Categorías
Columnas

El mensaje de la Innovación

Santiago, Chile. 21 abril, 2020. El mundo nos está empujando constantemente a hacer cosas distintas en la vida personal y en el trabajo. Sin ir más lejos, en febrero -y con algo de envidia por quienes se tomaban vacaciones en esas semanas-, añoraba un par de días de trabajo en casa para bajar un poco del ritmo frenético, deseo que no solo a mí se me cumplió sino que a todos y con cierta cuota de ironía, ya que dicha consternación ya lleva casi 40 días de confinamiento en mi casa.

Pese a esto y otras dificultades, estamos en un tiempo donde renace la innovación. Porque no se innova por entretención sino por necesidad, ya sea económica u operacional, en el caso de las empresas, o incluso emocional en el caso de las personas, por las ganas de hacer mejor las cosas. A partir de este proceso que enfrentamos, estamos siendo testigos de cambios en los paradigmas sociales y morales del mundo donde hemos crecido, y se hace crítico echar mano a nuestras herramientas adaptativas para afrontar este período vertiginoso, donde la capacidad de creación, liderazgo y comunicación serán los protagonistas del éxito de nuestros proyectos.

El mundo de la tecnología, que me ha acogido por más de 10 años, se ha vuelto un protagonista de esta nueva y constantemente cambiante forma de hacer las cosas y comunicarnos, dándonos oportunidades de aprendizaje y replanteamiento únicas donde podemos promover y mantener cambios en las distintas industrias en una transferencia a la cultura organizacional. Es así que en aquellas áreas donde he tenido la oportunidad de implementar proyectos de innovación, he sido testigo no sólo del cambio operacional si no del cambio en las personas, lo que resulta enormemente gratificante a la hora de llevar esta suerte de “mensaje de innovación”.

El escritor Yuval Harari, en su magnífico libro “De animales a dioses” señala que el hombre llegó a la Luna por su capacidad de comunicación y transversalidad de un mensaje para todos los involucrados en dicha tarea, en todos los niveles. Así entonces, mi invitación es a que descubramos espacios de innovación, trabajemos, nos adaptemos, nos comuniquemos y encarnemos un mensaje, para que así, lleguemos todos a nuestras propias Lunas.

Categorías
Infonews Titulares

Transformación digital y la crisis cultural en las empresas

Santiago, Chile. 9 abril, 2019. En un entorno comercial tan tecnologizado como el actual, las empresas deben adecuarse a las necesidades del mercado y aprovechar al máximo cada herramienta disponible, si es que quieren mantenerse operativas. En ese sentido, la transformación digital ya no se alza como una opción, sino como una obligación: es la única forma de optimizar procesos y recursos para obtener mejores resultados. Sin embargo, esto es algo que requiere un análisis y planificación detallada.

El concepto de transformación digital se ha vuelto recurrente en el entorno empresarial, pero ¿sabe realmente a qué se refiere? En concreto, se trata de la adopción de tecnologías para mejorar procesos, optimizar recurso y obtener mejores resultados.

Desde luego, cuando la transformación digital se realiza planificadamente, es posible obtener diversos beneficios. De hecho, las empresas de la región que iniciaron este proceso de la manera correcta aumentaron su productividad en un 36%, incrementaron su presencia digital en un 32%, experimentaron una reducción de costos del orden del 30% y 27% de ellas mejoraron sus estrategias de marketing y ventas. Además, vale la pena destacar que 29 de estas compañías logró llegar a nuevos mercados.

Sin embargo, la transformación digital tiene un impacto directo en la cultura organizacional y en todo el entramado productivo, por lo que es necesario planificar el proceso y entender su impacto.

Cultura organizacional: piedra angular de la transformación digital

Es importante que las empresas entiendan que la transformación digital va más allá de la adquisición de software o maquinaria: es un proceso que implica a toda la estructura organizacional, desde ejecutivos hasta trabajadores. En otras palabras, es un cambio de mentalidad que toda la empresa debe estar dispuesta a asumir.

Por eso, un buen punto de partida es considerar tres preguntas claves:

• ¿Por qué transformarse?

• ¿Qué necesita transformarse?

• ¿Cómo llevar a cabo este proceso?

Desde luego, el por qué es evidente: en un mercado tan competitivo como el actual, la tecnología permite optimizar recursos y mejorar procesos, haciendo a las empresas más productivas.

Sin embargo, ¿sabe a ciencia cierta qué es lo que necesita transformarse? Claro, tareas, áreas, departamentos y equipos. Pero hay algo más importante aún y es la base de todo: la cultura organizacional. Todos los elementos de una empresa deben entender este proceso como una transformación profunda, una que comienza desde la forma de concebir y enfrentar las tareas cotidianas. Desde luego, esto se realiza a través de:

  • Capacitaciones a los trabajadores.
  • Análisis de los procesos actuales, para identificar aquellos que más pueden beneficiarse de la transformación digital.
  • Planificación de las etapas de implementación.
  • Adaptación de la infraestructura.
  • Medición periódica de resultados.

Es importante entender que la cultura organizacional juega un papel clave en la transformación digital. Aquí, los líderes deben preocuparse de empoderar a sus equipos, hacerlos sentir parte importante de la empresa y asignar responsabilidades claras. Esto hace que cada trabajador se sienta comprometido con la empresa y dé lo mejor de sí mismo.

Recuerde: las personas son los elementos más valiosos de toda empresa y, como tal, son la base de todo proceso de cambio. Los líderes deben ser capaces de escuchar las inquietudes, despejar dudas y alejar los miedos para que cada elemento pueda adaptar de buena forma a esta nueva mentalidad.

Porque la transformación digital es eso: una nueva mentalidad.

Para una correcta transformación digital ¿cómo administrar de mejor forma los talentos?

Herramientas como Microsoft Dynamics for Talent son ideales para la gestión del talento, pudiendo atraer y retener a las personas que son esenciales para los objetivos organizacionales. Gracias a este software, la gestión del talento puede realizarse de forma más detallada, precisa y personalizada. Todo, sin incrementar los esfuerzos o recursos, pues la clave está en la automatización de procesos.

A la hora de evaluar la implementación de esta solución, considere el apoyo de empresas con experiencia en el tema –como AlfaPeople-, capaces de actuar como verdaderos aliados estratégicos para mejorar la performance de su empresa.

Al implementar este tipo de soluciones, podrá prepararse para enfrentar un proceso de transformación digital que impacte positivamente en la cultura organizacional de la compañía y evitar situaciones como la crisis cultural de Heinz que, a la larga, llevó a la entidad a un desplome.

Categorías
Infonews

Transformación digital en las empresas: un imperativo para el éxito

Santiago, Chile. 30 octubre, 2017. La transformación digital en las empresas no se refiere tan solo en la adopción de nuevas tecnologías para agilizar sus procesos, en realidad, va mucho más allá. Consiste en implementar nuevas estrategias de negocio y generar un cambio en la cultura organizacional apoyándose de estas nuevas tecnologías.

La transformación no es una opción y mucho menos una moda, es algo completamente necesario para evolucionar, influyendo tanto a empresas como a personas. Es una corriente imperativa que está reestructurando el mercado global tradicional.

Los nuevos consumidores

Con las nuevas tecnologías ha surgido un tipo de consumidor más exigente. Uno que las empresas sólo podrán satisfacer modernizando su estructura y sus procesos. Los nuevos modelos de negocio colocan la experiencia de usuario (CX) como el objetivo principal hacia el que se enfocan todas sus acciones, con la finalidad de crear experiencias memorables para sus clientes.

Hay varias cosas que debemos considerar para satisfacer a este consumidor:

  • Los clientes de medios digitales quieren las cosas rápido y sin contratiempos. Son menos pacientes que un consumidor que es atendido frente a frente.
  • El futuro de un negocio siempre ha sido definido por los clientes, pero ahora, estos tienen más poder que nunca con respecto a la reputación de la empresa, principalmente por la facilidad de conectarse con otros usuarios para compartir sus opiniones.
  • La forma de interactuar con estos clientes abarca una amplia gama de canales, donde la comunicación debe ser bidireccional y eficiente.

Existen diversos “habilitadores” de la transformación digital, a través de los cuales las empresas están evolucionando sus modelos de negocio:

  • Cloud. Es el pilar de la transformación digital. Brinda capacidad informática de forma remota. Esto permite a las empresas entreguen servicios innovadores, sin necesidad de invertir cuantiosas sumas en tecnología. En un principio, la seguridad de los datos almacenados en la nube fue una barrera para muchas empresas, hoy en día los servicios han evolucionado de tal forma que ha dejado de ser un problema.
  • Big Data. Esta tecnología permite gestionar y procesar una inmensa cantidad de información que por su volumen, no podría tratarse con métodos convencionales. Se encarga de analizar y relacionar datos que aparentemente no tienen relación entre si, logrando revelaciones muy útiles para que las empresas puedan toma de decisiones, conocer mejor a sus clientes, desarrollar nuevos servicios y mejorar su productividad.
  • Automatización. Son herramientas que realizan tareas de forma automática, eliminando la intervención humana, incrementando así la eficiencia y productividad. Estos softwares son aplicables a cualquier departamento de la empresa para mejorar sus servicios, adelantarse a los problemas y reducir costos.
  • Inteligencia Artificial (IA). La AI aprende a través de el análisis de información previa o patrones y arroja resultados en base a dicho aprendizaje. Actualmente sus aplicaciones son diversas, en campos como la medicina, la logística, la banca, etc. Los chatbots utilizan esta tecnología para la atención a clientes, con la capacidad de mantener una conversación natural a través de mensajes.
  • Analítica digital. Nunca antes se había contado con tantas herramientas para medir los comportamientos del cliente y los KPI. El acceso a esta información facilita la toma de decisiones y el mejoramiento continuo.

Algunos de los cambios más significativos que ocurren en las empresas tras iniciar con este proceso son:

  • Modelos de negocio más verticales y sin jerarquías tan marcadas.
  • Mejoras en la eficiencia operativa.
  • Ofrecen una mayor flexibilidad de horarios y locación del trabajo.
  • Permiten la automatización de procesos facilitando la labor de los empleados.
  • Impulsan la cultura de innovación entre los trabajadores.
  • Facilitan la solución de problemas adelantándose a ellos.
  • Mejoran la colaboración interna.
  • Responden rápidamente a las fluctuaciones del mercado.

La innovación como clave para el cambio

81% de las empresas han colocado a la innovación como prioridad en sus iniciativas para la transformación digital. 46% de ellas incluso han creado un “centro de innovación” de manera formal dentro de la empresa y otras más se han beneficiado con la modernización de las estructuras de TI.

Una actitud innovadora rompe la barrera de resistencia al cambio, efecto experimentado por algunas empresas que aún se muestran reticentes a adoptar una nueva cultura del trabajo basada en las nuevas tecnologías.

¿Por dónde empezar para realizar esta transición?

A pesar de que desde principios de esta década se habla mucho de la transformación digital, de la necesidad evidente de crear nuevos modelos de negocio y estrategias para incrementar la conectividad y el compromiso de los clientes, aún el 47% de las empresas no se han aventurado a dar este paso. Es posible que les resulte abrumador el hecho de cambiar todo un sistema al que estaban acostumbradas o porque no saben muy bien por dónde empezar. La transformación digital es un proceso paulatino que debe seguir los siguientes pasos:

Definir al cliente. En un modelo en el que la experiencia del cliente se centra como objetivo principal, es indispensable conocerlo muy bien. Saber cuáles son sus gustos, aficiones y los medios más efectivos para contactarlos,

Establecer objetivos. ¿Qué se busca alcanzar con este cambio? Por ejemplo, obtener nuevos clientes y fidelizar los existentes, abrirse a nuevos mercados, incrementar ventas, agilizar procesos, ofrecer nuevos servicios o medir en tiempo real las acciones de marketing.

Definir tecnologías. Hay que evaluar cuáles son las más adecuadas según el tipo de empresa y sus objetivos. Además, es necesario determinar si alguna de las herramientas con las que se cuenta actualmente se puede conservar. En el fondo, se trata de definir cómo se alineará la tecnología con los procesos.

Involucrar a toda la empresa. Una de las barreras más complicadas suele ser el cambio de mentalidad en la cultura organizacional. Para una transformación exitosa, es indispensable capacitar a todas las áreas y hacer ver las ventajas de la digitalización en sus métodos de trabajo. Es indispensable conseguir y retener a los mejores talentos.

Estrategia. Según el estudio realizado por MITSloan y Deloitte denominado “Strategy, not technology, drives digital transformation“, el motor que impulsa la transformación digital no es la tecnología, sino la estrategia. La falta de una estrategia digital clara que cuente con el apoyo de la alta dirección, impide que una empresa sea capaz de reinventarse.

El informe se basa en las respuestas de 4,800 ejecutivos de 27 industrias alrededor del mundo y arroja, entre otros, los siguientes resultados:

  • Solo el 15% de los entrevistados de compañías poco maduras digitalmente opinan que sus empresas tienen una estrategia digital clara. Por otra parte, el número se eleva a 80% en el caso de empresas digitalmente maduras.
  • Las empresas poco maduras suelen centrarse en tecnologías de forma individual, mientras que aquellas con una estrategia digital fuerte, toman la transformación digital como un todo en las operaciones de la empresa. Del mismo modo, se muestran mucho más abiertas y dispuestas a tomar riesgos que las inmaduras.
  • Entre las nuevas tecnologías en el desarrollo de aplicaciones inteligentes aplicables a cualquier empresa, se encuentra Dynamics 365 software desarrollado por Microsoft y distribuido en Latinoamérica por su partner globlal AlfaPeople.
  • Esta aplicación moderna, móvil e inteligente desde la nube, aporta soluciones en la gestión financiera, operacional, procesos de automatización, marketing y servicio a clientes.
  • Dynamics 365 se integra con diversas apps para favorecer la transformación de las empresas y la colaboración virtual.

Las nuevas tecnologías facilitan la creación de modelos de negocio innovadores, aceleran procesos e impulsan la toma de decisiones a partir de grandes volúmenes de información. Las empresas no deben verlas como un reto, sino como una oportunidad para formar parte de de una economía digital en constante evolución y mantenerse competitivas dentro del mundo globalizado.

AlfaPeople es el partner Microsoft que puede apoyar a su empresa en el desafiante proceso de transformación digital.