La expansión de China la coloca en curso de colisión con EE.UU.

China-en-curso-de-colision-con-EEUU

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Beijing, China. 25 mayo, 2020. En las últimas semanas, Beijing ha estado suministrando cada vez más cientos de millones de máscaras y otros equipos y recursos médicos -incluidos médicos y enfermeras chinas- en todo el mundo, promoviendo los esfuerzos de China en la lucha contra el coronavirus e introduciendo un componente adicional de la ambiciosa Carretera de la Seda del Presidente Xi Jinping, la ahora llamada “ruta de la seda de la salud”.

Esto sigue claramente el dictado estalinista que los chinos han adoptado como su doctrina favorita desde fines de los años 50: la cantidad tiene una calidad propia. Esta doctrina probada por el tiempo ha visto a China centrarse menos en la calidad y más en ser el primero en llegar a más de 100 países.

Sin embargo, en el contexto actual, este comportamiento también se ha visto impulsado por la necesidad de Beijing de refundir la emergente narrativa de Covid-19: ser visto, no como su causa, sino como el salvador y benefactor en la lucha contra esta pandemia y el desastre sanitario y económico que la acompaña en todo el mundo.

Pero lo que claramente ha socavado la “diplomacia de la máscara” de China “es que Beijing no ha detenido sus continuas tácticas agresivas para hacer valer sus derechos soberanos “históricos” sobre los territorios en disputa, especialmente en el Estrecho de Taiwán, el Mar de China Oriental y el Mar del Sur de China.

De hecho, en las últimas semanas también se ha visto a China acelerar el acoso a sus vecinos terrestres y marítimos en su periferia sur y sudeste. Esto no se debe simplemente a que estos vecinos están preocupados por luchar contra la pandemia de Covid-19, sino también por su creciente proximidad geopolítica a los Estados Unidos.

El aumento de la confianza de China la ha puesto en desacuerdo con los Estados Unidos. Ahora, su encubrimiento de los brotes de coronavirus no sólo ha desencadenado una angustia generalizada en varios países, sino que sus maniobras geopolíticas han revelado fallas más profundas. Todo esto está empujando a los vecinos de China a deshacerse de sus perennes estrategias de cobertura y empezar a escoger de que lado se quedarán.

El Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, dijo a la BBC en una entrevista en 2017: “Nos veremos obligados a elegir entre ser amigos de Estados Unidos o amigos de China”.

La mayoría de los vecinos de China se han sentido cómodos en un mundo multipolar y la mayoría de ellos han tratado de construir un enfoque multilateral centrado en la ASEAN (Association of Southeast Asian Nations), con el fin de equilibrar las garantías de seguridad de los EE.UU. y la conectividad económica de China, para maximizar los intereses nacionales.

Pero ahora, China -que aparentemente fue la primera en ser golpeada y la primera recuperarse de la pandemia- considera que esta crisis es una oportunidad para ampliar su espacio estratégico en las estructuras y procesos de gobernanza mundial.

Por ejemplo, cuatro de 15 agencias especializadas de las Naciones Unidas están hoy dirigidas por los chinos. Sin embargo, La OMS (Organización Mundial de la Salud), que se ganó las críticas mundiales por ser blanda con China, no es una de ellas. Pero su anterior jefa, la Dra. Margaret Chan de Hong Kong, lideró la organización durante una década completa desde 2006-17.

Quizás lo que explique la baja rigurosidad de la OMS con China sea que Tedros Adhanom Ghebreyesus, su actual director general, estuvo afiliado con el Frente de Liberación del Pueblo Tigre (TPLF), un violento partido comunista revolucionario de Etiopia que fue catalogado como organización terrorista por el gobierno de EE.UU. en los años 90. Tedros Adhanom Ghebreyesus, con el apoyo de China, fue elegido director general de la OMS el 23 de mayo de 2017.

La creciente e irreversible influencia de Beijing en estas instituciones mundiales llega en un momento crítico desafiando las políticas de “América primero” de la administración Trump. Es probable que esto se vea exacerbado de cara a las elecciones presidenciales de EE.UU. en noviembre 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infoweek Newsletter
Seminarium - CIG Salud

Destacados

Banner 300x250 - montblanc - boligrafo-meisterstuck-diamond-de-la-linea-platinum-le-grand
Banner 250x250 - IFX

Eventos

octubre 2020
noviembre 2020
diciembre 2020
abril 2021
mayo 2021
¡No hay eventos!
Cargar más
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Kimsa - desarrollo de software
Banner 300 - DuckDuckGo
Banner-Ubic8-300-Pallavicini
Banner Beurer BC85
BannerPropertyPartners300-buenas