Categorías
Seguridad

Se implementarán 1.000 cámaras de seguridad inteligentes con video analítica en 66 comunas a nivel nacional

  • Seguridad Electrónica Pública: Tecnología inteligente que busca reducir los índices de criminalidad en Chile.

Santiago, Chile. 24 septiembre, 2020. La seguridad apoyada por sistemas y dispositivos electrónicos que permitan una vigilancia y alerta en tiempo real, han contribuido a la reducción de los índices de criminalidad y riesgo, esto gracias al monitoreo que brindan las diferentes centrales de riesgo, posibilitando acceder a información a través de dispositivos y centros de control.

En este contexto, Ingesmart está implementando el Proyecto Calle Segura, uno de los más grande de Chile a nivel de seguridad electrónica pública y que busca mejorar los estándares de seguridad en todo Chile.

Se implementarán 1.000 cámaras de seguridad inteligentes con video analítica en 66 comunas a nivel nacional, específicamente en sectores más vulnerables, con mayor tasa de delincuencia y de alta connotación social. El objetivo es que a través de tecnologías de última generación disminuya la victimización, delitos e inseguridad, entregando mayor seguridad a la ciudadanía a través de una vigilancia más efectiva.

Para José Antonio Dinamarca, gerente general de Ingesmart, este proyecto va a permitir a las comunas tener mayor monitoreo sobre sus calles, pero al mismo tiempo se tendrá control del tránsito, tomando medidas no solo de seguridad en identificación de actos delictuales, sino que también de la operación de la ciudad. “En estás cámaras -al ser inteligentes- se pueden programar avisos y/o alarmas frente a ciertos eventos preconfigurados, apoyando de esta forma a los operarios, generando una vigilancia completa e inteligente”, comenta.

Hoy una smartcity se compone de 5 pilares fundamentales: ser una ciudad segura, amigable con el medio ambiente, que cuente con una alta e integrada red de comunicación, que utilice eficientemente la energía y posea una buena red de movilidad. “En este contexto, estas tecnologías son un componente esencial para apuntar a una ciudad inteligente, aportando tanto en el área de seguridad como de comunicación. A través de este proyecto, diversos municipios se encaminarán a ser una comuna inteligente”, agrega Dinamarca.

Actualmente, este proyecto se encuentra en una etapa de implementación, donde un equipo multidisciplinario trabaja -en terreno y vía teletrabajo- respetando todas las medidas de seguridad, y distribuidos en las 66 comunas de todo el país.

“Para nosotros este proyecto es un orgullo, ya que hoy nos posiciona en Chile como líderes en servicios de seguridad electrónica pública. Como empresa contamos con una basta experiencia en este rubro, específicamente en la implementación de cámaras inteligentes, por lo mismo, esto es un gran premio en respuesta a años de trabajo y, a su vez, se convierte en un tremendo respaldo para nuestro actual proceso de internacionalización”, expresa el gerente general de Ingesmart.

“Como empresa, nuestro principal objetivo es aportar a la ciudadanía -a través de tecnologías de última generación-, mejorando la calidad de vida de millones de personas. El estar a la vanguardia de la tecnología e innovando constantemente, nos permite complementar este tipo de proyectos con otras tecnologías, impulsando la creación de más SmartCities o ciudades inteligentes en nuestro país”, agrega José Antonio Dinamarca.

Categorías
Seguridad

CORE Metropolitano aprobó $96 millones en cámaras de televigilancia para la comuna de Independencia

Santiago, Chile. 26 mayo, 2020. El Consejo Regional aprobó por unanimidad el proyecto de cámaras de televigilancia para Independencia. El monto total aprobado asciende a $ 96.000.000 (US$ 120.000 aprox.) y consiste en la reposición de seis cámaras que fueron destruidas en octubre pasado, debido a las manifestaciones sociales.

Para la consejera Noemí Martinez, representante de Independencia, es muy importante apoyar a los municipios que desarrollan esta clase de proyectos. “Los temas de seguridad son más profundos que sólo cámaras, pero confiamos que la administración del alcalde Gonzalo Durán integrará esto a otras iniciativas que se trabajan en la misma línea”, expresó.

Esta iniciativa beneficiará a más de 100.000 personas y considera equipos con tecnología escalable, la compra de seis cámaras IP color que graban día y noche, domo ptz alta definición (HD), con su respectivo poste de acero galvanizado, circuito inalámbrico de red de comunicación y sus antenas respectivas.

Lo anterior pretende mejorar las condiciones de seguridad en sectores donde hay situaciones de delito, permitiendo un mayor control y fiscalización en la comuna de Independencia.

“Este es otro ejemplo del trabajo transversal entre alcaldes y consejeros regionales. Acá no existe la rivalidad política. Todos cerramos filas por nuestros vecinos sin ninguna distinción y este es el resultado”, dijo Alvaro Lavín, también consejero por la zona.

Categorías
Seguridad

El sistema de cámaras de Newark pone a la comunidad bajo vigilancia constante

  • La Citizen Virtual Patrol, un sistema de vigilancia pública que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, permite a cualquier persona observar las calles de la ciudad desde cualquier lugar y en cualquier momento, a través de hasta 127 cámaras.

Newark, EE.UU. 18 noviembre, 2019. La activista contra la violencia Sharon Redding monitorea las calles de su vecindario en Newark, Nueva Jersey, desde la pantalla de su computador mientras se prepara para su día. Tres veces a la semana, se conecta a la Patrulla Ciudadana Virtual temprano en la mañana y observa a sus vecinos y a sus hijos yendo al trabajo y a la escuela para asegurarse de que lleguen a salvo.

“Deberíamos saber qué está pasando en nuestra comunidad”, dijo Redding, que trabaja con el Newark Community Street Team, una organización que trabaja para reducir la violencia en la ciudad.

La Patrulla Ciudadana Virtual, un sistema de vigilancia pública que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, permite a Redding vigilar las calles de Newark, Nueva Jersey, desde cualquier lugar, en cualquier momento y a través de hasta 127 cámaras. Ella es una de los más de 10.000 usuarios que observan las calles de la ciudad desde las pantallas de sus computadores, según el Departamento de Seguridad Pública de Newark. Cualquiera puede inscribirse desde cualquier parte del mundo.

Redding, una maestra jubilada de preescolares, también vigila las cámaras por la noche para detectar actividades sospechosas. Ella dijo que ha visto muchos acontecimientos extraños mientras monitoreaba el portal en línea, desde personas que orinan en la vía pública hasta lo que parecían armas que se sacaban de los autos de la gente.

“Cuando lo ves en tiempo real uno realmente se da cuenta de lo que está sucediendo”, dijo Redding. “También puedes ver lo que se está haciendo con respecto al crimen: ¿está la policía abordando estos temas? ¿El alcalde va a hablar de las cosas que están sucediendo?”.

“Esta tecnología invaluable pone una herramienta de reporte de crímenes en tiempo real en las manos de todos los miembros de la comunidad”, escribió un vocero del Departamento de Seguridad Pública de Newark en un comunicado de prensa anunciando el lanzamiento del programa en abril de 2018.

Newark - Citizen Virtual Patrol

Desde su implementación, el director de seguridad pública de Newark, Anthony Ambrose, ha promocionado los beneficios de usar el sistema.

“Hay muchas cosas que estamos haciendo para crear confianza entre la comunidad y la policía”, dijo Ambrose. “Una de las cosas más importantes que hemos implementado son las cámaras virtuales”.

Los funcionarios dicen que la gente común que usa estas cámaras puede ayudar a las fuerzas de seguridad a atrapar a los criminales en el acto, forjando inherentemente una relación con la agencia local que ha estado en desacuerdo con la comunidad en el pasado.

Pero más de un año después, el departamento no ha podido proporcionar a los medios los números para mostrar exactamente qué tan bien está funcionando, a pesar de que los funcionarios de seguridad pública dicen que los datos existen. El departamento no tiene registros de cuántos arrestos o llamadas al 911 se han hecho usando la Patrulla Ciudadana Virtual, según Ambrose y Mark Di Ionno, el oficial de información pública de Newark.

“Creo que hemos demostrado que tenemos suficiente confianza en nuestra comunidad, que pueden ser nuestros ojos y oídos las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, dijo Ambrose. “Por parte de la policía, son buenos datos históricos a los que los investigadores pueden volver y si algo sucede en una intersección, pueden volver y revisar las cámaras”.

El video se guarda durante 30 días, dijo Di Ionno, pero Ambrose no quiso comentar adónde va el video ni quién tiene acceso a él.

El Departamento está planificando expandir el sistema de vigilancia por toda la ciudad, añadiendo más de 30 cámaras para fines de año, dijo Ambrose. Estos videos capturan muchos aspectos de la vida en Newark: hogares, tiendas, hospitales, escuelas y parques residenciales.

A través de las imágenes, Ambrose dijo que puede mirar hacia atrás y seguir los movimientos de la gente y los autos mientras se mueven de una calle a otra. El sistema funciona mejor como una herramienta reactiva, dijo, no preventiva. Es decir, el material almacenado es lo que tiende a ser más útil en las investigaciones policiales, no los informes de los espectadores en vivo.

Pero los expertos en vigilancia dijeron que esto solo puede conducir a una mayor división en una comunidad que ya está en desacuerdo con su fuerza policial.

Newark - Citizen Virtual Patrol-Faiza Patel-Brennan Center for Justice
Faiza Patel, codirectora del programa Liberty & National Security del Brennan Center for Justice.

“Hay un sistema de cámaras que se concentra en las comunidades negra y marrón, y cualquiera puede verlo”, dijo Faiza Patel, codirectora del programa Liberty & National Security del Brennan Center for Justice. “Sabemos que no son solo las fuerzas policiales las que tienen prejuicios raciales. Los ciudadanos individuales también los tienen. Básicamente, tenemos un sistema en el que todo el mundo puede ver a estas comunidades mientras hace sus actividades diarias”.

El Departamento de Policía de Newark ha estado bajo el escrutinio de la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Nueva Jersey por violaciones a los derechos civiles desde 2014.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Nueva Jersey solicitó al Departamento de Justicia en 2010 que investigara la NPD (Newark Police Departament). El departamento de policía fue criticado por hacer perfiles raciales, a tomar represalias contra personas que se han pronunciado en contra de la conducta policial y a detener a miles de personas que estaban “merodeando” o “vagando” sin ninguna prueba de sospecha razonable de actividad delictiva.

El Departamento de Justicia también determinó que el NPD había estado “usando fuerza injustificada y excesiva”, en violación de la Cuarta Enmienda, y que había hecho un número desproporcionado de detenciones y arrestos inconstitucionales contra los residentes negros de la ciudad.

Desde entonces, el NPD ha sido colocado bajo un decreto de consentimiento y un monitor independiente con el fin de abordar los problemas.

Algunos activistas cuestionan si estas cámaras están violando el decreto de consentimiento. Afirman que el potencial para la elaboración de perfiles raciales, la violación de las libertades civiles, los derechos de privacidad y el acoso es un precio demasiado alto para pagar en una ciudad predominantemente negra y marrón.

La mitad de la población de Newark es negra y el 36% es hispana, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Las cifras anuales sugieren que las cámaras parecerían ineficaces para captar la mayoría de los crímenes. En el primer semestre de 2018, las cámaras sólo habían captado tres de los 69 asesinatos del año. Ningún estudio ha demostrado que las cámaras de vigilancia sean eficaces para detener la delincuencia.

“Tenemos esta tendencia a pensar que hay una solución mágica que de alguna manera va a arreglar la tasa de criminalidad de la ciudad”, dijo Patel. “Sé que el alcalde de Newark dijo:’Oh, bueno, esto va a ayudar a mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad’, y creo que eso es sólo una falacia. No creo que vigilar a la gente sea una forma de hacer que confíen en ti”.

Categorías
Seguridad Titulares

La justicia rectifica y avala el uso de cámaras ocultas en Europa

  • El TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos) rectificó su fallo del año pasado y dio dado la razón a Mercadona con el uso de cámaras ocultas.
  • Juan Roig, presidente de Mercadona, es la quinta persona más rica de España. Posee un capital de 2.700 millones de euros, según Forbes.

Estrasburgo, Francia. 23 octubre, 2019. En 2009, Mercadona percibió pérdidas en existencias en una de sus tiendas en Barcelona por casi 25.000 euros, por lo que la empresa informó a los trabajadores de que colocaría algunas cámaras en el establecimiento, algunas de ellas ocultas. Las cámaras ocultas ayudaron al grupo presidido por Juan Roig a dar con las cinco empleadas que se robaban productos y ayudaban a otros a hacer lo mismo.

El TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos), presidido por Guido Raimondi desde 2012, dio la razón a Mercadona con el uso de las cámaras ocultas, pese a que en enero de 2018 la Corte le dio la razón a las trabajadoras, considerando prudente el despido por motivos disciplinarios pero alegando que un empleador no puede grabar en secreto a un empleado por vulnerar su privacidad.

En enero, el TEDH condenó a España por no proteger la privacidad de las demandantes y pidió una indemnización de 4.500 euros para cada una de las trabajadoras. No obstante, ya no serán indemnizadas, al rectificar este la Sala su fallo de enero de 2018 y blindar el uso de cámaras ocultas cuando esté justificado, tenga una corta duración y los vídeos no sean difundidos.

TEDH rectifica su fallo sobre las cámaras ocultas de Mercadona

Si bien en su anterior sentencia la Justicia europea falló que los tribunales españoles no alcanzaron un equilibrio justo entre el derecho a la privacidad y la propiedad, en esta rectificación consideró aplicable a este caso la sentencia Barbulescu sobre la vigilancia de la cuenta de email de un empleado rumano. Entonces, la Corte determinó que se puede vigilar con “garantías adecuadas y suficientes contra los abusos”.

Los 17 jueces de la Gran Sala concluyeron por unanimidad que España no vulneró el derecho a un juicio justo de las demandantes, pero tres magistrados se posicionaron en contra sobre el asunto de la privacidad: “No podemos permitir a los individuos hacer justicia por su cuenta y dejar sin protección suficiente el derecho al respeto de la vida privada ante estos nuevos retos”, dijeron los autores de los votos en contra.

Sin embargo, con 14 votos a favor, el fallo contra el que no cabe recurso concluye que España no vulneró el derecho a la privacidad recogido en el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Así robaban las cajeras de Mercadona

En junio de 2009, Mercadona descubrió que las referidas cajeras escaneaban los productos de las cestas y luego los anulaban, permitiendo a clientes y compañeros “abandonar la tienda con productos por los que no habían pagado”, según la denuncia de la cadena valenciana de supermercados, líder en España. Los tribunales españoles dieron la razón a la empresa, y las denunciadas llevaron el caso ante el TEDH.

Según el TEDH en su fallo, la vigilancia del grupo de Juan Roig con cámaras ocultas apenas duró 10 días y las grabaciones solo las vieron un número reducido de personas. Por ejemplo, los vídeos fueron mostrados a las trabajadoras para justificar sus despidos. “La intromisión en la vida privada de los demandantes no tenía un alto grado de gravedad”, dice la sentencia.

El fallo también dice que las extrabajadoras de Mercadona podían haber recurrido a la Agencia de Protección de Datos o presentar una demanda en los tribunales por sus derechos según la Ley sobre protección de datos, pero “no hicieron uso de ello”.

Categorías
Seguridad Titulares

Redes de vigilancia operadas por China se extienden por toda Latinoamérica

Santiago, Chile. 7 agosto, 2019. En la película Fast and Furious 6, Londres tiene una sala de control central con acceso en directo a todas las cámaras de la ciudad, y que puede ofrecer conexiones remotas. En las películas de Bourne, el personal de la CIA en los EE.UU. puede llamar rutinariamente imágenes en vivo de ciudades de todo el mundo.

A los productores de cine no se les ocurrieron estas ideas por su propia cuenta. Ya en 2006, el Reino Unido fue descrito en la prensa nacional como “la nación más espiada del mundo”, y los investigadores académicos afirmaron que los londinenses eran fotografiados por los sistemas de vídeovigilancia no menos de 300 veces al día.

Así es que al menos en las principales ciudades occidentales, la sociedad de la vigilancia está aquí.

En realidad no tanto, al menos cuando se trata de Londres, Berlín, Nueva York y otros lugares. Hoy en día lo mas común es ver a los investigadores, después de un incidente, atravesar un largo proceso de identificación de cámaras que podrían ser útiles, contactando a sus operadores (típicamente pequeñas organizaciones del sector privado, en Occidente), consiguiendo grabaciones potencialmente relevantes (si es que existen), convirtiéndolas en formatos utilizables y, a continuación, revisando horas y horas de vídeo antes de descubrir algo. Incluso entonces, muchas de las imágenes de CCTV no son lo suficientemente buenas ni siquiera para que personas entrenadas identifiquen caras, y mucho menos ayuda el software de reconocimiento facial con sus famosas altas tasas de error. Normalmente no hay ninguna opción para el acceso remoto en tiempo real.

En el Reino Unido, la policía ha llevado a cabo pruebas limitadas de sistemas de reconocimiento facial, pero esto ha suscitado una intensa oposición y los desafíos legales son importantes.

Algunos lugares están más avanzados que otros

Pero olvidemosnos de Londres, Berlín y Nueva York. Consideremos en cambio la remota ciudad argentina de San Salvador de Jujuy, a casi 1.600 km de la capital, en el extremo noroeste de Argentina. En marzo, el gobierno provincial de Jujuy selló un acuerdo de US$ 30 millones con el gigante chino de redes ZTE para un sistema integrado de cámaras, centros de monitoreo e infraestructura de telecomunicaciones. El ministro de seguridad provincial, Ekel Meyer, declaró que el sistema, que se instalará a partir de septiembre, incluirá reconocimiento facial.

Y Jujuy no es un caso aislado. En Ecuador, durante 2011, el gigante de redes chino Huawei y la estatal China National Electronics Import and Export Corporation implementaron un sistema gubernamental de más de 4.000 cámaras. El gobierno uruguayo anunció en febrero que aceptaría una donación china de 2.100 cámaras Huawei para ser instaladas en cuatro ciudades. Bolivia ha comprado un sistema de vigilancia chino de 600 cámaras. Y en Santiago de Chile drones se suman a la (UOCT Unidad Operativa de Control de Tránsito) para el control de tránsito en la capital.

Todos estos sistemas ofrecen, de hecho, acceso remoto en tiempo real. Incluso pueden “prevenir crímenes antes de que ocurran”, según sus creadores, identificando a las personas buscadas mediante el reconocimiento facial. Y no puede haber muchas dudas de que los operadores de inteligencia de China podrían acceder a estas imágenes si quisieran: La Ley de Inteligencia Nacional de China exige que las empresas con sede en China cooperen con el gobierno.

No son sólo las cámaras. Huawei, ZTE y otras empresas chinas han suministrado muchos de los teléfonos inteligentes utilizados por los latinoamericanos hoy en día, y muy a menudo la infraestructura de red a la que se conectan los teléfonos. Los teléfonos inteligentes presentan una inmensa oportunidad de vigilancia en cualquier lugar y aún más en América Latina, donde muchas personas no tienen computadores y su teléfono inteligente es su único dispositivo en red.

No olvidemos los autos, los asistentes de voz, los medidores inteligentes y el resto

De hecho, las cámaras pronto pueden ser sólo la guinda del pastel de la vigilancia. Según un estudio reciente del CSIS (Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales), con sede en Washington:

Los autos fabricados en China informarán automáticamente la historia de la ubicación y potencialmente incluso los datos de los pasajeros. Los sistemas inteligentes para el hogar fabricados en China y utilizados en la región potencialmente podrán informar sobre quién estuvo en el hogar y cuándo. La ubicuidad de los dispositivos diseñados y fabricados por China y utilizados en América Latina … crearán así oportunidades sin precedentes para que el gobierno chino, con influencia sobre las empresas chinas, recopile datos detallados sobre la vida de prácticamente todas las personas de la región y transmita la información de forma segura a través de arquitecturas de telecomunicaciones fabricadas en China …

Cualquiera que piense que tales ideas son descabelladas debería considerar que muchas de estas capacidades ya existen. Los autos modernos tienen sistemas de manos libres y de navegación por satélite que podrían actuar fácilmente como micrófonos y dispositivos de rastreo, y las conexiones de datos de los automóviles pronto serán universales. Los sistemas de control de voz para hogares inteligentes ampliamente vendidos permiten a los centros de datos remotos acceder a grandes cantidades de datos de los usuarios.

La diferencia entre el primer mundo de hoy y Latinoamérica en el futuro es que todos los asistentes de voz, los sistemas de automóviles, los teléfonos inteligentes y las cámaras de vigilancia -y, lo que es más importante, las redes que los conectan- serán operados potencialmente por un pequeño grupo de corporaciones bajo el control total de China. Las consecuencias políticas están más allá del alcance de este artículo: pero las implicaciones para cualquiera que busque hacer negocios en América Latina, particularmente en el espacio tecnológico, podrían ser importantes. El estudio del CSIS continúa diciendo:

Es probable que las empresas chinas alcancen un estatus de casi monopolio … además de eclipsar (si es que no las adquieren) a los proveedores de servicios actualmente líderes como Telefónica, Movistar y Claro … el dominio de las infraestructuras de telecomunicaciones por parte de las empresas chinas complementará su control de industrias como los vehículos personales, los sistemas de hogares inteligentes, la banca minorista, los sistemas de producción automatizada en las fábricas, los programas informáticos de uso personal y comercial, y los sistemas de vigilancia pública … Este cuasimonopolio dará a China una capacidad prácticamente ilimitada para recopilar información empresarial o tecnologías apropiadas para así darle a las empresas chinas una posición injusta.

Es cierto, por supuesto, que muchas de las mismas preocupaciones se aplican a los proveedores de tecnología occidentales, que son conocidos por cooperar secretamente con sus propios servicios de inteligencia nacionales. Sin embargo, las corporaciones y los gobiernos occidentales, aunque cooperan y comparten información secretamente a través de acuerdos como la alianza de espionaje “Cinco Ojos”, no son una sola organización monolítica como China. En la mayoría de los países occidentales sería difícil o imposible implementar redes de vigilancia como las que se están desplegando en América Latina, mientras que en China es ya una práctica habitual.

Seguros como en China

Como señaló el comisario de cámaras de vigilancia del Reino Unido, Tony Porter, en su último informe:

El Reino Unido solía ser considerado el país más vigilado gracias a la tecnología de vídeo, pero hoy en día hay 176 millones de cámaras que operan en toda China. Sus fuerzas policiales en las afueras de Pekín están probando lentes de sol que incluyen reconocimiento facial …

UK Surveillance Camera Commissioner Tony Porter
“Tengo claro que una sociedad acobardada por la omnipresente tecnología de vigilancia que controla todos nuestros movimientos, no es un enfoque que apoyemos en Gran Bretaña”, dijo el comisario de cámaras de vigilancia del Reino Unido, Tony Porter.

Ciertamente seguirá siendo posible hacer negocios tecnológicos en América Latina en el futuro, como lo ha demostrado la reciente ola de inversiones a nivel mundial de capital riesgo en Latinoamérica: de hecho, seguramente habrá muchas oportunidades lucrativas. Pero cada vez más, las empresas que desean operar en Latinoamérica Latina deberían estar dispuestas y ser capaces de llevarse bien con China y con la manera en que los chinos hacen las cosas.

Después de todo, incluso la remota provincia argentina de Jujuy, como anunció su gobernador, pronto estará “a salvo igual como en China”.

En Chile drones ayudan en el control de tránsito en la capital

La UOCT (Unidad Operativa de Control de Tránsito) presente en 9 regiones de Chile con 484 cámaras de televigilancia, desde marzo 2018 viene utilizando el monitoreo de flujo vehicular con drones en la Región Metropolitana.

Se trata dispositivos posicionados en ejes estratégicos de tránsito. De esta forma, las imágenes que transmitan estas unidades llegarán en tiempo real a la sala de control de la UOCT. Los dispositivos tienen por objetivo sólo el monitoreo del tránsito en lugares públicos.

Una ciudad congestionada en su flujo vial es sinónimo de caos y tensión. Para evitar ese estrés o disminuir su impacto, la UOCT está dando varios pasos que mejorarán la calidad de vida de peatones, automovilistas y usuarios de los buses del Transantiago.

uoct - video vigilancia

En el corredor de Avenida Grecia ya se probó una tecnología que permite agilizar las luces cuando se acerca un bus del Transantiago. Con ello se crea algo parecido a una ola verde, de modo que los buses avanzan con más fluidez. Eso se implementará en otros corredores de buses.

Hay cruces que a cierta hora del día se traban en tacos que no dejan avanzar a las avenidas o calles de la intersección. Mediante drones y también con video analítica de cámara ojo de pez (aplicadas en las cámaras de televigilancia UOCT) se podrá dar más o menos tiempo a los semáforos para agilizar estos embotellamientos viales.

Mediante un convenio con Waze, la UOCT entrega información de eventos del tránsito y se retroalimenta de la información de los usuarios. Próximamente, con la integración del Bluetooth de los celulares de los usuarios de autopistas se podrán conocer en tiempo real si hay congestión y si se alargan los tiempos de viajes. Así se podrán tomar medidas oportunas.

Categorías
Infonews Titulares

En 2018 17,5 millones de ciudadanos chinos no pudieron comprar un ticket de avión por tener bajo “Crédito Social”

Shenzhen, China. 8 marzo, 2019. Según el Centro Nacional de Información de Crédito Público de China, durante 2018 se impidió que 17,5 millones de tickets de avión fuesen comprados por personas cuyo “crédito social” era insuficiente, así como 5,5 millones de ciudadanos no pudieron adquirir un ticket de tren por la misma razón.

A fines de 2017 se informó que China estaba por implementar un sistema de puntaje ciudadano basado en la confiabilidad, planteando así una sociedad basada en calificaciones personales derivadas de las acciones que se tienen frente al gobierno y la misma sociedad. Sí, algo extremadamente parecido al capitulo ‘Nosedive’ de la tercera temporada de ‘Black Mirror’. Este sistema se llama ‘Crédito Social’ y ha estado en pruebas desde 2014 con la idea de una implementación en todo el país durante 2020.

La sociedad china ya se basa en calificaciones personales, a lo ‘Black Mirror’

Ciertas faltas afectan el puntaje de las personas, lo que da como resultado restricciones y un “puntaje bajo o insuficiente”. Por ejemplo, aquellos afectados no podrán viajar en avión o en tren, tanto para moverse dentro del país como para salir de él.

De hecho, ya se pueden escuchar mensajes que se transmiten en los trenes donde el gobierno pide a sus ciudadanos que cumplan con las normas para evitar puntos negativos. Y es que según el gobierno del presidente Xi Jinping, estas medidas se están implementando para mejorar el comportamiento de las personas con el fin de tener una “mejor convivencia”.

Mientras que gran parte de los chinos aprueban estas medidas, el resto del mundo lo suele ver como una forma de control basada en un puntaje totalmente abstracto, donde grupos por los derechos humanos advierten que el uso de este sistema puede llevar a que las personas sean inscritas en una lista negra sin su conocimiento.

De hecho el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, se refirió a esto como “un sistema ‘orwelliano’ basado en controlar prácticamente todas las facetas de la vida humana”.

Y es que el mayor problema son las acciones que provocan la deducción de puntos a los ciudadanos, donde encontramos desde infracciones a la ley, como no pagar impuestos, aquellos que hayan cometido actos delictivos, quienes hayan difundido información falsa sobre terrorismo o hayan causado problemas ya sea en vías públicas o medios de transporte. Hasta acciones que podrían parecer más triviales, como pasear un perro sin correa, estacionar una bicicleta sobre un paso peatonal, fumar en lugares prohibidos, quienes hayan hablado mal del gobierno y hasta aquellos que hayan emitido disculpas que se consideren “poco sinceras”.

Por otro lado, las sanciones, o castigos, están poco a poco aumentando:

  • No ser considerado para un cargo público.
  • Perder acceso a la seguridad social.
  • Ser revisado a fondo a su paso por la aduana china.
  • Ser excluido de puestos de alto nivel en diversas compañías públicas o privadas.
  • No tener acceso a una cama en trenes nocturnos.
  • Ser excluido de hoteles y restaurantes con estrellas más altas y ser rechazado por las agencias de viajes.
  • Sus hijos no podrán ingresar a escuelas privadas más caras.
  • No poder usar trenes ni aviones.
  • No poder salir del país.

Según el Centro Nacional de Información de Crédito Público de China, tan sólo el año pasado, 3,5 millones de ciudadanos chinos cumplieron “voluntariamente” con sus obligaciones legales, de los cuales sólo 37 personas pagaron un total de 150 millones de yuanes (aproximadamente US$ 22 millones) en multas o sanciones.

También se añadieron nuevas ofensas relacionadas con publicidad engañosa, noticias falsas (fake news) e infringir “leyes antidrogas”, pero no se dieron cifras concretas de cuántas personas han sido sancionadas como parte del ‘crédito social’, ni siquiera se sabe en qué regiones del país está operando.

Como se sabe, aunque no hay confirmación oficial por parte del gobierno chino, las autoridades de aquel país han invertido fuertes cantidades de dinero en instalar una gran red tecnológica para mantener monitorizados a sus ciudadanos. Aquí tenemos desde policías con lentes con reconocimiento facial, chips RFID en todos los autos, más de 20 millones de cámaras con inteligencia artificial, una aplicación de vigilancia para los smartphones de los ciudadanos, entre otras cosas.

“Las cámaras no sólo analizan los rostros, sino que también analizan los vehículos, a los peatones y recogen otros tipos de información”, explica Fu Xiaolong, miembro de la compañía Cloudwalk, encargada de fabricar estos dispositivos. “El proceso habitual de reconocimiento facial es la detección, la captura y la comparación de los rostros capturados con los registros de la base de datos para después analizarlos y obtener unos resultados”, indica.

China - Puntaje Social - vigilancia