Categorías
Columnas

Experiencia de trabajo: la clave para generar engagement en tiempos difíciles

Santiago, Chile. 21 abril, 2020. En esta época de cuarentenas y trabajo remoto en la mayoría de los países del mundo, la experiencia de los empleados con las tecnologías y las nuevas formas de trabajo es más importante que nunca. Y la razón es sencilla. Una mejor experiencia de usuario mejora los niveles de productividad y genera un mayor grado de engagement entre los trabajadores.

Según el “Indice de Experiencia de Empleados”, elaborado IBM Smarter Workforce Institute y Work Human Research Institute, los empleados con experiencias de usuario positivas son mucho más propensos a mostrar niveles significativamente más altos de esfuerzo discrecional. De hecho, el esfuerzo discrecional es casi dos veces más probable que se reporte cuando la experiencia del trabajador es positiva (95% en comparación con 55%). De acuerdo a Citrix, el esfuerzo discrecional es la clave de la innovación, pues es el momento en los empleados miran los obstáculos y encuentran formas creativas de sortearlos.

Para asegurarse que esta experiencia y esfuerzo discrecional se produzcan, los líderes y las áreas de TI y Recursos Humanos deben entender los planes de negocios, la estrategia tecnológica y la gestión de personas como un todo integrado y holístico, con el objetivo que los trabajadores cuenten con las herramientas y entornos que les permitan desarrollar su máximo potencial.

Hoy ya estamos viendo la aparición de posiciones organizacionales como Jefe de Tecnología de Recursos Humanos, junto con roles diseñados para proporcionar un vínculo directo entre TI y Recursos Humanos. En esta línea, el estudio “The Experience of Work: The Role of Technology in Productivity and Engagement”, realizado por la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU) y patrocinado por Citrix a mediados de 2019, indica que el 40% de las empresas de alto rendimiento y el 33% de las empresas digitalmente más maduras, están totalmente de acuerdo en que están desarrollando especialistas con experiencia combinada en Recursos Humanos y TI para reducir las barreras entre las dos funciones.

En este escenario, los CIOs del futuro deberán conocer a los empleados e interiorizarse sobre factores humanos como el compromiso y el bienestar, mientras que los líderes de Recursos Humanos tendrán que conocer qué herramientas tecnológicas necesitan los trabajadores para mejorar procesos, simplificar tareas y aumentar la productividad.

En el contexto actual, en que la gran mayoría de las empresas se han visto obligadas a generar espacios laborales a distancia, la experiencia de trabajo a través de la tecnología cobra vital importancia, pues es un factor clave para la productividad y el compromiso. La facilidad de acceso a la información necesaria para trabajar, aplicaciones que simplifican las tareas, la posibilidad de acceder a datos o archivos corporativos desde cualquier lugar y la opción de elegir los dispositivos para trabajar son sólo algunos de los beneficios que nos brinda la tecnología.

El desafío de hoy es entender la experiencia como un proyecto compartido entre los líderes, las áreas de TI y de RRHH, especialmente en tiempos en que la productividad de las compañías es la suma del progreso individual de sus empleados, en cualquier lugar en que éstos se encuentren.

Categorías
Columnas

El mensaje de la Innovación

Santiago, Chile. 21 abril, 2020. El mundo nos está empujando constantemente a hacer cosas distintas en la vida personal y en el trabajo. Sin ir más lejos, en febrero -y con algo de envidia por quienes se tomaban vacaciones en esas semanas-, añoraba un par de días de trabajo en casa para bajar un poco del ritmo frenético, deseo que no solo a mí se me cumplió sino que a todos y con cierta cuota de ironía, ya que dicha consternación ya lleva casi 40 días de confinamiento en mi casa.

Pese a esto y otras dificultades, estamos en un tiempo donde renace la innovación. Porque no se innova por entretención sino por necesidad, ya sea económica u operacional, en el caso de las empresas, o incluso emocional en el caso de las personas, por las ganas de hacer mejor las cosas. A partir de este proceso que enfrentamos, estamos siendo testigos de cambios en los paradigmas sociales y morales del mundo donde hemos crecido, y se hace crítico echar mano a nuestras herramientas adaptativas para afrontar este período vertiginoso, donde la capacidad de creación, liderazgo y comunicación serán los protagonistas del éxito de nuestros proyectos.

El mundo de la tecnología, que me ha acogido por más de 10 años, se ha vuelto un protagonista de esta nueva y constantemente cambiante forma de hacer las cosas y comunicarnos, dándonos oportunidades de aprendizaje y replanteamiento únicas donde podemos promover y mantener cambios en las distintas industrias en una transferencia a la cultura organizacional. Es así que en aquellas áreas donde he tenido la oportunidad de implementar proyectos de innovación, he sido testigo no sólo del cambio operacional si no del cambio en las personas, lo que resulta enormemente gratificante a la hora de llevar esta suerte de “mensaje de innovación”.

El escritor Yuval Harari, en su magnífico libro “De animales a dioses” señala que el hombre llegó a la Luna por su capacidad de comunicación y transversalidad de un mensaje para todos los involucrados en dicha tarea, en todos los niveles. Así entonces, mi invitación es a que descubramos espacios de innovación, trabajemos, nos adaptemos, nos comuniquemos y encarnemos un mensaje, para que así, lleguemos todos a nuestras propias Lunas.