La UE está dispuesta a aprobar un impuesto digital

La UE está dispuesta a aprobar un impuesto digital
Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
  • Washington anunció su salida de las negociaciones que se estaban llevando a cabo en la OCDE para diseñar un impuesto digital a nivel mundial.

Bruselas, Bélgica. 29 junio, 2020. La Unión Europea está dispuesta a seguir adelante por su cuenta con la aplicación de impuestos a la actividad de empresas digitales como Google, Amazon, Facebook o Apple si no se alcanza un acuerdo mundial al respecto este año, dijo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni.

El comisario hizo esta declaración en respuesta a la decisión adoptada por Estados Unidos de retirarse de las negociaciones sobre una solución a escala mundial para gravar los servicios digitales.

“Lamento mucho la decisión de los EEUU de interrumpir las negociaciones internacionales sobre la tributación de la economía digital. Espero que esto sea un contratiempo temporal más que una interrupción definitiva”, dijo Gentiloni.

“La Comisión Europea quiere una solución mundial para aplicar el impuesto de sociedades en el siglo XXI. Creemos que el enfoque de ‘dos pilares’ de la OCDE es el correcto”, dijo, en referencia a la propuesta publicada en enero por el organismo internacional para abordar la cuestión de un régimen impositivo digital a nivel mundial.

“Pero si esto resulta imposible este año, hemos sido claros en que presentaremos una nueva propuesta a nivel de la UE”, añadió.

Washington sale de las negociaciones

La tasa Google es como se conoce popularmente al impuesto sobre determinados servicios digitales, que varios países europeos de la mano de la OCDE planean aprobar para que los gigantes tecnológicos tributen allí donde generan la actividad. Junto a España, otros países como Francia, Italia o el Reino Unido preparan un impuesto similar.

En una carta enviada por Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU., a cuatro ministros de Finanzas europeos (del Reino Unido, Francia, Italia y España) indicó que las negociaciones sobre el nuevo impuesto habían llegado a un “punto muerto” y amenazó con represalias en el caso de que los países destinatarios de la misiva decidieran seguir adelante estableciendo sus propias tasas.

España, Francia, Italia y el Reino Unido contestaron a EE.UU. en una carta conjunta indicando que en este momento de crisis es necesario buscar ingresos adicionales y aplicar una tributación adecuada al sector digital. Además, insiste en que el impuesto no está dirigido a empresas estadounidenses si no a compañías con una actividad tecnológica intensa y lo que se grava es una actividad que quedaba al margen de los sistemas fiscales.

El ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire lamentó el paso atrás de Washington cuando “estábamos a unos centímetros de un acuerdo” con unas plataformas que “en estos momentos, son quizás los únicos del mundo que han logrado inmensos beneficios gracias al coronavirus”.

La decisión de Estados Unidos “es una provocación no solo ante quienes en la OCDE han negociado de buena fe, sino ante todos los ciudadanos del mundo que consideran legítimo que los gigantes digitales paguen un impuesto”, sostuvo Le Maire.

“Confirmo que habrá una tasa a los gigantes digitales en 2020 en Francia porque es una cuestión de justicia (…) Y aviso a nuestros amigos norteamericanos de que no seremos los únicos. Hoy, muchos quieren hacerlo y lo harán, porque nadie puede aceptar que esos gigantes se beneficien de 450 millones de clientes europeos y no paguen impuestos en los Estados en los que operan”, concluyó.

La respuesta de la OCDE

A las advertencias de Francia y de Bruselas se aferró el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, para intentar evitar el divorcio estadounidense. Todos los países implicados “deberían seguir negociando con el objetivo de lograr una solución mundial para fines de año”, dijo en un comunicado.

Porque “a falta de una solución multilateral”, advirtió el jefe del organismo con sede en París, que hace solo unos días aseguraba que los trabajos para obtener un marco internacional avanzaban a buen ritmo, “cada vez más países adoptarán medidas unilaterales y aquellos que ya las tienen podrían dejar de contenerlas”. Esto a su vez, subrayó, “provocaría disputas impositivas e, inevitablemente, mayores tensiones comerciales”, uno de los principales responsables, según la OCDE, de la ralentización de la economía mundial aun antes del coronavirus. Con la enorme crisis que ha provocado la pandemia, una guerra comercial solo empeoraría las cosas, por lo que “el mejor camino adelante es, claramente, una solución multilateral basada en el trabajo de los 137 miembros del Marco Inclusivo de la OCDE”, insistió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infoweek Newsletter
Seminarium - CIG Salud
Banner 300x250 - montblanc - boligrafo-meisterstuck-diamond-de-la-linea-platinum-le-grand
Banner 250x250 - IFX

Eventos

diciembre 2020
abril 2021
mayo 2021
¡No hay eventos!
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Kimsa - desarrollo de software
Banner 300 - DuckDuckGo
Banner-Ubic8-300-Pallavicini
Banner Beurer BC85
BannerPropertyPartners300-buenas