Infoweek

Lun, 8 agosto, 2022
Lun, 8 agosto, 2022

Insignia Marketing

Entre 20% a 30% se han incrementado las operaciones de factoring electrónico en Chile

  • Mario Fernández, CEO de Gosocket, señala que las empresas tienen preocupación sobre la confirmación de facturas recibidas, pues según el SII estarían siendo fiscalizadas para comprobar que estén confirmando las facturas de proveedores que declaran como compras en su impuesto mensual.
Gosocket - Mario Fernandez

«La factura electrónica podría ayudar a las empresas chilenas de factoring no bancarias a aumentar su participación de mercado en los próximos años”, señala Mario Fernández, CEO de Gosocket.

Santiago, Chile. 30 julio, 2015. Entre 20% a 30% se incrementaron las operaciones de factoring electrónico en Chile, en el primer semestre de 2015, en relación a igual período del año pasado, señala el CEO de Gosocket, Mario Fernández.

Esto, señala, debido a una serie de factores relacionados con precios, seguridad, transparencia, trazabilidad y menores costos de operación para empresas financieras, así como “un lento, pero sostenido convencimiento de que el camino es digital”.

La industria local de factoring está fuertemente dominada por empresas controladas por bancos, las que manejan el 90%-95% del mercado, aunque la factura electrónica haría más fácil y menos costoso para las empresas de factoring no bancarias competir con dichos actores más grandes controlados por los bancos.

Se espera un cambio grande en la industria y también en aquellas empresas que proveen de facturas y factoring electrónico.

“Está creciendo el interés de entidades financieras de aprovechar las bondades que ofrece la factura electrónica para el factoring en esta plataforma. Por ello, seguimos eficientizando el proceso, haciéndolo cada vez más simple y barato. La factura electrónica podría ayudar a las empresas chilenas de factoring no bancarias a aumentar su participación de mercado en los próximos años”, expresa Mario Fernández.

Un tema clave –dice- es que el proceso de factoring no solo debe impactar de manera superlativa al cedente de la factura que es el proveedor que se financia, “sino también al proceso de negocios del pagador de la factura, su proceso financiero, administrativo y contable; eso es fundamental, pues con ellos se ayuda a captar más proveedores”.

Esta tecnología también representa una oportunidad para los bancos y sus unidades de factoring ya que simplificará y abaratará la oferta de factoring como alternativa de financiamiento a las empresas que ya son sus clientes, en especial a las pymes, agregó. En el caso de los bancos el uso de la factura electrónica en sus operaciones de factoring exige un cambio de mentalidad, enseñando a los clientes PYME los beneficios de su utilización.

Chile ha sido líder en términos de factura electrónica en Latinoamérica desde que la tecnología comenzó a operar en 2003, y donde el gobierno marcó la pauta al introducir el método de facturación en el sector público. Ahora, tiene la posibilidad de ejercer su liderazgo en el factoring electrónico, pero eso dependerá de las acciones que emprendan en los próximos años sus distintos actores, incluida la ACHEF (Asociación Chilena de Factoring).

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai Creta 2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile