Italia lanzará app para combatir al coronavirus

Paola Pisano, ministra de Innovacion de Italia
Rastreará la proximidad de la gente enviando una alerta si ha estado cerca de alguien que dio positivo. Pero es voluntaria, y si no se instala en la mayoría de los teléfonos inteligentes podría ser ineficaz. "Estamos en un campo experimental. Puede ayudar en la lucha contra el virus y al mismo tiempo puede no ser infalible", advierte la ministra de Innovación Paola Pisano.
  • “La aplicación será voluntaria con garantía de anonimato y gestión pública”, según la ministra de Innovación Paola Pisano. Pero todavía no sabemos quién gestionará los datos.
  • Rastreará la proximidad de la gente enviando una alerta si ha estado cerca de alguien que dio positivo. Pero es voluntaria, y si no se instala en la mayoría de los teléfonos inteligentes podría ser ineficaz. “Estamos en un campo experimental. Puede ayudar en la lucha contra el virus y al mismo tiempo puede no ser infalible”, advierte Pisano.

Roma, Italia. 9 abril, 2020. “El propósito del rastreo de contactos no es geolocalizar, sino reconstruir los posibles contactos entre las personas”. La ministra de Innovación, Paola Pisano, cuenta así la forma como Italia está combatiendo al Coronavirus.

No es el modelo coreano que utiliza análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad y de los datos enviados por el GPS, sino un “simple” mapa de la proximidad entre los ciudadanos gracias al Bluetooth. Siempre y cuando los teléfonos móviles de las personas involucradas tengan la aplicación instalada. La aplicación elegida por el grupo de trabajo de 74 expertos no tiene todavía un nombre, que el Presidente Conte definirá, ni sabemos cuándo será lanzada exactamente. Pero el camino elegido es muy similar al que tomó Singapur, donde ahora se enfrentan al tercer resurgimiento del Coronavirus. Es una aplicación que simplemente registra señales de proximidad de forma anónima, gracias al Bluetooth y al wi-fi, y alerta a aquellos que han tenido contacto con una persona positiva.

Como funciona

Los ciudadanos italianos que descarguen la app proporcionarán tres informaciones: cuál es el dispositivo con el que han estado en contacto, a qué distancia, durante cuánto tiempo. En caso de que alguien resulte positivo, el operador médico que debe ser autorizado por el propio ciudadano, mediante un código de identificación anónimo, enviará un mensaje de alerta para informar a todos aquellos usuarios, siempre identificados de forma anónima, que hayan tenido contacto con el virus.

“Seré clara”, subraya Pisano, “el objetivo es reducir la posibilidad de infección, pero no será una sola aplicación la que lo resuelva todo. La aplicación forma parte de un sistema integrado cuyos protagonistas serán inevitablemente los aspectos no tecnológicos”.

Es voluntaria

El problema de la voluntariedad, sin embargo, compromete la eficacia de este instrumento. “En nuestro país, las aplicaciones y los cuestionarios en línea son obligatorios cuando se es positivo, pero estamos planificando para que sean obligatorios para todos los demás”, dice Kira Radinsky, de Diagnostic Robotics e investigadora principal de big data de eBay en Israel. En Tel Aviv, gracias a los datos, Radinsky elabora mapas en tiempo real de dónde podría propagarse el contagio en las próximas horas y ha desarrollado una serie de cuestionarios para reducir la afluencia a los hospitales.

Es cierto que todos estos sistemas son sólo una pieza en la lucha contra la pandemia, pero también son importantes “para contener al Coronavirus sin necesidad de una cuarentena masiva”, dice un estudio de la Universidad de Oxford publicado en la revista Science. “Siempre y cuando sean utilizados por un número suficiente de personas”. Entre un tercio y la mitad de las transmisiones de virus provienen de individuos presintomáticos que aún no saben que están infectados. Por ello, una aplicación de rastreo de contactos puede ayudar en el control de la epidemia y también permitir que el país vuelva a funcionar, siempre y cuando sea utilizada por la gran mayoría de los ciudadanos.

El modelo coreano

En Corea del Sur, más que una aplicación real, desde la epidemia de Mers de 2015 se implementado soluciones que recogen datos de cámaras de seguridad, transacciones de tarjetas de crédito y GPS de teléfonos inteligentes, con notificaciones que llegan a los ciudadanos cuando se descubre un nuevo caso en su zona. “Llevamos a cabo nuestras investigaciones como si fuéramos oficiales de policía”, explicó Ki Mo-ran, un epidemiólogo que trabaja para el gobierno de Seúl, “y con el tiempo hemos revisado nuestras leyes para priorizar la seguridad sobre la privacidad en caso de crisis de salud”.

La respuesta europea

El modelo Seúl es uno que no pudiéramos haber adoptado. Esto se debe a que la Comisión Europea acaba de publicar una serie de recomendaciones sobre el tema de la privacidad. Se teme la proliferación de métodos y reglas diferentes en un mercado digital que ya es único y tiene reglas comunes. Sin perjuicio de las derogaciones de la GDPR (General Data Protection Regulation) en caso de emergencias sanitarias, el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, y el Comisario de Justicia, Didier Reynders, proponen “una caja de herramientas conjunta hacia un enfoque coordinado para el uso de aplicaciones para teléfonos inteligentes que cumplan las normas de protección de datos de la UE”. En resumen: los operadores de telefonía móvil ya han sido avisados para que los datos se transmitan anónimamente al CCI (Centro Común de Investigación) para su procesamiento y modelización.

La información no se compartirá con terceros y sólo se conservará mientras dure la crisis. Luego, para el 15 de abril de 2020, los Estados Miembros, junto con la Comisión, desarrollarán esa “caja de herramientas” a partir de la cual los distintos países podrán elaborar sus aplicaciones en asociación con el Comité Europeo de Protección de Datos. Y habrá tiempo hasta el 31 de mayo de 2020 para que la propia Comisión pueda acceder a las medidas elegidas para su evaluación. No debe suceder que cada uno vaya por su cuenta y se supone que la aplicación italiana está en línea con las opciones de la UE. La misma preocupación, a nivel italiano, fue expresada por Antonello Soro, presidente de la autoridad independiente que Garantiza La Privacidad, dada la proliferación de aplicaciones regionales o incluso municipales.

El momento

“Estamos en un campo experimental que puede ayudar en la lucha contra el virus y al mismo tiempo puede no ser infalible”, Pisano advierte consciente de que todavía puede haber un largo camino para alcanzar resultados tangibles. “Desde la elección de la aplicación hasta su uso todavía hay mucho que hacer, incluyendo una fase de prueba”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infoweek Newsletter
Seminarium - CIG Salud
Banner 300x250 - montblanc - boligrafo-meisterstuck-diamond-de-la-linea-platinum-le-grand
Banner 250x250 - IFX
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Kimsa - desarrollo de software
Banner 300 - DuckDuckGo
Banner-Ubic8-300-Pallavicini
Banner Beurer BC85
BannerPropertyPartners300-buenas