Categorías
Infonews Titulares

Monitoreo satelital para la investigación en agua, sequía, agricultura, marea roja y desarrollo urbano

  • En su primera etapa se desarrollará un prototipo de Open Data Cube (en español Cubo de Datos Abiertos), comenzando con datos satelitales de LANDSAT en Chile para avanzar en la investigación de temas como agua, sequía, agricultura, marea roja y desarrollo urbano en distintas locaciones, disponiendo desde ya de datos satelitales de la Región Metropolitana de los últimos 35 años.
  • Un reporte del gobierno australiano acerca de las oportunidades de crecimiento económico de los países de la región APEC mediante el uso de tecnologías de observación terrestre y marítima, señala que Chile podría generar hasta US$ 5.000 millones de crecimiento económico mediante la colaboración entre países y organizaciones especializadas.

Santiago, Chile. 17 agosto, 2020. Data Observatory y la agencia australiana para el desarrollo científico CSIRO a través de su oficina en Chile, firmaron una alianza estratégica para desarrollar un revolucionario proyecto de Open Data Cube, en español Cubo de Datos Abiertos, para el monitoreo satelital terrestre y marítimo de Chile, comenzando en una primera etapa con datos satelitales de LANDSAT en Chile para avanzar en la investigación de temas como agua, sequía, agricultura, marea roja y desarrollo urbano en distintas locaciones, disponiendo desde ya de datos satelitales de la Región Metropolitana de los últimos 35 años. El proyecto se desarrollará en 3 etapas, comenzando por el desarrollo de un prototipo de cubo de datos abiertos, su completa disponibilidad para la sociedad chilena y su conexión con otros cubos de datos que se desarrollan en Latinoamérica.

El financiamiento inicial de este proyecto se realiza a través del Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio del Gobierno de Australia y el Data Observatory, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, APEC; alianza de la que Chile es parte. Así, CSIRO desarrollará una segunda etapa del proyecto de Data Observatory (DO), una iniciativa liderada por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo; Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; junto a Amazon Web Services (AWS) y la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

En una segunda etapa se convertirá el prototipo en una plataforma de observación de la tierra totalmente operativa al servicio del país. De este modo, el proyecto permitirá desarrollar en los próximos 2 años una plataforma de acceso tanto público como privado a datos satelitales que permitirán no solo la comprensión del entorno, sino también guiar nuevas investigaciones, apoyar decisiones de políticas públicas y estrategias de inversión e innovación de empresas y universidades.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, valoró la iniciativa por el rol clave que debe jugar el territorio de Chile en la observación del territorio nacional en la comprensión del Cambio Climático y en la acción climática”. Por ello, también aseguró que “en pos del mismo objetivo estamos poniendo en marcha el Observatorio de Cambio Climático, una red de actores e instrumentos que será un motor de evidencia y datos para acciones de mitigación y adaptación, de manera que esperamos que ambas iniciativas puedan sumar sus esfuerzos”.

Para Julio Pertuzé, director alterno del Ministerio de Economía en el DO, “poner a disposición sets de datos abiertos, como bien público, es un insumo para que florezca la economía digital. Como Ministerio de Economía esperamos que sean muchos los emprendedores y empresas quienes se beneficien de la iniciativa del Open Data Cube, de manera de poder desarrollar nuevos servicios y tecnologías en áreas tan importantes como la agricultura, pesca, desarrollo urbano, gestión de recursos hídricos, y nuevos usos que se puedan descubrir”.

Data Observatory y CSIRO Chile anuncian proyecto de monitoreo satelital terrestre y marítimo para Chile
Data Observatory, Santiago enero 2020.

Andrés Jordán, líder científico de Data Observatory, señaló que este proyecto se alinea plenamente a la misión que inspiró al DO, que busca entre otros objetivos, hacer disponibles datos de forma democrática dentro de una infraestructura, de modo que esta información tenga mayor impacto en el ecosistema nacional, incluyendo al sector público, privado y académico. “Los datos satelitales son muy diversos y complejos, y en un Open Data Cube quedan disponibles en un formato amigable y de forma expedita. Una vez que se concluya el prototipo, se irán sumando nuevas capas, satélites y sensores, de acuerdo a las prioridades que se identifiquen en función de sus usuarios”.

Según Jonathan Hodge, director del Programa de Ciencia de Datos e Integración de CSIRO Chile, se trata de un cubo de datos abiertos de alta escala para Chile, con muchos tipos de conjuntos de datos para diferentes usos a partir del monitoreo satelital. “Comenzaremos por los datos de agua y sequía en la zona central de Chile, que ya cuenta con hasta 35 años de registro que ya están disponibles en el Data Cube”.

Carlos Jerez, director de Data Observatory, destacó las múltiples posibilidades de innovación y desarrollo científico que ofrece esta plataforma abierta para Chile, de acceso público y gratuito, pudiendo acceder en cuestión de minutos a datos de décadas en distintos sectores de la economía. “El eficiente y actualizado acceso al monitoreo satelital de nuestro territorio terrestre y marítimo, de seguro nos permitirá comprender mejor nuestro entorno, predecir escenarios y tomar decisiones más asertivas en políticas pública, usando herramientas de precisión en pro de una gestión más eficiente de los recursos para un desarrollo sostenible. El DO comenzó por observar los cielos en su primer proyecto junto a ALMA, y hoy inicia la observación de la Tierra desde el espacio”.

Por su parte, el Dr. Orlando Jiménez, director ejecutivo de CSIRO Chile, comentó que “Este tipo de plataformas trae consigo un enorme potencial para el desarrollo estratégico de diversas industrias, las que podrán dar uso a esta nueva fuente de información para su beneficio. El Data Cube se basa en tecnologías únicas en Chile y que con la experiencia nacional y australiana podrán generar un impacto relevante en la industria minera, la agricultura, la acuicultura y pesquería, solo por nombrar algunas. Por otra parte, apoyarán la elaboración de políticas públicas y tomas de decisiones mejor informadas basadas en este uso de datos”.

CSIRO trabajará en recoger esta data desde el satélite LANDSAT de Estados Unidos en su primera etapa, y la pondrá disponible en el cubo de datos en Chile junto a la información con que se cuenta de forma local, lo que habilitará su uso inmediato para nuevos productos en nuestro país. Si bien la sequía es uno de los principales objetivos, también incluirá información sobre vegetación, marea roja y su impacto en la agricultura, la industria forestal, incendios forestales y la acuicultura, a modo de ejemplo. Éste es el comienzo de una plataforma para Chile y poco a poco sumará otros conjuntos de datos.

Una vez construido el prototipo de Cubo de Datos Abiertos, se difundirá a todo Chile por el DO, incorporando información satelital desde una serie de otras fuentes. Posteriormente, impactará todo Latinoamérica al conectarse con otros cubos de datos de monitoreo satelital terrestre y marítimo en desarrollo, por ejemplo, en México, Colombia y Brasil. “Nuestra meta es construir un gran cubo de datos único para Latinoamérica”, precisó Jonathan Hodge.

La agencia australiana CSIRO promueve la colaboración entre Chile y Australia para entregar investigación aplicada de clase mundial en las áreas minera, marino costera y gestión de agua, entre otras temáticas. Ambos países enfrentan desafíos similares en cuanto a su desarrollo sostenible y otros retos medioambientales.

De acuerdo a un estudio publicado en 2019 por el Departamento de Industria, Ciencia, Energía y Recursos del Gobierno de Australia, la promoción y uso de tecnologías de observación terrestre y marítima para las economías de los países de la región APEC, señala que nuestro país podría generar hasta 5 mil millones de dólares de crecimiento económico en los próximos 10 años mediante la colaboración entre países y organizaciones especializadas en relación con el uso de la observación de la Tierra y el Mar.

Categorías
InfoWeek TV Negocios

IDE Technologies firma acuerdo de concesión de la planta desaladora Sorek B con el estado de Israel

  • Además de ofrecer un diseño completo y detallado que cumplió con todos los requisitos de la licitación, IDE Technologies ha ofrecido un precio excepcionalmente bajo de US$ 0,40/m3, el cual establecerá un nuevo punto de referencia para los precios del agua desalada a escala global.
  • La instalación será la planta de desalinización más grande en Israel, y se prevé que proporcionará el 33% del suministro de agua potable de Israel, y también será una de las más grandes de su tipo en el mundo.

Kadima, Israel. 17 junio, 2020. IDE Technologies, líder mundial en desalación y tratamiento de agua, anuncia que ha firmado con el estado de Israel el acuerdo de concesión de la planta desaladora Sorek B, para la Diseño, Financiamiento, Construcción, Operación y Mantenimiento durante 25 años. La planta Sorek B es una planta desaladora de agua de mar en base a la tecnología de Osmosis Inversa diseñada para producir hasta 9.600 litros/segundo de agua potable.

Junto con el acuerdo de concesión, se firmaron los documentos del cierre financiero del proyecto que tiene un valor aproximado de US$ 600 millones. Los financistas principales de este proyecto son el Banco alemán KFW, el Banco europeo de desarrollo (EIB) y Banco Leumi de Israel. Este anuncio llega menos de un mes después de la adjudicación de IDE Technologies en el proyecto.

Además de ofrecer un diseño completo y detallado que cumplió con todos los requisitos de la licitación, IDE Technologies ha ofrecido un precio excepcionalmente bajo de US$ 0,40/m3, el cual establecerá un nuevo punto de referencia para los precios del agua desalada a escala global.

Este precio de agua sumamente competitivo se logró combinando las tecnologías más avanzadas e innovadoras en materia de desalación, un diseño de última generación que optimiza el uso de energía, un muy bajo uso de químicos (y de otros consumibles) y, también un avanzado diseño modular de elementos múltiples, que se considera como la próxima generación de diseño de plantas desaladoras de agua de mar.

Adicionalmente, un sistema de eliminación de Boro altamente eficiente (que cumple con un estricto estándar de 0,3 mg/L) permite que el agua producto se adapte al riego y otras aplicaciones agrícolas, mejorando aún más la seguridad hídrica de Israel, la cual se vio afectada por severas sequías en los últimos años.

“Asimismo, hemos puesto en el diseño de la Planta Sorek B todo el conocimiento, experiencia y experticia que hemos adquirido a lo largo de más de 55 años de experiencia y cientos de instalaciones exitosas en todo el mundo”, explica Alon Tavor, CEO de Sorek B. “Una vez más, IDE lidera el mundo del tratamiento de agua, y establece un hito en la industria, que es la culminación de una amplia investigación y desarrollo, que ha llegado a buen término en esta importante ocasión”.

“Desde nuestro punto de vista, la adjudicación de Sorek B no es sólo un testimonio de nuestros estándares, experiencia y sólida reputación, sino que también es una continuación directa de nuestra línea de éxitos recientes en Asia y Latinoamérica”, afirma Gal Zohar, CEO de IDE Assets. “Al igual que Israel, Chile también ha venido enfrentando severas sequías y disminución de fuentes hídricas, y se encuentra buscando activamente soluciones más sostenibles como la desalinización para satisfacer sus necesidades de crecimiento de zonas residenciales, agrícolas e industriales. Estamos convencidos que los estándares de alta calidad y precios bajos que hemos establecido ayudarán a impulsar el mercado de la desalinización, y fomentarán la construcción de más instalaciones de desalinización de alta eficiencia y bajo costo en todo el mundo”.

La instalación será la planta de desalinización más grande en Israel, y se prevé que proporcionará el 33% del suministro de agua potable de Israel, y también será una de las más grandes de su tipo en el mundo. Dada la limitada cantidad de recursos hídricos del país, junto con la creciente demanda de agua dulce para uso privado y agrícola, la Planta Sorek B tendrá indudablemente una importante repercusión en la resiliencia de agua de Israel para las próximas generaciones.

Sobre IDE Technologies

IDE, compañía líder mundial en soluciones de desalinización y tratamiento de agua, se especializa en el desarrollo, ingeniería, construcción y operación de algunas de las instalaciones de desalinización térmica y de membranas y plantas de tratamiento de agua industrial más grandes y avanzadas del mundo. IDE trabaja de la mano con una amplia gama de clientes (municipios, petróleo y gas, minería, refinerías y centrales eléctricas) en todos los aspectos de los proyectos de agua, y entrega aproximadamente 3 millones de m3/día de agua de alta calidad en todo el mundo.

Para obtener más información, visite www.ide-tech.com.