Infoweek

Lun, 28 noviembre, 2022
Lun, 28 noviembre, 2022

Insignia Marketing

Un franco suizo fuerte: Ganadores y perdedores

Suiza. 19 marzo, 2015. La decisión del Banco Central suizo de dejar flotar el franco suizo, que ha provocado un alza casi instantánea de la moneda helvética de un 30%, ha tenido, entre otras, consecuencias en los préstamos hechos en francos suizos por prestatarios polacos, que se han encontrado súbitamente con la obligación de hacer frente a mensualidades muy elevadas.

La medida, sin embargo, tiene un impacto parecido en los vecinos más próximos a Suiza, así como en aquellos extranjeros que viven en tierra helvética. La salud de la economía suiza, la tasa de desempleo inexistente y su proverbial estabilidad, atraen, además de capitales en búsqueda de un refugio tranquilo, a trabajadores de los países limítrofes. Esto hace que cada día, cerca de 300.000 personas hagan el viaje de ida y vuelta desde Alemania, Francia o Italia. Una cifra que ha aumentado en un tercio desde que la crisis asola la zona euro. Por su parte, los suizos se dirigen de buena gana a las zonas fronterizas con sus vecinos para hacer compras, lo que genera una cifra de negocios de cerca de 300.000 millones de euros por año.

Una de estas zonas es Campione d’Italia, enclave italiano de apenas un kilómetro cuadrado, situado en el cantón suizo del Tesino. La mayor parte de los habitantes de Campione son ciudadanos italianos, como Enrico Lironi, profesor y consultor que vive en Campione. Su salario lo cobra en euros, pero muchos de sus gastos son en francos suizos, de forma que cuando estos últimos se han disparado, Enrico ha tenido que reducir de manera drástica su tren de vida.

El municipio se encuentra más o menos en la misma situación. La principal actividad económica de Campione d’Italia se encuentra en el casino. Este paga sus salarios y a los proveedores en francos suizos, pero el 80% de sus ingresos viene de clientes italianos, quienes pagan en euros. El salto del franco suizo ha hecho que aumenten en un 20% los gastos del casino, encontrándose ahora en perdidas. Desde 2011, debido a la crisis, el casino ha dejado de pagar regularmente sus impuestos, lo que ha generado un fuerte impacto en los recursos del municipio, que ha debido aumentar los costes en las prestaciones sociales, después de vender con perdidas una parte de su patrimonio inmobiliario.

Campione d’Italia está al “borde de la quiebra”, afirma el vicealcalde Florio Bernasconi, que ha pedido ayuda financiera al Gobierno italiano. A principios de febrero convocó a los habitantes del municipio para anunciarles que habría que recortar el 30% de las pensiones de jubilación complementarias. Se podría pensar que los residentes pagados en francos suizos, pero que pagan sus impuestos en Italia, deberían disfrutar de un salario más elevado gracias a un franco fuerte. Sin embargo, como los productos y los servicios se pagan en francos, no se registra un gran cambio; mientras tanto, los turistas italianos escasean cada vez más.

Ante esta situación, muchos habitantes, y en particular los jubilados, que reciben sus pensiones en euros, piensan en abandonar Campione. Al mismo tiempo, los empleadores del cantón del Tesino – donde se encuentra Campione – empiezan a imponer a su personal que acepten sus salarios en euros, convertidos en francos suizos, pero con el tipo de cambio antiguo. Estas presiones, han hecho que aumenten las tensiones que existen ya entre los trabajadores extranjeros y los suizos, quienes creen que aquellos que vienen y van cada día hacen bajar sus propios salarios.

Los aserraderos de Lombardía, la región italiana vecina, que compran la madera en Suiza, corren el riesgo de entrar en quiebra debido a la subida de los costos. Y los alcaldes de los municipios vecinos creen, por su parte, que un franco fuerte daña la economía local. Una economista de UBS (Unión de Bancos Suizos) afirma que los efectos se podrían sentir en un radio de 100 kilómetros más allá de la frontera.

Pero no todo el mundo comparte la misma visión y son muchos los que ven ventajas en un franco fuerte: los Ferrocarriles Suizos han incorporado nuevos trenes para permitir a los ciudadanos de la Confederación las compras en el extranjero, lo que ha generado que las oficinas de cambio de las estaciones de tren hayan visto la adquisición de euros multiplicada por 15 en pocas semanas. Los supermercados alemanes están contratando más personal para hacer frente al creciente número de clientes suizos que aprovechan unos precios que en ocasiones son la mitad de lo que pagarían en su país, volviendo con docenas de frascos de shampoo o decenas de botellas de leche.

Para hacer frente a este fenómeno, las autoridades suizas comienzan a reaccionar: los habitantes de municipios suizos cerca de la frontera alemana pedían tal numero de pizzas en los restaurantes de Constanza – al otro lado – que los repartidores tenían que cruzar la frontera con 60 pizzas, hasta que un día los policías aduaneros les hicieron volver por su camino.

Suiza una vez mas esta demostrando que su responsabilidad fiscal y monetaria esta muy por encima de la del presidente del BCU, Draghi. Suiza hizo lo correcto, esperemos que Merkel pueda fijar limites a la actual expansion monetaria o la UE redactara la cronica de una muerte anunciada de su moneda unica.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Email encriptado basado en Suiza.
Kushki - experiencia de pago

Destacados

emBlue - Todos los canales en un solo lugar

Eventos

noviembre 2022
¡No hay eventos!
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile