Infoweek

Mar, 16 agosto, 2022
Mar, 16 agosto, 2022

Insignia Marketing

Cuentas Nacionales al tercer trimestre afianzan proyección de PIB de 1,8% para 2016

  • Crecimiento para el cuarto trimestre se prevé en 1,9%.

Santiago, Chile. 18 noviembre, 2016. Las Cuentas Nacionales divulgadas en el día de hoy por el Banco Central corrigieron al alza el crecimiento del PIB del primer, segundo y tercer trimestre de 2016, lo que permite prever que 2016 cerrará con una expansión del PIB en torno a 1,8%, levemente por sobre las expectativas de mercado (1,7%) y en línea con las expectativas de la CCS. El crecimiento del primer trimestre fue elevado de 2,2% a 2,3%, el del segundo, de 1,5% a 1,6% y el del tercero, sobre la base de los Imacec preliminares, de 1,5% a 1,6%. Nuestras estimaciones para el último trimestre del año apuntan a un crecimiento algo mayor, de 1,9% en 12 meses, favorecido por el efecto estadístico de bajas bases de comparación interanual.

banco centra lchile - pib

Los resultados de las cuentas muestran algunos elementos sorprendentes en relación al consumo de los hogares y del Gobierno, así como en la inversión, que requieren un análisis cuidadoso. Por de pronto, el crecimiento del PIB de 1,6% del tercer trimestre mantuvo estable la tendencia del trimestre previo, pero básicamente por el efecto positivo que significó la mejoría del sector no minero, que en lugar de caer en -5,4% en 12 meses, se contrajo a un más moderado -0,8%.

En materia de inversión, el tercer trimestre significó retroceder respecto de lo observado en el trimestre anterior. La formación bruta de capital tuvo un deterioro de -1,2% en 12 meses, desluciendo los avances anotados en el segundo trimestre (+3%), debido principalmente a la caída observada en construcción y otras obras, que tiene relación con el fin de los beneficios tributarios a la compraventa de viviendas. Pese a ello, el descenso que finalmente tuvo la inversión fue menor al inicialmente previsto, debido a que el componente maquinaria y equipos presentó un comportamiento levemente mejor a lo esperado.

El consumo de los hogares, en tanto, mostró una trayectoria que se aleja de los patrones habitualmente observados en la fase del ciclo económico por el que atraviesa la economía chilena. El crecimiento observado fue de 2%, en línea con las estimaciones de la CCS, pero con una composición atípica entre durables y no durables. Los primeros aceleraron su ritmo de expansión de 3,1% en el segundo trimestre a 5,4% en el tercero, logrando la cifra más elevada tres años. Por el contrario, el crecimiento de los bienes no durables mantuvo un comportamiento plano, sin crecimiento alguno, defraudando nuestras propias estimaciones que apuntaban a una moderada expansión de 1%.

Los indicadores parciales de consumo indican que el avance en durables se ha producido en forma generalizada, tanto en automóviles como en el resto de la categoría. Ello puede ser atribuido al consumo asociado al boom de compra y venta de viviendas durante los últimos trimestres, como también a la moderación del tipo de cambio, que mejora las condiciones de precios al consumo. También posiblemente ha operado un trasvasije de gasto desde vivienda a gasto en durables.

Por otra parte, el gasto en consumo del Gobierno se moderó respecto del segundo trimestre (6,9% vs 7,5%), aunque nuestras estimaciones apuntaban a un crecimiento muy inferior, atendiendo a los factores presupuestarios a los que debe adecuarse este tipo de gasto. El espacio de crecimiento que resta para el último trimestre del año es bastante reducido, y no descartamos ver cifras de crecimiento negativas o nulas en términos interanuales.

Las exportaciones, por su parte, tuvieron un alza de sólo 0,5% en 12 meses, defraudando nuestras estimaciones preliminares, debido a un débil comportamiento de las exportaciones industriales. Las exportaciones de servicios, aunque moderaron su trayectoria, de 4% a 3,6%, siguen siendo las más dinámicas, conjuntamente con aquellas del sector silvoagropecuario.

La realidad sectorial presenta en general un empeoramiento. La generalidad de los sectores deterioró su crecimiento durante el tercer trimestre, salvo Minería, Pesca y Transporte. En efecto, la Industria profundizó su retroceso a -1,4%, Construcción entró abiertamente en zona negativa, con un -1,4% en 12 meses, Comercio moderó a 3,1% su crecimiento, al igual que Servicios Financieros y Administración Pública.

En resumen, los antecedentes confirman que la trayectoria de la economía continúa en una fase de gran debilidad. El crecimiento de 1,6% logrado en el tercer trimestre se sustenta en gran medida en un crecimiento atípico en bienes durables, un consumo muy elevado en el gasto de Gobierno y una moderación en el ritmo de caída de la minería. Estos elementos han actuado como catalizadores del crecimiento global, pero no contrarrestan el estado de gran debilidad general de la economía.
Estimamos que el rebrote en el consumo de durables debería alinearse al resto del consumo, conforme al sesgo que plantea la masa salarial y en mercado laboral, lo que no permitiría mantener tan elevadas las cifras de consumo del tercer trimestre. Lo mismo con el consumo de Gobierno.

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Microsoft 365
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo

Eventos

agosto 2022
septiembre 2022
octubre 2022
noviembre 2022
¡No hay eventos!
Cargar más
Hyundai-Atos-2022
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile