Infoweek

Mar, 9 agosto, 2022
Mar, 9 agosto, 2022

Insignia Marketing

RadioShack se declara oficialmente en quiebra

  • La popular tienda de tecnología, no pudo hacerle frente al mercado online.

EE.UU. 11 febrero, 2015. Tras operar por 94 años como una de las tiendas de electrónica más populares, la cadena RadioShack, ha llenado oficialmente el acuerdo de bancarrota, dando inicio oficial a la venta de más de 2.400 de sus 4.000 tiendas en los Estados Unidos y el cierre definitivo de aquellas que no hayan sido vendidas. Esto no significa que será el final definitivo de la marca; ésta vivirá a través del acuerdo que su mayor accionista, Standard General mantiene con Sprint, que se encargaría de la mayoría de las tiendas que operan actualmente en el país norteamericano.

Salus Capital Partners - Andrew Moser

Para Salus y su presidente, Andy Moser, el acuerdo sería, lejos, el más grande en la breve historia de la empresa. La idea habría sido atraer la atención de los banqueros en Wall Street.

Con el acuerdo, la nueva fusión entre RadioShack y la compañía de telecomunicaciones Sprint tendría como consecuencia el establecimiento de tiendas que ocupen 3 cuartas partes de 1.750 sucursales existentes de RS en donde se llevará a cabo la venta de teléfonos celulares y planes de todas las marcas disponibles en ella, como Boost y Virgin Mobile. Todas las tiendas adoptarán una nueva imagen que destacará la marca de Sprint en cada vitrina y materiales de marketing. Sólo hay que esperar a que los jueces aprueben lo estipulado en el acuerdo, proceso que podría llevar algunos meses.

Este acuerdo no afectará las tiendas en México, y tampoco las de Asia. Al reconocer su banca rota, la empresa automáticamente ha dejado de formar parte de la Bolsa de Nueva York así como del Sistema Internacional de Cotizaciones, por la Bolsa Mexicana de Valores. RadioShack se enfrentó a pérdidas que fueron acumulándose hasta que en el último trimestre de 2014, sus ventas se desplomaron un 16%, perdiendo recursos para mantener abiertas más de 5.000 tiendas.

Otro contribuyente para la quiebra de RadioShack habría sido Salus Capital Partners

Para la mayoría de los observadores externos, la quiebra de RadioShack Corp. tuvo su punto de inicio hace años, quizá decenios. Sin embargo, lo que se pierde en ese relato de un ocaso inevitable es la historia del prestamista en problemas poco conocido de Needham Heights, Massachusetts.

Es una relación que se malogró en tan poco tiempo que por momentos rozó lo disfuncional, poniendo a la vez en evidencia las vicisitudes que suelen aquejar a las empresas en problemas que buscan financiamiento de emergencia.

Ya antes de que se desembolsara el préstamo por US$ 250 millones a fines de 2013, RadioShack amenazó con demandar al prestamista, Salus Capital Partners, por tratar de desvincularse, según dos personas al tanto de la transacción que pidieron mantener su nombre bajo reserva dado que las negociaciones fueron privadas.

Meses más tarde, cuando RadioShack solicitó la aprobación del acreedor para cerrar las tiendas en un intento de evitar la quiebra, Salus rechazó el plan, que habría dejado a la empresa con menos activos garantizando el préstamo. Esa negativa resultó clave ya que desembocó en la solicitud de quiebra conforme el Capítulo 11.

El acuerdo de préstamo estaba destinado a tener problemas desde el inicio, según Michael Pachter, analista minorista en Wedbush Securities Inc. de Los Angeles. “No podía entender que alguien fuera a poner dinero”, dijo.

Para Salus y su presidente, Andy Moser, el acuerdo sería, lejos, el más grande en la breve historia de la empresa. Sacaría al prestamista de su nicho pequeño, otorgando préstamos de unos US$ 25 millones a empresas con problemas financieros, e introduciría un acuerdo destacado en su cartera que atraería la atención de los banqueros en Wall Street.

Préstamo deficiente

A fines del año pasado, el préstamo representaba casi un tercio de todas las inversiones de Salus. Una presentación de documentación obligatoria demostró que Salus había reducido la calificación de riesgo en el acuerdo a “deficiente” en el cuarto trimestre y, por consiguiente, anticipaba que más del 60% de sus préstamos basados en activos podía incurrir en pérdidas.

Brian Ruby, portavoz de Salus en Integrated Corporate Relations en Norwalk, Connecticut, dijo que la empresa no habla públicamente del préstamo ni de su relación con el comerciante minorista.

“Salus continuará participando con RadioShack y sus otros deudores en forma profesional y tratando todos esos acuerdos de negocios sensibles como corresponde”, escribió Ruby en un mensaje de correo electrónico el 31 de enero. “Salus no discutirá estos asuntos a través de los medios”.

Merianne Roth, portavoz de RadioShack en Fort Worth, Texas, se negó a hacer comentarios sobre sus negociaciones con Salus.

Cuando ambas partes firmaron el contrato de préstamo en octubre de 2013, RadioShack estaba desesperada por dinero.

Ante la competencia de minoristas online como Amazon.com Inc. además de la evolución del negocio de telefonía móvil que solía generar sus márgenes de ganancia más altos, las reservas de efectivo de RadioShack caerían US$ 180 millones a fines de 2013, marcando una caída del 80% en un período de cuatro años, según datos recopilados por Bloomberg.

Las condiciones del acuerdo dan testimonio de las aflicciones de RadioShack: el préstamo a cinco años pagaría una tasa de interés de 11,5% y tendría como garantía colateral activos de la empresa.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai Creta 2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile