Infoweek

Mar, 6 diciembre, 2022
Mar, 6 diciembre, 2022

Insignia Marketing

La economía chilena se encuentra creciendo por debajo de su potencial

Santiago, Chile. 13 marzo, 2015. Desde el cuarto trimestre del año 2013 que la economía chilena se encuentra creciendo por debajo de su potencial, afectada por una sumatoria de factores negativos, entre los que destacan una importante merma en inversión en minería y un deterioro de expectativas empresariales frente a una intensa agenda legislativa que incorpora una reforma laboral, actualmente en discusión, y una reforma tributaria, ya aprobada, que significó un alza relevante en la carga tributaria.

Si bien diversos indicadores adelantados sobre el comportamiento futuro de la demanda aún no muestran un quiebre favorable de tendencia, las cifras de actividad marcaron un repunte en el último cuarto del año pasado, tendencia que se mantiene en el primer mes del presente año. Esto es consistente con una leve revisión al alza en las expectativas de crecimiento para el presente año, las que ahora se sitúan en 2,8%, y en 3,5% para el próximo, según la encuesta de expectativas económicas del Banco Central de Chile.

Informe LAECO - Chile

Entre los elementos que contribuyen a incrementar las expectativas de crecimiento se debe mencionar un efecto positivo sobre el dinamismo y la inversión en el sector exportador no minero, de una importante depreciación real de la moneda a lo largo del último año, a lo que se suma un mayor crecimiento para los países de destino de dichas exportaciones. Favorece también la caída en el precio del petróleo, que significa un shock positivo sobre el ingreso de la economía que importa casi el 100,0% de su consumo.

Se debe agregar un comportamiento mejor del esperado en el mercado laboral, el que pese a la fuerte desaceleración del crecimiento y a la caída sostenida en la inversión, sólo registra un leve incremento en el desempleo. También ayuda, aunque ha sido más lento de lo esperado, la caída en los niveles de inflación actualmente en curso, la que en un contexto de rápido crecimiento de los salarios nominales (sobre el 7,0% en doce meses), favorece un importante repunte en los salarios reales. Se agrega, aunque aún se encuentran en terreno negativo, una mejoría en las expectativas económicas de las familias, que han bajado su percepción de riesgo respecto a perder la fuente de trabajo y que perciben que la economía tenderá a mejorar en el horizonte de un año plazo. Todo esto permite que el consumo privado mantenga algún crecimiento.

Descargar InformeImporta, también, el impacto esperado de un fuerte crecimiento en la inversión pública, lo que se notará con mayor intensidad a partir del segundo semestre, y expectativas de recuperación en la actividad de la construcción habitacional, la que responde a un “adelantamiento” de demanda futura. Esto último se entiende como una forma de evitar comprar más caro a partir del próximo año, como consecuencia de un alza en impuestos que afectan a las viviendas a partir de enero próximo.

En el ámbito negativo, aunque ha retrocedido algo, preocupa la mantención de la inflación por sobre el límite superior del rango meta utilizado por la autoridad, lo que ha llevado a descartar nuevas bajas en la tasa de política monetaria. La importante devaluación acumulada del peso, junto con diversos mecanismos de indexación en sectores claves como salud, educación y vivienda, permiten entender la persistencia inflacionaria. Con todo, se espera que ésta vuelva a ubicarse dentro del rango meta en el transcurso de los próximos meses.

También preocupa la falta de señales respecto de una pronta recuperación en la inversión privada, elemento fundamental para incrementar el potencial de crecimiento de mediano plazo. Para ello todo lo que tienda a despejar la incertidumbre de los empresarios, respecto a cambios institucionales o regulatorios, hace un aporte relevante. Es de esperar que la importante caída de apoyo popular de la Presidenta Bachelet, conlleve un cambio de foco en las iniciativas legislativas y en las señales políticas del gobierno, tendiente a recuperar las confianzas y acotar la incertidumbre.

Por último, al unísono con una canasta amplia de monedas a nivel mundial, el peso chileno se ha depreciado adicionalmente respecto al dólar, lo que en los últimos días ha estado explicado principalmente por buenas cifras en Estados Unidos, que llevan al mercado a anticipar en el tiempo una próxima alza en la tasa de política monetaria en dicho país. Sin embargo no esperamos que el peso se deprecie adicionalmente en forma significativa, toda vez que el precio del cobre se ha recuperado algo, luego de un importante ajuste a la baja en los últimos meses, y porque los fundamentos propios de nuestra economía deberían mejorar algo en el transcurso de los próximos meses.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Email encriptado basado en Suiza.
Kushki - experiencia de pago

Destacados

emBlue - Todos los canales en un solo lugar

Eventos

¡No hay eventos!
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile