Infoweek

Mar, 6 diciembre, 2022
Mar, 6 diciembre, 2022

Insignia Marketing

Una compañía de globos está trabajando para reemplazar a los satélites

WorldView - globos
Tucson, EE.UU. 9 octubre, 2018. Se supone que alrededor de 1.900 satélites activos están orbitando la Tierra. Esto puede parecer un montón de cosas en el cielo, pero más del doble de aviones vuelan por encima de nuestras cabezas en un momento dado, sumando decenas de millones de vuelos comerciales al año.

La razón por la que no lanzamos más satélites comerciales para vigilar el medio ambiente, acelerar Internet o reunir inteligencia militar es porque es caro. Muy caro.

La compañía aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, está recortando los precios con tecnologías de cohetes reutilizables (y el competidor de Jeff Bezos, Blue Origin, no está muy por detrás), pero esos lanzamientos todavía cuestan decenas de millones de dólares.

World View Enterprises en Tucson, Arizona, piensa que capacidades similares a las de los satélites pueden lograrse a una fracción del costo. Su gran idea: usar globos autónomos gigantes que operan en la estratosfera, una zona que comienza a los 10 Km sobre el nivel del mar y llega a los 50 Km.

La compañía de seis años de antigüedad está desarrollando y lanzando plataformas en forma de pirámide llamadas Stratollites que cuelgan del extremo de globos a gran altitud. Estos globos se elevan a unos 32 km de altura y aprovechan los vientos de gran altitud para quedarse quietos o moverse poco.

«Va a cambiar todo», dijo Ron Garan, un astronauta retirado de la NASA y piloto de caza que trabaja para World View. «Piensa en lo que puedes hacer con una plataforma de 4.500 o 450 kg que se cierne sobre una ciudad o un desastre natural durante meses».

El gas de elevación que se utiliza con mayor frecuencia es el helio. Es inerte, por lo que no se enciende, y es menos denso que la atmósfera de la Tierra – ayudando a un globo a subir a la estratosfera como una burbuja en el agua. Pero puede costar cientos de miles de dólares llenar un globo. El hidrógeno es una opción más barata, pero es extremadamente inflamable.

World View tiene su sede central en en Tucson, Arizona, que es un campus de 13.500 m2 con una fábrica de globos, un puerto espacial, un centro de control de misiones y mucho más.

Así es como es por dentro World View, y cómo la compañía está trabajando para no sólo darle un golpe mortal a la industria satelital, sino también para darle a los turistas una idea de cómo es realmente la Tierra. Algo que ya Auguste Piccard en los años 1930s pudo averiguar.

World View planea eventualmente financiar parte de su investigación y desarrollo de las Stratollites convirtiéndose en una compañía de turismo de altura. Incluso diseñó una cápsula presurizada de vuelo estratosférica, llamada Voyager que pesa 4.000 kg., que llevará a sus 6 pasajeros en un viaje de 5 horas por US$ 100.000 c/u.

[smartslider3 slider=11]

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Email encriptado basado en Suiza.
Kushki - experiencia de pago

Destacados

emBlue - Todos los canales en un solo lugar

Eventos

¡No hay eventos!
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile