Infoweek

Lun, 27 junio, 2022
Lun, 27 junio, 2022

Insignia Marketing

Elon Musk adquiere Twitter por US$ 44.000 millones

Elon Musk CEO de Tesla y SpaceX.
  • Por la transacción Jack Dorsey, cofundador de Twitter, recibiría alrededor de US$ 978 millones.

Nueva York, EE.UU. 27 abril, 2022. El Directorio de Twitter aceptó una oferta de adquisición de US$ 44.000 millones del multimillonario Elon Musk.

Musk, que hizo la sorprendente oferta hace menos de dos semanas, dijo que Twitter tenía un «tremendo potencial» que él podría desbloquear.

También pidió una serie de cambios, desde la relajación de sus restricciones de contenido hasta la erradicación de las cuentas falsas.

La empresa rechazó inicialmente la oferta de Musk, pero ahora pedirá a los accionistas que voten para aprobar el acuerdo.

Musk es la persona más rica del mundo, según la revista Forbes, con un patrimonio neto estimado en US$ 273.600 millones, debido principalmente a su participación en el fabricante de vehículos eléctricos Tesla, que dirige. También dirige la empresa aeroespacial SpaceX.

«La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plataforma digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad», dijo Musk en un comunicado para anunciar el acuerdo.

«También quiero hacer que Twitter sea mejor que nunca, mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de spam y autenticando a todos los humanos», añadió.

«Twitter tiene un enorme potencial: estoy deseando trabajar con la empresa y la comunidad de usuarios para desbloquearlo».

La medida llega en un momento en el que Twitter se enfrenta a la creciente presión de políticos y reguladores sobre el contenido que aparece en su plataforma. Ha recibido críticas de la izquierda y la derecha por sus esfuerzos para mediar en la desinformación en la plataforma.

En uno de sus movimientos más destacados, el año pasado prohibió el acceso al ex presidente de EE.UU. Donald Trump, quizás su usuario más poderoso, alegando el riesgo de «incitación a la violencia».

Por ahora Trump dijo que no está interesado en volver a Twitter, y que en cambio, planea unirse formalmente a su propia plataforma Truth Social.

En aquel momento, Musk observó: «Mucha gente va a estar súper descontenta con la alta tecnología de la Costa Oeste como árbitro de facto de la libertad de expresión».

La noticia de la adquisición ha sido aplaudida por la derecha en EE.UU., aunque el lunes Trump dijo a Fox News que no tenía planes de volver a unirse a la plataforma.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios sobre la adquisición, pero la portavoz Jen Psaki dijo a los periodistas: «Independientemente de quién sea el propietario o el gestor de Twitter, al presidente le preocupa desde hace tiempo el poder de las grandes plataformas de medios sociales».

En Twitter, el diputado Julian Knight, presidente de la Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deporte del Reino Unido, calificó el acuerdo de «extraordinario desarrollo en el mundo de las redes sociales».

«Será interesante ver cómo un Twitter de propiedad privada (dirigido por un hombre absolutista respecto a la libertad de expresión) reaccionará a las medidas mundiales de regulación».

El analista de medio ambiente de la BBC, Roger Harrabin, afirma que los científicos están nerviosos por el posible impacto de la toma de posesión en el debate climático.

Señala que Twitter anunció la semana pasada que prohibirá los anuncios que nieguen el consenso científico sobre la crisis climática, y que la empresa admite que la información engañosa puede socavar los esfuerzos para proteger el mundo.

Historia controvertida

Musk, que tiene más de 80 millones de seguidores en Twitter, tiene un historial polémico en la plataforma.

En 2018, los reguladores financieros estadounidenses le acusaron de engañar a los inversionistas de Tesla con sus tuits, reclamaciones que se resolvieron en un acuerdo de US$ 40 millones y que Musk sigue negando.

Y en 2019 fue golpeado con una demanda por difamación -que derrotó con éxito- después de llamar a un buzo involucrado en el rescate de escolares en Tailandia «tipo pedófilo» en la plataforma.

El lunes, Musk, que ha sido conocido por chocar con los periodistas y bloquear a los críticos, sugirió que veía a Twitter como un foro de debate.

«Espero que incluso mis peores críticos sigan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión», escribió horas antes de que se anunciara el acuerdo.

¿Podrá Musk impulsar a Twitter?

Como parte de la adquisición, que se espera que se cierre a fines de este año, las acciones de Twitter dejarán de cotizar y se convertirán en privadas.

Musk ha sugerido que esto le dará libertad para hacer los cambios que quiera en la empresa.

Entre otras ideas, ha sugerido que se permitan publicaciones más largas y se introduzca la posibilidad de editarlas una vez publicadas.

Las acciones de Twitter subieron el lunes más de un 5% tras el anuncio del acuerdo.

Pero el precio siguió siendo inferior a la oferta de Musk de US$ 54,20 por acción, una señal de que Wall Street cree que está pagando demasiado por la empresa.

Musk dijo que «no le importa la economía» de la compra. Sin embargo, se enfrentará a una empresa con un historial de resultados financieros accidentado.

A pesar de su influencia, Twitter rara vez ha obtenido ganancias y el crecimiento de usuarios, especialmente en Estados Unidos, se ha ralentizado.

La empresa, fundada en 2004, cerró el año 2021 con unos ingresos de US$ 5.000 millones y 217 millones de usuarios diarios en todo el mundo, una fracción de las cifras de otras plataformas como Facebook.

Bret Taylor, presidente del Directorio de Twitter, dijo que había evaluado completamente la oferta de Musk y que era «el mejor camino para los accionistas de Twitter».

No está claro quién dirigirá la empresa en el futuro. Actualmente, Twitter está dirigida por Parag Agrawal, que sustituyó al cofundador y antiguo jefe Jack Dorsey el pasado mes de noviembre de 2021.

Pero en su documento de oferta, Musk dijo al Directorio de Twitter: «No tengo confianza en la actual administración».

Agrawal dijo a los empleados el lunes que el futuro de Twitter es incierto, «una vez que se cierre el acuerdo, no sabemos qué dirección tomará la plataforma», dijo.

Voto de los accionistas

El objetivo de Musk en Twitter se ha movido a una velocidad notable. A principios de abril se supo que se había convertido en el mayor accionista de la empresa con una participación del 9,2% desembolsando US$ 2.900 millones.

A continuación, se le invitó a formar parte del Directorio de Twitter, pero rechazó la oferta antes de lanzar una oferta sorpresa por la empresa el 14 de abril, diciendo que quería «liberar» su potencial como bastión de la libertad de expresión.

Twitter trató de rechazar su oferta, amenazando con diluir las acciones de cualquiera que comprara más de un 15% de la empresa. Sin embargo, su postura cambió después de que Musk revelara más detalles financieros sobre su propuesta de oferta.

Musk consigió US$ 25.500 millones de financiamiento para la operación y tomará una participación de US$ 21.000 millones en la empresa.

El Directorio aprobó por unanimidad la oferta, que ahora se presentará a los accionistas para su votación.

¿Cuánto recibirá Jack Dorsey por la compra de Twitter?

A lo largo de la controvertida existencia de Twitter, el ex CEO Jack Dorsey ha sido el rostro y la identidad esencial de la empresa.

Dorsey, quien llegó al mundo de la tecnología después de abandonar dos veces la universidad y convertirse en masajista certificado, fundó la plataforma de redes sociales en 2006 con Noah Glass, Biz Stone y Evan Williams.

El empresario nacido en Missouri se convirtió en multimillonario por primera vez en 2012 y aún posee un 2,4% de Twitter. Entonces, Dorsey recibiría alrededor de US$ 978 millones por su participación en la compañía.

Elon Musk adquiere Twitter por US$ 44.000 millones

«El objetivo de Elon de crear una plataforma que sea ‘de máxima confianza y ampliamente inclusiva’ es el camino correcto», tuiteó Dorsey.

Pero no es Twitter lo que ha movido a Dorsey a las filas de los nuevos multimillonarios de Silicon Valley.

Se estima que el 88% de su patrimonio de US$ 6.920 millones, que lo ubica en el puesto 341 en el Índice de multimillonarios de Bloomberg, proviene de una participación del 11% en la compañía de pagos con tarjeta de crédito Square.

Dorsey fundó Square, empresa de tecnología financiera en 2009, junto a Jim McKelvey y ocupó el cargo de CEO, así como el cargo de CEO de Twitter, una rara doble responsabilidad que tiene en común con Musk, quien dirige Tesla al mismo tiempo que SpaceX.

Perdió su puesto de CEO de Twitter en 2008, pero volvió al trabajo en 2015, el mismo año en que Square se hizo pública.

En noviembre pasado, Twitter anunció que Dorsey dejaría el cargo de CEO de la empresa para ser reemplazado por el director de tecnología de la empresa, Parag Agrawal, quien como resultado de la transacción se irá a casa con una paga de US$ 42 millones, y Ned Segal, CFO, recibirá 25,5 millones.

Los pagos de Agrawal y Segal se activarían por la llamada cláusula de «cambio de control» en sus contratos, que entra en vigor si cualquiera de ellos es despedido en los 12 meses siguientes a que el nuevo propietario asuma el timón de la empresa.

Dorsey todavía sigue siendo el CEO, presidente y presidente de la junta directiva de Square, la cual cambió su nombre a Block en diciembre pasado.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai Creta 2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile