Categorías
Destacados InfoWeek TV Seguridad Titulares

Proponen un sistema de alerta temprana para detectar signos de problemas de salud mental

  • Se utilizarían datos recopilados desde los relojes de Apple y Fitbit, y los dispositivos Echo con Alexa de Amazon y Google Home, con la intención de detectar un diagnóstico precoz de violencia neuropsiquiátrica.

Washington, EE.UU. 7 septiembre, 2019. Una fundación que realiza investigaciones sobre soluciones biomédicas de vanguardia presentó a la Casa Blanca una propuesta de utilizar Alexa, Apple Watch y Google Home para recopilar información que podría anticiparse a los posibles eventos de disparos masivos, ya que el Presidente Trump sigue indicando que la razón de los disparos masivos se debe a enfermedades mentales.

La propuesta, presentada por la Fundación Suzanne Wright, es parte de un proyecto para crear una Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Salud o HARPA (Health Advanced Research Projects Agency)- dando con esto un reconocimiento a la exitosa función de investigación en defensa que ha realizado DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency).

Funcionarios de la Fundación informaron a la Casa Blanca sobre la propuesta el mes pasado.

Después de promover la idea durante el primer año del gobierno del presidente Trump, los funcionarios la lanzaron de nuevo después de los tiroteos en Dayton, Ohio y El Paso Texas, bajo el acrónimo SAFE HOME (Stopping Aberrant Fatal Events by Helping Overcome Mental Extremes), o ‘Deteniendo los aberrante eventos fatales, ayudando a superar los extremos mentales’.

Bajo SAFE HOME, los últimos gadgets para el hogar ayudarían a buscar “señales de neuroconducta” de personas que están potencialmente en el límite.

Bob Wright, el ex presidente de la NBC cuando “The Apprentice” de Trump estaba en el aire, le comentó la idea a la hija del presidente, Yael Kushner (anteriormente conocida por el nombre de Ivanka Trump). Wright, quien creó la fundación cuando su esposa murió de cáncer de páncreas, conoce al presidente Trump.

La propuesta SAFE HOME se basaría en “tecnologías de vanguardia con alta especificidad y sensibilidad para el diagnóstico precoz de violencia neuropsiquiátrica”.

Esos dispositivos incluirían Alexa de Amazon, relojes Apple, Fitbit y Google Home, junto con la última tecnología médica.

“Las herramientas analíticas avanzadas basadas en la inteligencia artificial y el aprendizaje automático están mejorando rápidamente y deben aplicarse a los datos”, afirma el documento entregado a la Casa Blanca.

Por muy descabellada que sea, la idea podría ser aprobada por la Casa Blanca en parte por el intenso enfoque que el Presidente Trump le da a las enfermedades mentales, más que a las restricciones de armas de fuego, esto después de una serie de tiroteos masivos que han conmocionado a la nación.

“Apoyo la seguridad de nuestros ciudadanos. Apoyo mantener las armas fuera del alcance de los enfermos, de los enfermos mentales y también apoyo algo que tenga que ver con las enfermedades mentales”, dijo Trump el miércoles. “Tenemos que sacar a esta gente de las calles”.

Trump sigue considerando la idea de hacer algo con la verificación de antecedentes, pero inmediatamente después del tiroteo retiró una propuesta de verificación de todas las compras de armas.

Categorías
Seguridad

¿Quién está escuchando? Orden judicial para Amazon Echo en caso de asesinato

  • La policía quiere escuchar las grabaciones de este dispositivo para saber si captó algún sonido durante la noche en la que James Andre aparentemente asesinó a Victor Collins.

Bentonville, EE.UU. 29 diciembre, 2016. Las autoridades en Arkansas que investigan la muerte de un hombre cuyo cadáver fue encontrado en una tina de hidromasaje desean ampliar la pesquisa para incluir un nuevo tipo de evidencia: cualquier comentario captado por el parlante inteligente Amazon Echo propiedad del sospechoso.

Amazon dijo que se opone como práctica habitual a peticiones “excesivas”, pero los fiscales insisten en que la idea de ellos se basa en un precedente jurídico “tan antiguo como Matusalén”.

El asunto gira en torno al homicidio de Victor Collins, cuyo cadáver fue encontrado el año pasado mientras flotaba bocarriba en la tina de la casa de un amigo en Bentonville, a unos 240 kilómetros al noroeste de Little Rock. El amigo, James Andre Bates, fue acusado después del homicidio.

Los fiscales han solicitado a la corte que obligue a Amazon a que provea información del dispositivo Echo que podría aportar nuevas pistas sobre lo ocurrido la noche del 22 de noviembre de 2015, cuando Collins al parecer fue estrangulado y ahogado.

El fiscal Nathan Smith, del condado Benton, dijo el miércoles que desconoce si el dispositivo grabó sonidos relacionados con la muerte de Collins. Sin embargo, la búsqueda de pistas es simplemente “una cuestión de la policía que hace sus debidas diligencias”.

Al igual que cualquier investigación, “la policía tiene la obligación de intentar obtener pruebas de un delito”, afirmó Smith.

El dispositivo es un parlante en forma de cilindro, con micrófonos conectados a Internet, y salió al mercado a fines de 2014. Similar a otros equipos de su tipo, escucha la voz del usuario y responde a órdenes: tocar música, leer titulares noticiosos matutinos o agregar una fecha importante a un calendario, por ejemplo. El dispositivo Echo tiene capacidad de responder al usuario con una voz femenina conocida como “Alexa”.

La orden de registro firmada en agosto por el juez, solicita todas las “grabaciones de audio, transcripciones de voces, grabaciones de texto y demás información” contenida en el parlante Echo propiedad de Bates.

La orden judicial no solo solicitá la información que pudiera entregar el Echo de Bates. Su casa estaba equipada con una serie de dispositivos inteligentes que utilizan la tecnología de IoT (Internet de Cosas), como un termostato Nest, un sistema de alarma Honeywell, monitorización inalámbrica del tiempo en el patio trasero y dispositivos WeMo para la iluminación.

De hecho, la policía parece haber confiado en su medidor inteligente que mide el consumo de electricidad y agua. La policía encontró que la noche del asesinato, Bates usó aproximadamente 530 litros de agua entre la 1:00 am y 3:00 am. Los investigadores creen que esto podría ser una señal de que había usado agua para lavar la evidencia de lo que sucedió en su patio de la tina caliente.

En la nube de Amazon

Las grabaciones del Echo se almacenan en la nube de Amazon, donde pasan un proceso de reconocimiento para que ‘Alexa’ pueda contestar a la petición realizada y por eso la policía trata de averiguar si entre esas grabaciones hay algo que pueda ayudar a resolver el caso.

Sin embargo, la empresa estadounidense de comercio electrónico y servicios de computación en la nube rechazó entregar cualquier información registrada por “Amazon Echo” sobre el caso por cuestiones de privacidad, indicando en un comunicado la compañía que “Amazon no divulgará información de nuestros clientes sin una demanda legal válida y vinculante debidamente notificada”.

En su declaración jurada, Bates aseguró haber encontrado a Collins boca abajo en su jacuzzi cuando se despertó varias horas después de que el presunto asesino hubiera invitado a un amigo y a la víctima a ver un partido de fútbol americano en su casa.

Bates le dijo a los agentes que se fue a dormir a la una de la madrugada mientras dejó a la víctima con el otro amigo en el jacuzzi de su casa, aunque la esposa de este último corroboró que su marido dejó la vivienda media hora después de la medianoche.

El caso de ‘Echo’ recuerda a la negativa de Apple a facilitar al FBI el código de seguridad para desbloquear un iPhone usado por uno de los autores del tiroteo ocurrido en diciembre de 2015 en la ciudad californiana de San Bernardino, en el que murieron 14 personas y 22 resultaron heridas.

En ese caso, las autoridades lograron finalmente extraer la información del teléfono inteligente sin ayuda de Apple.

Independiente de lo que se descubra en el Echo, el uso de pruebas recogidas de dispositivos inteligentes es un asunto muy controvertido. Kimberly Weber, abogada de Bates, dijo, “Uno tiene una expectativa de privacidad en su hogar, y tengo un gran problema con que la policía pueda usar la tecnología que mejora nuestra calidad de vida contra nosotros”.

También no olvidemos las sabias palabras de Benjamin Franklin, “aquellos que entregan su libertad a cambio de seguridad no tendrán, y no merecen ninguna de las dos”.