Categorías
Ejecutivos Titulares

Larry Page se retira como CEO de Alphabet

  • Los cofundadores de Google reciben un regalo de despedida de los inversionistas por valor de US$ 1.700 millones.

Mountain View, EE.UU. 4 diciembre, 2019. El cofundador de Google, Larry Page, dejará su cargo como CEO de Alphabet y entregará las riendas al actual CEO de Google, Sundar Pichai, quien ahora ocupará ambos cargos, anunció la compañía el martes. Page y su cofundador Sergey Brin, quien dejará su cargo como presidente de Alphabet, permanecerá en el Directorio de la compañía.

La unidad de negocios Google representa mas del 95% de los ingresos de Alphabet.

Según Gerrit De Vynck analista de Bloomberg, “la idea detrás de este movimiento es permitir que los fundadores se dediquen mas a tomar decisiones futuras de largo plazo, mientras Pichai se concentra en decicones de 1 a 2 años en el futuro”.

Page se convirtió por primera vez en CEO de Alphabet cuando Google anunció una reestructuración corporativa masiva en 2015, que separó su rentable negocio de publicidad de sus esfuerzos a largo plazo, incluyendo la compañía de automóviles autonomos Waymo y la empresa de tecnología de la salud Verily, a la que Alphabet se refiere como sus “otras apuestas”. Pichai, que dirigió anteriormente las unidades Android y Chrome de Google y ha estado en la empresa durante 15 años, se convirtió en CEO de Google en ese momento.

“Con Alphabet ya bien establecido, y Google y las otras apuestas operando efectivamente como compañías independientes, es el momento natural para simplificar nuestra estructura de gestión”, escribieron Brin y Page en una declaración conjunta.

Ninguno de los dos ha tenido mucha presencia pública en los últimos años, a pesar de ser cofundadores y altos ejecutivos. Durante la reunión anual de Alphabet en junio, varios accionistas criticaron el hecho de que Page no apareciera, dado que él y Brin tienen más del 50% del poder de voto de la compañía, gracias a la estructura de acciones multiclase de Alphabet. Esa estructura no cambiará a pesar del cambio de gestión, dijo la compañía.

Desde que el motor de búsqueda que el dúo lanzó en 1998, los productos y servicios de Google se han disparado, y gracias a ello las participaciones de los cofundadores en la empresa los han hecho enormemente ricos. Según estimaciones de Forbes, el valor neto de Page es de casi US$ 60.000 millones, mientras que Brin llega sólo ligeramente por detrás de él.

Las acciones de Alphabet subieron menos de un 1,5% ayer martes.

La noticia llega cuando Alphabet se enfrenta a grandes desafíos, tanto externos como de sus propios empleados. A medida que el escrutinio a las grandes compañias de TI (Tecnologías de la Información) ha aumentado en Washington, una investigación antimonopolio de Google podría incluir no sólo su negocio de publicidad, sino también el de búsqueda y el de Android. Mientras tanto, los empleados de Google se han enfrentado repetidamente con la dirección en relación con las políticas de la empresa y las prácticas empresariales. Por ejemplo, cuando una noticia del New York Times en el otoño de 2018 puso de manifiesto el mal manejo de los reclamos por acoso por parte de la empresa, más de 20.000 trabajadores abandonaron sus oficinas en todo el mundo. Los empleados también han protestado públicamente por los contratos de la empresa con el Departamento de Defensa y el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, por el trato que da a los trabajadores contratados y, más recientemente, por el despido de cuatro organizadores de la empresa.

Los cofundadores de Google reciben un regalo de despedida de los inversionistas

Larry Page y Sergey Brin acaban de recibir un regalo de jubilación de US$ 1.700 millones de los inversionistas.

Los cofundadores de Google, que anunciaron el martes que renunciaban a la gestión diaria de la empresa matriz Alphabet, añadieron más de US$ 800 millones cada uno a su patrimonio neto, después de que las acciones de la empresa subieran un 1,5%.

Cada uno de ellos posee alrededor del 6% del gigante de Internet y sin embargo controlan a Alphabet a través de acciones especiales de voto.

Las ganancias se producen cuando los inversionistas reciben con satisfacción la promoción de Sundar Pichai a CEO de Alphabet, que sustituye a Page en el cargo. Lo que significa que las tres empresas tecnológicas estadounidenses más valiosas ya no tienen a un fundador al mando.

Al igual que Tim Cook, de Apple, y Satya Nadella, de Microsoft, Pichai es un empleado de larga data que ha trabajado sin descanso para ascender en la escala corporativa. Más de 15 años después de unirse a la compañía con sede en Mountain View, está reemplazando a Page en el puesto más alto. Brin renuncia a la presidencia, dejando a Pichai como líder indiscutible.

El cambio refleja el ingreso de Google a la mediana edad corporativa. Comenzó en un garaje de California con Brin y Page en 1998, la empresa obtuvo ingresos de US$ 137.000 millones en 2018 y hoy se jacta de tener un valor de mercado de US$ 893.000 millones. Esa cifra sólo se encuentra detrás de Apple y Microsoft en el índice S&P 500.