Infoweek

Mar, 16 agosto, 2022
Mar, 16 agosto, 2022

Insignia Marketing

Indra se hunde con 436 millones de euros en pérdidas y en plena huelga general

  • 1.750 empleados serán despedidos en 2016.
  • El expresidente de la compañía, Javier Monzón recibó algo más de un millón de euros adicionales por ser despedido de su cargo sin ser avisado con quince días de antelación.

Madrid, España. 9 agosto, 2015. A los malos resultados presentados, algo que, por otro lado, tampoco ha sorprendio al mercado, se le une la huelga general convocada por los sindicatos en todos los centros de España tras no llegar a un acuerdo en la mesa negociadora por el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que afecta a 1.750 personas.

Y es que las cosas se están poniendo muy cuesta arriba para la empresa capitaneada por Fernando Abril-Martorell, que se encuentra en pleno proceso de cambio con un nuevo plan estratégico conducido por Boston Consulting con el que pretende alcanzar una generación de caja de 200 millones de euros en 2018.

Indra

Se confirman las fuertes pérdidas

Así, los resultados presentados confirman las cifras que ya adelantó la compañía a principios de julio, con unas pérdidas de 435,7 millones de euros frente al saldo positivo de 60,25 millones de justo un año antes, como consecuencia de una serie de efectos no recurrentes. Estos efectos no recurrentes de 422 millones de euros implican un impacto negativo de 390 millones en el resultado operativo del ejercicio.

Las ventas alcanzaron los 1.409 millones de euros entre enero y junio, lo que supone una caída interanual del 5%, afectadas por la estacionalidad del negocio de elecciones, con fuerte impacto en la primera mitad del año, y que se espera que vaya mitigándose durante el resto del ejercicio. En cuanto al ‘cash flow’ operativo fue negativo en 16 millones de euros, frente a los 119 millones positivos en el primer semestre de 2014 como consecuencia del deterioro del resultado operativo antes de los citados efectos no recurrentes.

Además, la deuda neta ha aumentado, al situarse en 825 millones de euros frente a los 663 millones del cierre de 2014, lo que representa un nivel de apalancamiento de 5,9 veces el EBITDA recurrente de los últimos doce meses. Y más de la mitad del incremento de la deuda corresponde a compañías en España.

1.750 empleados serán despedidos en 2016

La dirección de Indra y la mayoría de la representación legal de los trabajadores de la empresa, han acordado la aplicación de un ERE que suponga la extinción de un máximo de 1.750 puestos de trabajo a 31 de diciembre de 2016. En un comunicado de la sociedad, se indica que este acuerdo está sujeto a la ratificación por parte de los trabajadores, y que con el mismo se pone fin al proceso de negociación de despido colectivo iniciado el pasado 7 de julio. La totalidad de los costos del procedimiento serán asumidos por la Sociedad.

Este acuerdo se enmarca dentro de las acciones presentadas el pasado 8 de julio como parte del Plan Estratégico 2014-2018 y que implica, entre otras medidas, un objetivo de ahorro de costes de 120 millones de euros por reestructuración organizativa principalmente en España y Latinoamérica. La ejecución del plan en Latinoamérica ya se ha iniciado en el segundo trimestre de 2015, mientras que la ejecución del plan en España se concentrará principalmente en el cuarto trimestre, quedando una parte para realizar a lo largo de 2016.

En la actualidad la plantilla de Indra está formada por unos 40.000 trabajadores, y algo más de la mitad desarrolla su trabajo en España. Por su parte, el sindicato CCOO, ha mostrado su satisfacción por cómo ha finalizado la negociación, ya que se reduce el número de afectados por el ERE que en un principio planteaba Indra, de 1.850 despidos.

Javier Monzón, un millón adicional al bolsillo por despido

Javier Monzón, el gran amigo del rey emérito Juan Carlos I entregó el testigo a finales del pasado mes de enero tras más de doce meses de asedio por parte del ministro de Defensa, Pedro Morenés, y de los hombres y mujeres fuertes de Mariano Rajoy.

Su salida se concretó en el Directorio el 29 de enero, después de que el Gobierno urdiese la operación de derribo con el apoyo César Alierta, cuya Telefónica entró en el capital de Indra para apoyar la moción de censura del Ejecutivo. Y, como su despido se le comunicó oficialmente sin los quince días de preaviso a que tiene derecho cualquier empleado, el señor Monzón recibió en compensación 1,01 millones de euros adicionales a su indemnización.

Una cantidad que se suma a los 12,06 millones que recibió por la liquidación de su blindaje. 1,25 millones por no irse a trabajar a la competencia y 11.000 euros en gastos de salud. En total, 14,33 millones al bolsillo.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai-Atos-2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile