de tomar decisiones de peso dentro de los negocios? En una interesante jornada a cargo de los profesores de Wharton School, Jim Austin y Saikat Chaudhuri, organizada por Seminarium, los expertos dieron a conocer las respuestas a estas interrogantes, para crear una estrategia de crecimiento de las empresas, sin dejar de lado la disrupción digital.

Santiago, Chile 26 agosto, 2019. Seminarium, junto a una de las mejores escuelas de negocios, The Wharton School, realizaron una clase magistral donde se profundizó cómo lograr un desarrollo de las empresas de manera que también puedan enfrentar los cambios digitales en que se están enfrentando las compañías.

Jim Austin, experto en estrategias comerciales y la teoría de desarrollo organizacional, presentó la manera en que se debieran priorizar las iniciativas para lograr un crecimiento en las empresas: una pirámide donde “a medida que uno tiene iniciativas a más largo plazo (más lejos de la base), mayor es la probabilidad de que no se logre completamente el éxito”.

De esta manera, el académico explicó que las ideas que buscan crear un apoyo a los negocios actuales, es decir en el corto plazo, suelen ser altamente efectivas, pasando a crear la base de la pirámide de crecimiento. En el caso de aquellas que son a mediano plazo suelen tener una efectividad media, por lo que se encuentran en la parte media, y al tener un alto grado de novedad, los fallos pueden estar presentes. Finalmente, la punta del desarrollo, vendrían a ser “los cambios a largo plazo, que cuentan con solo un 10% de éxito, pero no por eso debemos dejar de intentar innovar, ya que son justamente esas iniciativas las que logran las transformaciones”, detalló Austin.

Sin embargo, es necesario tomar decisiones dentro de la compañía para poder llevar a cabo estos cambios. Ante esto, el experto entregó recomendaciones en el evento de Seminarium, como por ejemplo siempre formar un equipo entre seis y ocho personas para definir las acciones a seguir, ya que con menos de seis integrantes puede haber falta de diversidad en las opiniones, mientras que, en grupos más extensos, es probable que algunos miembros estén desconcentrados y no aporten realmente a la decisión. Además, sostuvo que hay tres claves que se deben tener en cuenta, que son la agudeza perceptiva, el juicio cualitativo y la credibilidad.

Por su parte, el profesor Saikat Chauduri sostuvo que “la disrupción digital puede permitir que surjan negocios a partir de los ya existentes que no logran superar el desafío. Por ejemplo, el caso de Blockbuster quienes se negaron a comprar Netflix en sus inicios, cuando era similar a un delivery de películas, por una mala experiencia con otra compañía que tenía un servicio parecido. Con esto, actualmente están en bancarrota y Netflix es el principal actor en su área”.

Seminarium - Wharton - Jim Austin
El profesor de Wharton School, Jim Austin indicó “que los cambios a largo plazo, sólo cuentan con una tasa de éxito de sólo el 10%, sin embargo no por eso debemos dejar de intentar innovar, ya que son justamente esas iniciativas las que logran las transformaciones”.

Wharton School: Estrategia de Crecimiento y Disrupción Digital

Tanto las empresas predominantes como los nuevos participantes están tratando de renovar sus industrias a través de la creación de una estrategia altamente conectada. Los mercados internacionales (especialmente América Latina) deben permanentemente crear oportunidades innovadoras para ganarle a la competencia. En una cultura de innovación, obtener un marco estratégico es lo primordial para cumplir con las necesidades de crecimiento de sus empresas.

En este contexto, Seminarium y Wharton School se unen una vez más para traer a la región latinoamericana las nuevas tendencias y herramientas indispensables para enfrentar los desafíos en periodos de cambios disruptivos y mantenerse competitivo.

Fundada en 1740, University of Pennsylvania, también conocida como “Penn”, es una de las principales y más tradicionales universidades de Estados Unidos. Penn tiene una orgullosa tradición de transformar el conocimiento en acciones de mentalidad social que se remontan a su fundador, Benjamin Franklin. Esta tradición de pragmatismo activo, articulada en la máxima de Franklin “bien hecho es mejor que bien dicho”, vive hoy a través de las políticas inclusivas, el trabajo innovador y el compromiso impactante de nuestra facultad, estudiantes y personal.

Fundada en 1881 como la primera escuela de negocios universitaria, Wharton School, reconocida mundialmente por su liderazgo intelectual y su innovación continua en todas las disciplinas principales de la educación empresarial. Con una amplia comunidad global y una de las facultades de escuelas de negocios más publicadas, Wharton crea valor económico y social en todo el mundo. La escuela tiene 5,000 estudiantes de pregrado, M.B.A., Executive M.B.A. y estudiantes de doctorado; más de 13.000 participantes en programas de educación ejecutiva anualmente y una poderosa red de ex alumnos de 98.000 graduados.

Objetivos principales

Evaluar los modelos mentales dentro de su compañía que pueden impedir la exploración de nuevas e innovadoras oportunidades de crecimiento.

Comprender las oportunidades de crecimiento desde las perspectivas de los principales segmentos de clientes
Entender cómo las empresas establecidas pueden navegar por las innumerables soluciones digitales y encontrar nuevas oportunidades.

Encontrar la inspiración y motivación para enfrentar los obstáculos que se presenten en el escenario actual mundial.

Vivir una oportunidad únizca de networking con los líderes empresariales de la región.

Categorías
Infonews Titulares

Indice de Disrupción de 20 industrias a nivel mundial

  • De acuerdo con la medición de Accenture, la industria que se encuentra en mayor nivel de disrupción actualmente es la de Software y Platafomas (Google, Microsoft, Apple, etc), seguida por la de Energía y la de Infraestructura y Servicios de Transporte.

Santiago, Chile. 15 febrero, 2019. Actualmente, 63% de las compañías a nivel mundial está experimentando disrupción, mientras 44% de las empresas son actualmente susceptibles de futura disrupción. Así lo determina un nuevo estudio de Accenture, el cual midió el nivel actual de disrupción, así como el nivel de susceptibilidad de futura disrupción en 3.629 compañías globalmente. Se midieron dos componentes: la presencia y penetración de compañías disruptoras y el desempeño financiero de las empresas establecidas.

De acuerdo con el informe, actualmente, 40% de las compañías estudiadas en 20 industrias, son altamente susceptibles por la disrupción en el futuro. Además, 68% de los ejecutivos C-Level a nivel mundial espera que su industria tenga una disrupción significativa por las innovaciones traídos por la tecnología en los próximos 3 años.

Accenture - Indice de Disrupcion

Actualmente, las industrias con mayor nivel de disrupción son la de Software y Plataformas (por ejemplo, Google, Facebook, Microsoft, Apple, etc.), Energía, Infraestructura y Servicios de Transporte, la Industria de Viajes y la Banca. Mientras, las más susceptibles a disrupción en el futuro son la de Energía, Banca, Utilities, Seguros y Viajes.

Accenture - Indice de Disrupcion

Según explicó Gabriela Alvarez, directora ejecutiva de telecomunicaciones de Accenture Chile, “en tiempos de rápidos cambios, se necesita una nueva estrategia, una que permita a las compañías actuar ante la disrupción. En Accenture llamamos esta estrategia “rotar hacia lo nuevo”, lo que significa transformar y hacer crecer el core de negocio, mientras se encuentran nuevas fuentes de negocio”.

La experta agregó que “un ejemplo de lo anterior es lo que ha hecho Amazon. Esta empresa invirtió US$ 13.700 millones en la adquisición de la compañía de alimentos Whole Foods, entendiendo la necesidad de abrirse a nuevas fuentes de negocio. De esta manera, Amazon puede mejorar la experiencia de sus consumidores, abriendo sus servicios al ecosistema”.

Categorías
Negocios

“El desempleo es lo que más aumenta la desigualdad”

Santiago, Chile. 13 julio, 2018. “Los sectores medios ahora dominan la sociedad. Los grupos C2, C3 en 10 años pasaron del 47% al 62%”, explicó Bernardo Fontaine, economista y director de empresas, en el VI Congreso Empresa y Sociedad de ICARE. En él, puso énfasis en que buenos trabajos ayudarán a disminuir las desigualdades en Chile.

Fontaine partió dando un panorama del progreso que ha tenido Chile: “Hay descontento. Para algunos el crecimiento ha beneficiado a pocos. Lo que no es así, ya que la pobreza bajó. Pero aún así, tenemos 2 millones de personas en la pobreza, por lo que tenemos un problema”.

Y se preguntó: “Entonces, ¿está todo bien? No, todavía tenemos muchos problemas y falencias”.

Bernardo Fontaine: descontento por abuso de privilegios

“Hay descontento porque se viven abusos y privilegios. Contra el abuso y el privilegio necesitamos transparencia, trato justo y competencia”.

“La empresa en Chile ha sido bastante poco transparente. Ha comunicado poco cuál ha sido su rol y su deber. Las empresas tienen que enfocarse en procurar un trato justo. No sólo cumplir la ley, sino que ir mucho más allá. Y a las empresas en Chile les falta mucho. Nos falta competencia, para así abrir posibilidades a los emprendedores, y los empresarios tienen una gran labor ahí”.

Desigualdad al corto plazo: empleo y buenos salarios

“La desigualdad en el corto plazo es un problema del empleo y los salarios. Es por eso que la reforma laboral no va a solucionar los problemas de desigualdad”.

“Los salarios son bajos porque la productividad es baja”, explicó Fontaine llamando a aumentar la productividad nacional.
“Es tremendamente importante volver a tener como prioridad el crecimiento, porque eso es lo que genera empleo y aumenta los salarios (…) El desempleo es lo que más aumenta la desigualdad. Y la raíz de la desigualdad está en las oportunidades de empleos. Del 20% más pobre, el 70% no trabaja”.

“Toda la discusión política-económica de la sociedad chilena se mueve en un modo análogo, en el pasado, entre seguir con el vuelo, postergar soluciones, repartir el botín. Esto lleva a una decadencia paulatina y a la frustración. En cambio, la corrección a los errores de las reformas, en pensión, salud, niños y la gestión del Estado lleva al desarrollo creciente y al desarrollo integral”.

DDD, Disrupción Dinámica Digital

“Estamos frente una Disrupción Dinamica Digital, que ya comenzó, lo que significa que hay fuerzas inevitables que van a trasformar la sociedad. La tecnología así como electricidad es invisible. La Web está en todas partes, uno va a comprar una cocina, y la cocina tiene las recetas y las ollas incorporadas y sabe que olla usar para cada plato. Entonces no hay productos, sino servicios en evolución permanente. El acceso al conocimiento instantáneo y en volumen gigantesco de datos que viene con la IA (Inteligencia Artificial), va a significar otro mundo, por ejemplo hoy ya hay programas que diagnostican enfermedades mejor que los doctores. Esto va a significar un cambio radical en el acceso, la gente de menores recursos va a poder acceder a información, a capacitación, a servicios que nunca antes soñó, a un precio que no pensó”.

“Hoy ya podemos ver un aumento de la autonomía y del individualismo, una competencia total, pero al mismo tiempo una colaboración. Eso es lo interesante que tiene la Web, la gigantesca colaboración de personas sin un Estado que dijo ‘seamos solidarios’, sino que espontáneamente. Pero va a haber una tremenda desigualdad digital, y ya no va a importar la desigualdad de ingreso. ¿Estamos preparados para esto? ¿Queremos vivir este mundo? ¿Vamos a aprovechar esta oportunidad que hay para un país pequeño como Chile? Esa son las preguntas que tenemos que hacernos. Tenemos que cambiar la legislación laboral para que el trabajador trabaje cuando quiera y pueda, tanto si está en la empresa o trabaja por hora desde su casa. Tenemos que salir de la burocracia, de la ‘tramititis’ que ha entorpecido los negocios; US$ 1.000 millones gasta el Estado en tramites y papeles, y el 50% del tiempo de sus trabajadores, hay mas de 20.000 leyes , ¿qué sentido tiene eso?”.

“Pienso que nosotros, la sociedad civil, tiene de decidir a que velocidad vivirá esta Disrupción Dinámica Digital, y de acuerdo a eso lograr que nuestros políticos, que están en otro mundo a mi juicio, cambien la sociedad chilena para mejor”, concluyó Fontaine.