Infoweek

Dom, 14 agosto, 2022
Dom, 14 agosto, 2022

Insignia Marketing

La Bolsa de China bloqueada de nuevo al hundirse otro 7%

  • Apenas media hora ha durado hoy la sesión en la Bolsa de Shanghai. El desplome del 7% ha forzado un nuevo cierre adelantado, como ya sucediera el lunes.

Shanghai, China. 7 enero, 2016. El nuevo año ha comenzado con una desbandada de la renta variable china. Sólo ayer, gracias a las compras de fondos estatales, el índice Shanghai Composite pudo evitar las caídas. Pero el rebote del 2,2% que se anotó en la sesión previa ha quedado completamente neutralizado en apenas media hora.

La oleada de ventas ha alcanzado tal magnitud que en la primera media hora de la jornada la Bolsa de Shanghai ha tenido que suspender todas las operaciones en virtud de la nueva normativa que provoca el cierre adelantado de la jornada si se producen caídas del 7%. Por este motivo, la de hoy ha sido la sesión más breve en los 25 años de historia de la Bolsa.

En el momento de la suspensión el índice Shanghai Composite se hundía otro 7,32%, hasta los 3.115 puntos. Con esta baja ya borra el 10% de alzas acumuladas durante todo 2015.

Shanghai Composite Index

Las alertas se activan en el conjunto de los mercados, más aún cuando se trata de la segunda ocasión en cuatro jornadas en la que la Bolsa de Shanghai tiene que bloquear sus operaciones debido a la nueva normativa. El pasado lunes el desplome también alcanzó el 7%.

Los analistas destacan incluso que esta medida, destinada en principio a evitar mayores desplomes, incrementa las caídas, ya que incentiva a los inversionistas a anticipar sus ventas en un intento por no quedarse ‘pillados’ en el momento de la suspensión.

Restricciones a las ventas

Otro factor que ha disparado el pánico esta semana en la Bolsa de Shanghai es el fin del veto impuesto a los grandes accionistas por el que no podían vender paquetes significativos de sus compañías. Mañana expiran estas restricciones, que afectan a los accionistas con participaciones superiores al 5% del capital. Este bloqueo representaba un total de unos US$ 185.000 millones en acciones, según cálculos de Goldman Sachs.

Finalmente, y con el fin de evitar nuevos desplomes como los sufridos por la Bolsa de Shanghai, el regulador chino ha prorrogado, con matices, estas restricciones. Las nuevas normas limitarán la capacidad de venta de títulos de los grandes accionistas chinos a un máximo del 1% del total de acciones de una compañía.

Nuevos mínimos del yuan

Los datos macro publicados en China en este inicio de año agravan los temores a un mayor frenazo de su economía. El lunes el dato de la actividad manufacturera se hundió hasta los 48,2 puntos, por debajo de lo esperado y más lejos de la barrera de los 50 puntos que separa la contracción del crecimiento. Y ayer el dato de actividad del sector servicios se desinfló hasta quedarse al borde de la contracción, al caer a sus cotas más bajas en 17 meses.

Los temores a una desaceleración muy por debajo de los niveles de crecimiento próximos al 7% vigentes hasta ahora han ido en paralelo a una devaluación de su divisa. El yuan, con el ‘permiso’ de las autoridades chinas, cotiza ya en mínimos de 2011 frente al dólar.

Claves para entender la estrepitosa caida

China ha acelerado la devaluación del yuan y provoca una nueva sacudida en los mercados. El petróleo Brent está en US$ 32, mínimo desde 2004. Las Bolsas europeas caen cerca del 3%.

Devaluación del yuan

En un ambiente de desconfianza, el Banco Popular de China sorprendió a los mercados al fijar el punto medio de su tipo de cambio en 6,5646 yuanes por dólar, un 0,5% menos, la mayor bajada desde agosto, cuando un descenso del 2% provocó también otra sacudida en las Bolsas. Además, el tipo de cambio está en el nivel más bajo desde marzo de 2011.

Sin embargo, el yuan (cuyo nombre oficial es el renminbi) no cotiza como otras monedas, libremente. El mecanismo en China se basa en una tasa de referencia diaria que fija el Banco Central y sobre él, la moneda puede fluctuar un porcentaje al alza o la baja.

La caída de la tasa diaria de referencia hace pensar a los inversionistas un movimiento calculado por parte del Gobierno chino para ganar competitividad y aumentar las exportaciones, dado que la situación económica pueda ser más frágil de lo que se creía.

Desplome en Shanghái y nuevos límites a las ventas

El movimiento a la baja del yuan ha tirado de la Bolsa china y ha desembocado en un nuevo cierre anticipado del mercado, el segundo de esta semana. La sesión de este jueves se ha suspendido cuando el índice CSI 300 bajaba un 7,2% y el índice general de la Bolsa de Shangai se dejaba el 7,32%. El cierre anticipado se aplica según una nueva norma, que entró en vigor el pasado lunes, que fija este mecanismo de suspensión cuando los índices caigan más del 7% y tratar de contener el desplome

Además, en otro movimiento para frenar la sangría, el regulador ha renovado algunos límites a las ventas de los grandes accionistas, que se impusieron el pasado mes de agosto y que en principio finalizaban mañana. La CNMV china anunció que durante los próximos tres meses, estos grandes accionistas (con más del 5% del capital) no podrán vender más de un 1% de los títulos, y además estarán obligados a anunciar al mercado sus planes de hacerlo con al menos 15 días de anticipación.

Las ventas masivas se prevén en un entorno de depreciación del yuan, que hace temer una huida de capitales del país, especialmente de los inversionistas extranjeros

Baja del petróleo

La espiral bajista del petróleo se acentúa en la cuarta sesión de 2016. El barril Brent cae por debajo los US$ 33 y marca mínimos desde abril de 2004, tras haber llegado a caer más de un 6%. Las tensiones entre Arabia Saudita e Irán bloquean cualquier expectativa de que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) suba los precios.

El día fatal fue el 2 de enero, cuando se produjo la ejecución del clérigo chiíta Nimr Baqir al Nimr por parte de las autoridades de Arabia Saudita, un país regido por los sunítas. La respuesta de Irán, de mayoría chiíta, se materializó ese mismo día con revueltas que derivaron en el incendio de la embajada saudita en el país.

Arabia Saudita contraatacó de inmediato y ofreció una rebaja considerable a los países europeos que, antes de las sanciones, compraban petróleo iraní. Irán volverá a exportar durante 2016, pero Arabia Saudita dificultará aun mas a Irán que gane participación de mercado, incluso a costa, una vez más de un oro negro todavía más barato.

China y el deterioro de sus indicadores económicos añaden presión bajista a los precios del crudo. La ralentización del gigante asiático derivará en una reducción de la demanda de materias primas, incluido el petróleo.

Tensión en Corea del Norte

Corea del Norte es de nuevo un elemento desestabilizador de los mercados. El régimen dictatorial liderado por el líder supremo Kim Jong-un aseguró ayer que realizó una prueba nuclear con una supuesta bomba de hidrógeno. Para hacerse una idea aproximada, el artefacto tendría una potencia en torno a 5 veces superior a los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. El miedo a que el dictador disponga realmente de esa tecnología –no hay pruebas, y todo puede ser propaganda– ha sembrado el pánico en los mercados y la tensión geopolítica en la región se ha disparado. Corea del Sur, Japón, Rusia e, incluso, China, principal aliado del régimen de Corea del Norte, han condenado con firmeza la supuesta prueba.

Empresas de materias primas

Otra derivada de la caída de las materias primas está en las compañías productoras de gas y petróleo y otras materias primas, con un peso importante en los índices. Esos sectores se sitúan a la cola del Stoxx 600 en las cuatro sesiones de 2016 con caídas aproximadas del 10%. Glencore, Rio Tinto, Arcelor Mittal, BHP Billiton, Antofagasta y Angloamerican se caían entre un 10% y un 18%. Descensos que se añaden a los hundimientos que ya sufrieron el año pasado. Por ejemplo, Glecore se desplomó un 68%, Arcelor Mittal, un 56%, y Anglo American, un 74%.

Los expertos de Link Securities apuntan además que muchas de las compañías productoras de gas y petróleo de EE.UU. están muy endeudadas, tras haber emitido bonos basura (con un rating inferior a BBB-). Con estos niveles de precios del crudo va a ser muy difícil que generen la suficiente caja como para hacer frente a sus compromisos con sus acreedores, lo que puede provocar un efecto dominó al afectar a muchos fondos de renta fija que han comprado esa deuda.

Las reservas de divisas de China caen a su nivel más bajo

Las reservas de divisas de China, las mayores del mundo, cayeron en 2015 al nivel más bajo registrado hasta el momento, aumentando las preocupaciones sobre la creciente salida de capitales del país, que está llevando al yuan a mínimos de hace años y está sacudiendo a los mercados financieros a nivel global.

En concreto, las reservas de divisas del gigante asiático cayeron a los US$ 3,33 billones en el año 2015, lo que supone US$ 512.660 millones menos que las reservas de divisas registradas el año anterior, según los datos publicados por el PBOC (Banco Popular de China).

Sólo en el mes de diciembre las reservas cayeron US$ 107.900 millones, la mayor caída en términos mensuales registrada hasta el momento en un descenso aún mayor que el esperado por los mercados.

Casi dos tercios de la caída de las reservas de divisas tuvieron lugar entre agosto y diciembre, periodo en el que el PBOC decidió devaluar su divisa prácticamente el 2% de forma inesperada para hacer frente a unos decepcionantes datos macroeconómicos.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai-Atos-2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile