Silicon Valley dividido por las declaraciones de Brian Armstrong, CEO de Coinbase

Silicon Valley dividido por las declaraciones de Brian Armstrong, CEO de Coinbase
"Los empleados descontentos con la nueva dirección de la empresa han sido informados de que pueden escoger un paquete de desvinculación, porque la vida es demasiado corta para trabajar en una empresa que no te entusiasma", dijo Brian Armstrong, CEO de Coinbase.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
  • El CEO de Coinbase, Brian Armstrong, envió a sus empleados una carta diciéndoles que se alineen con un nuevo “cambio de cultura” de la compañía, ofreciendo a aquellos que no estén dispuestos a hacerlo un “generoso paquete de desvinculación”.

San Francisco, EE.UU. 2 octubre 2020. Dos ideas perturbadoras audaces surgieron esta semana de una compañía de Silicon Valley: los negocios existen para ganar dinero y los empleados están ahí para trabajar.

Obviamente hablamos irónicamente. Es increíble que en EE.UU., la potencia mundial del capitalismo, se estén cuestionando conceptos tan básicos como ganar dinero y trabajo. Quizás estemos presenciando el principio de la caída del imperio norteamericano.

Estos sentimientos, expresados en una entrada de blog por Brian Armstrong, el CEO de la compañía de criptomonedas Coinbase, han caído en el sector de la tecnología como un cubo de agua hirviendo.

La respuesta más irracional vino del ex-CEO de Twitter, Dick Costolo: “Los primeros capitalistas que creen que se puede separar la sociedad de los negocios, van a ser los primeros en la revolución en ser alineados contra la pared para dispararles. Estaré encantado de proporcionar comentarios en vídeo”.

¿De qué está hablando Costolo? ¿Pelotones de fusilamiento? ¿A qué revolución se refiere? ¿A la revolución jacobina de 1789 en Francia y 1917 en Rusia?

Su sucesor en Twitter, Jack Dorsey, también tuvo algo que decir, insistiendo en que como las criptomonedas son una respuesta a un “sistema financiero excluyente” es importante “al menos reconocer y conectar los problemas sociales relacionados con los que sus clientes se enfrentan diariamente”.

Hay críticas válidas que se pueden hacer al manifiesto de Armstrong. Con 2.000 palabras es demasiado largo. Se refiere 31 veces a la “misión” de Coinbase. Esto es aparentemente tan importante que requiere de una devoción muy fuerte: “crear un sistema financiero abierto para el mundo”.

También existe la ironía de que la declaración pública de Armstrong es en sí misma un acto político que distrae de la misión de Coinbase.

Y aunque Armstrong dijo que estamos para “ayudar a los demás”, parece que podría haber sido provocado por un incidente específico en Coinbase. Como Armstrong reconoce, su empresa ha “tenido sus propios desafíos aquí, incluyendo renuncias de empleados”. Esto parece referirse a un episodio en mayo en el que algunos ingenieros de Coinbase desactivaron algunas herramientas en protesta por la negativa de la empresa a declarar su apoyo al movimiento comunista Black Lives Matter. Armstrong finalmente escribió un tweet personal en apoyo de BLM. Pero también puede haber resuelto eliminar a los disidentes de su lugar de trabajo. Después de la entrada en el blog, Coinbase invitó a los empleados que no estaban de acuerdo a escoger un paquete de indemnización y salir.

Silicon Valley dividido por las declaraciones de Brian Armstrong, CEO de Coinbase

Señalar que “se ha convertido en algo común para las empresas de Silicon Valley involucrarse en una amplia variedad de activismo social, incluso en aquellos que no están relacionados con lo que la empresa hace” y esto tiene “el potencial de destruir mucho valor en la mayoría de las empresas, tanto por ser una distracción, como por crear una división interna” es una declaración de hecho.

Armstrong se esmera en decir que parte de su ambición de reunir un gran equipo es contratar a un grupo diverso y luchar contra los prejuicios inconscientes.

Se preguntarán por qué los ejecutivos de Twitter están tan alterados por estas declaraciones. Tal vez es que la red social ha creado un tipo de compañía muy diferente – una construida sobre la incitación a la indignación política y una que en los cinco años que Costolo la dirigió no obtuvo ninguna ganancia.

Es, sobre todo, una discusión muy específica. Las empresas normales de todo el mundo no tienen la suerte de tener tiempo para tomar posiciones políticas o para hablar en contra de ellas. Sólo están tratando de ser rentables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infoweek Newsletter
Seminarium - CIG Salud

Destacados

Banner 300x250 - montblanc - boligrafo-meisterstuck-diamond-de-la-linea-platinum-le-grand
Banner 250x250 - IFX

Eventos

octubre 2020
noviembre 2020
diciembre 2020
abril 2021
mayo 2021
¡No hay eventos!
Cargar más
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Kimsa - desarrollo de software
Banner 300 - DuckDuckGo
Banner-Ubic8-300-Pallavicini
Banner Beurer BC85
BannerPropertyPartners300-buenas