Infoweek

Mar, 6 diciembre, 2022
Mar, 6 diciembre, 2022

Insignia Marketing

Argentina: lecciones para Chile

Santiago, Chile. 24 noviembre, 2015. La historia Argentina de los últimos cien años es tan peculiar, que comúnmente se dice que hay países desarrollados, países emergentes y Argentina. Un país rico en recursos naturales como pocos en el mundo. Pero no solo eso, como lo señaló Mauricio Macri en su discurso inaugural, los argentinos son grandes emprendedores gracias a la herencia de millones de inmigrantes que cruzaron océanos para buscar una oportunidad en tierras lejanas.

Por sus condiciones geográficas, la capacidad de su gente y su historia, Argentina debería ser una de las principales potencias económicas del mundo, pero está lejos de serlo. El domingo los argentinos parecen haberse hartado de vivir de las glorias del pasado, y decidieron jugarse una opción para retomar el sitial que les corresponde entre las naciones más prósperas del planeta. ¿Qué lecciones nos deja a los chilenos la historia Argentina y la elección de Mauricio Macri como presidente del país transandino?

Jose Ramon Valente

José Ramón Valente, socio y director ejecutivo de Econsult.

Treinta años de estabilidad y crecimiento no garantizan el futuro. Muchas veces escuchamos que el desarrollo que ha tenido Chile en los últimos 30 años, son garantía de que Chile seguirá progresando en el futuro. La tesis sería que los ciudadanos de un país que ha vivido en carne propia un progreso inédito en su historia, no será tan torpe como para cambiar radicalmente su modelo de desarrollo. Argentina tuvo un alto crecimiento entre finales del siglo XIX y principios del siglo veinte que duró por casi 60 años y que los llevó a ser una de las diez naciones más ricas del mundo. Aún así, a partir de mediados del siglo XX, los argentinos cambiaron su modelo de desarrollo, viraron a la izquierda, cerraron su economía al resto del mundo, hicieron crecer el tamaño y la influencia del Estado en todos los ámbitos de la economía y la vida de sus ciudadanos y terminaron con un periodo de decadencia económica que ya lleva cerca de 70 años. El error que cometió Argentina a mediados del siglo XX es muy parecido al que está intentando hacer el gobierno de la Nueva Mayoría en Chile a partir del año pasado. La lección que nos enseña Argentina es que 30 años de gloria, pueden ser seguidos de 30 años de decadencia. Como dijo nuestra presidenta, cada día puede ser peor. En el caso de Argentina, esa decadencia ha durado casi 70 años.

La libertad de expresión y la existencia de propiedad privada son elementos esenciales para el funcionamiento de la democracia. Hasta hace pocos meses, la elección de Mauricio Macri como presidente de Argentina parecía imposible. El que hoy este mismo hombre se haya convertido en presidente electo del país trasandino, nos recuerda que aun en países como Argentina, donde la democracia está dañada y donde el Estado ha intentado comprar las almas de millones de votantes, el cambio es posible. La elección de Macri en Argentina es una prueba más de que la gente es menos ignorante de lo que creen los políticos. Las elecciones de Argentina son un fuerte aliciente para los desesperanzados venezolanos y los esperanzados cubanos. La elección de Macri nos recuerda que mientras el Estado no monopolice el poder económico y exista, aunque sea un grado mínimo de libertad de expresión, la democracia estará viva.

No basta con regalar la plata de los demás. La estrategia política y económica de los Kirchner en Argentina y también de Lula da Silva y Dilma Rouseff en Brasil, ha sido regalar plata a la gente para aliviar las carencias de los más pobres y de paso comprar sus preferencias políticas. Si bien dicha estrategia generó grandes réditos mientras duró la plata dulce del boom de los commodities, la baja popularidad de Dilma y la estrepitosa derrota del kirchnerismo, nos muestra una vez más que el bienestar de la gente en el largo plazo no pasa por quitarle plata a unos para dársela a otros. Los países derrotan la pobreza creando riqueza, no repartiendo la que existe. Esta podría terminar siendo la lección política mas importante para Chile. ¡El crecimiento económico sí importa!

Insignia Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MontBlanc - The Summit Range
Email encriptado basado en Suiza.
Kushki - experiencia de pago

Destacados

emBlue - Todos los canales en un solo lugar

Eventos

¡No hay eventos!
Banner FonoIP - telefonia para teletrabajo
Postgrados UC - Doctorado de Ingeniería y Tecnología UC
Norton 360
ConnectNow
BannerPropertyPartners300-buenas
Hosting Chile