Infoweek

Mar, 16 agosto, 2022
Mar, 16 agosto, 2022

Insignia Marketing

Mercado de bonos de EE.UU. enfrenta problemas de liquidez

Nueva, York. 29 julio, 2015. Los inversionistas se están preguntando una pregunta que nunca antes se había presentado como tema de debate: ¿cuán «líquidos» son los Bonos del Tesoro de EE.UU.?

Con una deuda de US$ 12,6 billones y más de US$ 500.000 millones que cambian de manos cada día, los Bonos del Tesoro de EE.UU. se consideran la piedra angular de las finanzas globales, pero las preocupaciones sobre la liquidez – o la posibilidad de comprar y vender un activo de gran tamaño sin afectar a su precio – se están ahora multiplicandose.

Para muchos, la llamada de advertencia llegó el 15 de octubre del año pasado, cuando el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de EE.UU., que se mueve inversamente a su precio, cayó 34 puntos básicos en las primeras operaciones de la mañana. Los bancos se retiraron de los precios de cotización, mientras que otros inversionistas bursátiles redujeron su presencia en los momentos más extremos de turbulencia, afectando la capacidad de los inversionistas para realizar transacciones de bonos en efectivo.

Department of Treasury

The Department of the Treasury.

No duró mucho tiempo. Los rendimientos se recuperaron fuertemente, terminando el día no muy lejos de donde habían comenzado, pero fue una señal de lo que puede suceder y las miradas desde entonces se han focalizado en la posibilidad de que un evento similar se repita, especialmente ya que la Reserva Federal se prepara para subir las tasas de interés.

«Habrá discontinuidad en los precios», dice Richie Prager, jefe de estrategias de negociación y liquidez en BlackRock, la gestora de activos más grandes del mundo. «Cualquier persona que no espere algún tipo de discontinuidad en la fijación de precios, no es realiasta, a medida que las tasas de interés se normalizan, y vuelve la volatilidad».

Algunos piensan que los fondos de bonos estarán a merced de sus clientes, enfrentando severas amortizaciones a media que las tasas aumentan, obligándolos a liquidar carteras para devolver el efectivo de los clientes. La mayoría tienen un flotador de activos líquidos, como bonos del Tesoro de EE.UU. y otros tipos de deuda a corto plazo, para este propósito. Pero en una estampida para salir se podría ver a muchos gestores de activos tratatando de vender al mismo tiempo, dando lugar a movimientos volátiles en los precios.

«Uno tiene un balde de bonos del Tesoro que se presume que tiene liquidez y de repente no la tiene», dice Henry Peabody, gerente de cartera de Eaton Vance. «Eso sacude a toda la institución de transacción de bonos del Tesoro y uno tiene que empezar a considerar eso».

Es un cambio de paradigma para los inversionistas que han aceptado bajos retornos por comprar la deuda del gobierno de los Estados Unidos en el supuesto de que se trataba de un activo «seguro». Por el momento, la demanda de los inversionistas sigue siendo fuerte, con fondos mutuos sosteniendo alrededor del 10% de todos los valores del Tesoro en circulación. Pero sin la garantía de liquidez, o una mayor tasa de retorno, el activo se vuelve menos deseable.

Algunos inversionistas dicen que ya han comenzado cobrar una «prima de liquidez» para adquirir bonos del Tesoro – un concepto previamente reservado para deuda corporativa.

«Se ha reducido su atractivo porque el riesgo ha aumentado», dice Jennifer Vail, director de estrategia de renta fija de gestión de patrimonio de US Bank.

En el centro de esta rápida evolución que estamos viendo se encuentra el recorte de los bancos en renta fija, alterando la relación tradicional entre los corredores de bolsa y sus clientes.

Las tenencias de corredores de bolsa de deuda de alta calidad, como bonos del Tesoro, valores respaldados por hipotecas y bonos corporativos, ha caído de US$ 524.000 millones a fines de 2007 a US$ 170.000 millones hoy, según datos de la Reserva Federal.

Como anécdota, antes los corredores de bolsa intervenian durante oscilaciones volátiles de precios para ayudar a los clientes, con el objetivo de asegurar más negocios para cuando los mercados estuviesen en calma. Era parte de la relación con el cliente. Pero ahora como los bancos han reducido los balances y han disminuido los ingresos de renta fija, el incentivo para intervenir durante una turbulencia de los mercados se ha reducido.

«¿Por qué querría intervenir y perder dinero cuando no estoy ganando dinero el resto del tiempo?», dice un jefe de renta fija de un banco europeo. «Hay menos personas dispuestas a correr el riesgo en estos días».

A diferencia de los bonos corporativos, que han visto un crecimiento en métodos de ejecución alternativos, las transacciones de bonos del Tesoro siguen siendo principalmente realizadas por corredores de bolosa para los clientes, ya sea por teléfono o en las plataformas electrónicas como Bloomberg o Tradeweb. Los inversionistas se han dado cuenta de la caida, y está forzando un cambio en el comportamiento.

Algunos han optado por ir directamente a las subastas regulares del US Treasury, en lugar de depender de los bancos, para comprar bonos. La participación de los corredores de bolsa en las subastas para nuevos bonos del Tesoro ha caído desde un promedio del 53% en 2010 al 37% en lo que va del año. Los fondos de inversión han aumentado la participación desde un 21% al 41% en el mismo período. En la más reciente subasta de bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años de este mes, los inversionistas se fueron con US$ 9,5 billones de los US$ 21 billones ofertados.

También es posible evitar una crisis de liquidez simplemente manteniendo más efectivo. Las tenencias de efectivo de administradores de fondos están en su nivel más alto desde diciembre de 2008, según un estudio de Bank of America Merrill Lynch. Pero el contar con grandes reservas tiende a tener un efecto negativo en el rendimiento para el fondo, el cual podría invertir ese dinero en activos de mayor rendimiento.

Un efecto similar se puede lograr mediante el aumento de las líneas de crédito disponibles de los bancos, como lo han hecho BlackRock y Aberdeen Asset Management.

Representa un cambio desde «las suposiciones que mantuvimos por décadas» en los mercados de bonos del Tesoro, añade Peabody. «Ahora se requiere de un alto nivel de vigilancia que no habia sido necesario en el pasado».

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai-Atos-2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile