Infoweek

Dom, 22 mayo, 2022
Dom, 22 mayo, 2022

Insignia Marketing

La inflación en EE.UU. se disparó al 8,3% en abril, alcanzando máximos de hace 40 años

Biden dijo que «la inflación es en gran parte culpa de Putin».
  • El índice de precios al consumidor se aceleró un 8,3% en abril, más que la estimación del 8,1% y cerca del nivel más alto en más de 40 años.
  • El IPC subyacente, que excluye los alimentos y la energía, también fue mayor de lo previsto, con un aumento del 6,2%.
  • Los costos de la vivienda, que representan aproximadamente un tercio del IPC, aumentaron a su ritmo más rápido desde 1991.
  • Los ingresos ajustados a la inflación siguieron disminuyendo para los trabajadores, cayendo un 2,6% en el último año debido al aumento del costo de la vida.

Nueva York, EE.UU. 12 mayo, 2022. La inflación volvió a subir en abril, continuando una escalada que ha llevado a los consumidores al borde del abismo y está amenazando la expansión económica, informó el miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales.

El indice de precios al consumidor, aumentó un 8,3% con respecto a hace un año, por encima de la estimación del Dow Jones de un aumento del 8,1%. Esta cifra representa una ligera disminución con respecto al máximo alcanzado en marzo, pero sigue estando cerca del nivel más alto desde el verano de 1982.

Si se eliminan los precios volátiles de los alimentos y la energía, el llamado IPC básico aumentó un 6,2%, frente a las expectativas de un aumento del 6%, lo que empaña las esperanzas de que la inflación haya tocado techo en marzo.

Los aumentos intermensuales también fueron superiores a las expectativas: un 0,3% en el IPC general frente a la estimación del 0,2% y un aumento del 0,6% en el subyacente, frente a la previsión de un aumento del 0,4%.

El aumento de los precios también supuso que los trabajadores siguieran perdiendo terreno. Los salarios reales ajustados a la inflación disminuyeron un 0,1% en el mes, a pesar de un aumento nominal del 0,3% en los ingresos medios por hora. En el último año, los ingresos reales han caído un 2,6%, aunque los ingresos medios por hora hayan aumentado un 5,5%.

La inflación ha sido la mayor amenaza para una recuperación que comenzó a principios de la pandemia de Covid y que en 2021 vio cómo la economía alcanzaba su mayor nivel de crecimiento en un año desde 1984. El aumento de los precios en las bombas de bencina y en las tiendas de comestibles ha sido un problema, pero la inflación se ha extendido más allá de esas dos áreas a la vivienda, las ventas de automóviles y una serie de otras áreas.

Los funcionarios de la Reserva Federal han respondido al problema con dos subidas de las tasas de interés en lo que va de año y prometiendo más hasta que la inflación baje al objetivo del 2% del banco central. Sin embargo, los datos del miércoles muestran que la Fed tiene un gran trabajo por delante.

Los aumentos del IPC se produjeron a pesar de que los precios de la energía disminuyeron un 2,7% en el mes, incluida una caída del 6,1% de la gasolina. El índice alimenticio del BLS subió un 0,9% en abril, contrarrestando la desaceleración de la energía. En 12 meses, los costos de la energía siguieron subiendo un 30,3%, mientras que los alimentos aumentaron un 9,4%, según datos no ajustados. Los costos de la gasolina en las bombas de bencina alcanzaron esta semana su nivel más alto jamás ajustado a la inflación.

«Estamos empezando a ver que la energía retrocede un poco, pero no es suficiente», dijo Kathy Jones, estratega jefe de renta fija de Charles Schwab. «Los mercados esperaban una cifra mejor y no es lo suficientemente buena como para descartar un mayor endurecimiento de la Fed».

A las preocupaciones se suma el continuo aumento de los costos de la vivienda.

El índice de la vivienda, que constituye alrededor de un tercio de la ponderación del IPC, aumentó otro 0,5%, en consonancia con su subida de los dos meses anteriores, y subió un 5,1% en términos anuales, su mayor aumento desde abril de 1991.

Aunque la reacción inicial fue negativa, las acciones fueron positivas tras el informe. Los rendimientos de los bonos del Estado subieron, impulsando el rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años, de referencia, hasta el 3,02%.

Los mercados habían estado buscando señales de que la lectura del IPC del 8,5% de marzo marcaría el punto más alto de la inflación de la era de la pandemia.

Sin embargo, el informe de abril mostró que «se trata de otra sorpresa de inflación al alza y sugiere que la desaceleración va a ser penosamente lenta», dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors.

Las tarifas de las aerolíneas siguieron subiendo a medida que más personas surcan los cielos en medio de un aumento de los viajes de negocios y las vacaciones. Los precios subieron un 18,6% en el mes y han aumentado, según datos no ajustados, un 33,3% en el último año.

Las ventas de automóviles también han contribuido en gran medida a la inflación, ya que los problemas de la cadena de suministro, especialmente con los semiconductores vitales para los sistemas operativos de los vehículos, han hecho subir los precios. Los precios de los vehículos usados cayeron un 0,4% en el mes, pero los de los nuevos subieron un 1,1%. En el último año, los precios de ambas categorías aumentaron un 22,7% y un 13,2% respectivamente.

En abril también se produjeron grandes subidas de precios en determinados sectores alimenticios. El pollo subió un 3,4% y los huevos un 10,3% en medio de la amenaza de la gripe aviar, mientras que el tocino subió un 2,5% y los cereales para el desayuno un 2,4%.

¿Por qué tan alta la inflación?

El presidente Biden dijo que el aumento de la inflación «es en gran parte culpa» del presidente ruso Vladimir Putin, a pesar de que la inflación comenzó a aumentar mucho antes de la invasión de Ucrania por parte de Putin.

Los economistas han dicho que el proyecto de ley de gasto de US$ 1,9 billones de los demócratas del año pasado contribuyó a alimentar el aumento de la inflación.

Biden se dirigió a los demócratas de la Cámara de Representantes en su retiro de miembros en Filadelfia, donde tocó el tema del aumento de la inflación en los Estados Unidos, echando la culpa de la inflación a los pies de Putin en medio de su guerra en Ucrania, así como la pandemia de COVID-19.

«Una segunda gran razón de la inflación es Vladimir Putin», dijo Biden. «Desde el momento en que puso sus más de 150.000 tropas en la frontera ucraniana, el precio de la gasolina en enero subió 75 céntavos y Putin empezó a concentrar tropas a lo largo de la frontera».

«No se equivoquen, la inflación es en gran parte culpa de Putin», dijo también Biden.

La guerra de Putin en Ucrania hizo que los precios del combustible subieran aún más, pero la inflación era un problema político para Biden mucho antes de la invasión rusa.

Para empeorar la situación, la Administración Biden canceló una de las oportunidades de arrendamiento de petróleo y gas de más alto perfil que tenía pendiente el Departamento del Interior. La decisión, que detiene la posibilidad de perforar en busca de petróleo en más de un millón de acres en la ensenada de Cook en Alaska, llega en un momento político difícil, cuando los precios del gas están alcanzando nuevos y dolorosos máximos.

El público estadounidense no cree las explicaciones de Biden. Saben que los precios estaban subiendo antes de que comenzara la guerra de Ucrania y que fue Biden quien impuso sanciones al petróleo y al gas rusos, forzando así la subida de los precios de la energía en todo el mundo.

Economistas de todo el espectro político han señalado el gasto demócrata como el factor impulsor de la inflación.

Steven Rattner, ex funcionario del Departamento del Tesoro bajo la Administración Obama, dijo anteriormente que el gasto en el Plan de Rescate Americano del Presidente Biden fue el «pecado original» que causó la inflación.

En realidad el gasto (deuda) adicional propuesto por Biden de US$ 1,9 billones para el American Rescue Plan, se ve insignificante frente a la gigantesca deuda de EE.UU. de US$ 123 billones según Truth in Accounting.

La inflación en EE.UU. se disparó al 8,3% en abril 2022, alcanzando máximos de hace 40 años

En comparación, el Departamento del Tesoro calcula la deuda federal en US$ 30 billones. La gigantesca discrepancia entre ambas cifras se debe a que el Tesoro no incluye el gasto futuro propuesto.

Al igual que Chile, la alta inflación que vive el expaís modelo de Sudamérica, se debe al irresponsable aumento del gasto desenfrenado causado por los retiros a las pensiones, dejando a más de 4 millones de personas sin ahorros previonales.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Banner468 - Montblanc - smartwatch - Summit2
Kimsa - desarrollo de software
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

junio 2022
ROKLive
13 - 16 Jun 2022

ROKLive

Loews Royal Pacific Resort
agosto 2022
septiembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Banner 300 - DuckDuckGo
Banner-Ubic8-300-Pallavicini
Banner Beurer BC85
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile